Archivo de la categoría: ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Bebidas y alimentos no saludables

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Estrategias de marketing

sobrepesoBEBIDAS Y ALIMENTOS NO SALUDABLES DIRIGIDAS A NIÑOS Y ADOLESCENTES

Abril 2019

La obesidad infantil constituye en la actualidad uno de los principales problemas de la salud pública a nivel mundial. Los datos obtenidos en 2017 revelan que un 6% de niños la sufren en todo el mundo y en nuestro país las cifras alcanzan al 9,9%. Si nos referimos a los adolescentes, el año 2012 revelaba un 28,6% de jóvenes con exceso de peso.

agua2

La publicidad y la promoción de bebidas y alimentos no saludables, con alto contenido de azúcares, sal y/o grasas mediante los grandes medios de difusión, fueron identificadas como una de las causas relevantes en  la aparición, mantenimiento y expansión de la obesidad.

De esta forma el consumo de los mismos se inicia desde muy temprana edad acompañada por los anuncios televisivos, las propagandas en la vía pública y  las redes sociales.

Los adultos no están exentos de la fascinación por estos productos, contribuyendo a la transferencia generacional de los malos hábitos en la alimentación. De esta forma el niño se acostumbra a encontrar estos envases no solo en los avisos sino también en su casa y los consume del mismo modo que sus padres.

Como se dijo anteriormente, la publicidad es la gran aliada para la difusión de estos productos y las estrategias para que lleguen al público joven se renuevan en forma casi constante.

Una de ellas está constituida en  el diseño de los envases. Las grandes marcas invierten fortunas para incluir en sus etiquetas los dibujos o personajes más populares del momento en la TV o el cine.

agua1

Una estrategia algo más reciente consiste en el auspicio de competencias deportivas que en forma paradójica asocian una actividad generadora de bienestar y de salud con productos que nada tienen que ver y que claramente perjudican a la misma. Más aun cuando la población participante la constituyen niños, adolescentes y jóvenes.

La influencia de la publicidad en la alimentación en esta franja etaria,  favoreciendo el consumo de alimentos y bebidas con altos contenidos de sodio, azúcares y grasas,  ha sido documentada en forma fehaciente y abundante en numerosos estudios a nivel mundial. En todos ellos hay una asociación significativa entre la proporción de niños con obesidad y el número de avisos publicitarios de estos productos por hora en televisión. Del mismo modo, existiría un círculo vicioso: a mayor sedentarismo mayores posibilidades de ver televisión y mayores chances de desarrollar obesidad.

agua7Las categorías de productos más publicitados lo constituyen las bebidas azucaradas y las de bajas calorías que incluyen incrementos importantes en la cantidad de sodio en sus composiciones. Le siguen los cereales para el desayuno, las golosinas, los postres y las llamadas comidas rápidas. Estas publicidades suelen tener mayor frecuencia durante la programación infantil.

Una estrategia más novedosa pero tan perjudicial como las anteriores es la promoción de alimentos que facilitan el llamado “picoteo”. Sustancias de poco volumen, gran contenido calórico, con menor índice de saciedad impidiendo por lo tanto la inclusión en la dieta de opciones saludables.

sobrepeso2

El patrocinio de eventos deportivos es una de las formas de publicidad a la que están expuestos claramente niños y adolescentes. Alcanza los diferentes niveles deportivos, desde torneos escolares hasta nacionales, regionales e internacionales. En ellos no sólo la publicidad de la marca acompaña el desarrollo de los mismos sino que muchas veces el producto  es ofrecido como muestra gratis a los participantes. Se pudo establecer que dicha estrategia obra en muchos chicos como un sentimiento favorable hacia la marca que motiva comprar posteriormente el producto como forma de agradecimiento por apoyar el deporte favorito.

marketing

En nuestro país, por ejemplo, la principal marca de bebidas gaseosas patrocina una competencia intercolegial destinada a estudiantes de escuelas secundarias de 13 a 15 años de edad. Durante los partidos, los/las estudiantes  como refrigerio reciben una botella de gaseosa  o bebida deportiva.  Aún más, durante los recientes Juegos Olímpicos de la Juventud realizados en Buenos Aires en octubre de 2018 se han desplegado publicidades gráficas  tridimensionales distribuyendo la bebida deportiva de dicha compañía, nominada como “hidratador oficial” de dicha competencia.

marketing2

Siguiendo con Argentina, la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud reveló el consumo de bebidas azucaradas en el 46% de los niños menores de 2 años mientras que 1 de cada 2 adolescentes las consumía  2 o más veces al día. Esto ha llevado a nuestro país en constituirse entre los 4  mayores consumidores de bebidas azucaradas a nivel mundial, con un promedio de 133 litros por habitante al año.

El consumo de estas bebidas está fuertemente vinculado  al desarrollo de obesidad en niños y adolescentes, teniendo un riesgo aumentado de sufrir enfermedades derivadas de la misma como la diabetes,  el hígado graso, desórdenes hormonales y problemas ortopédicos. A su vez tienen mayores probabilidades de seguir siendo obesos en la adultez, lo cual incrementa el riesgo de enfermedades metabólicas y cardiovasculares.

agua4

A nivel  internacional y también dentro del ámbito de nuestro país existen normas referidas a la publicidad de alimentos, prohibiendo las que induzcan a comportamientos perjudiciales para la salud.  Sin embargo no apuntan a limitar la exposición de los niños a anuncios de alimentos y bebidas no saludables.

Las organizaciones profesionales, académicas, de defensa de los derechos de los niños, etc. deberían intervenir en forma efectiva en evitar que tales acciones continúen.

La responsabilidad de proteger el derecho a la salud,  en especial de niños y terceros, como las empresas de alimentos, utilizan su posición para influir en los hábitos alimentarios fomentando directa o indirectamente dietas poco saludables que afectan negativamente  la salud de las personas.

Fuentes: Piaggio L. “Bebidas azucaradas y patrocinio de eventos deportivos”. Archivos Argentinos de Pediatría 2019.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Alergia alimentaria

Share on FacebookTweet about this on Twitter

AA2LOS NIÑOS Y LAS ALERGIAS A ALGUNOS ALIMENTOS

Lo que hay que saber

SEPTIEMBRE 2018

Las alergias alimentarias constituyen el resultado de respuestas inmunológicas específicas provocadas por la exposición a las proteínas de un alimento. Dicha reacción surge cuando las mismas son metabolizadas en el intestino, desencadenando el fenómeno alérgico.

Las enfermedades alérgicas afectan a mil millones de personas en el mundo; muestran un crecimiento sostenido en los últimos 60 años y se estima que, en 2050, afectarán a 4 mil millones de personas. Dicho pronóstico se basa en el crecimiento exponencial de dicho fenómeno por lo que muchos investigadores consideran al problema como una epidemia alérgica que la salud pública deberá enfrentar en un futuro cercano.

AA2

A nivel mundial, la prevalencia de alergias alimentarias en niños es 4-8% y, en adultos, 1-4%. El fenómeno más crítico provocado por las mismas es la anafilaxia. La misma es una reacción del organismo que se inicia generalmente en un corto tiempo luego de la ingesta del alimento, llevando a la persona a un estado de shock con altas probabilidades de morir durante el episodio, en caso de no recibir el tratamiento adecuado rápidamente. Si bien la anafilaxia puede ser provocada por otros agentes, los alimentos constituyen su principal causa durante la edad pediátrica.

Existen 8 alimentos responsables del 90% de las alergias alimentarias: leche, huevo, soja, trigo, maní, nueces, pescados y mariscos. Las alergias a las proteínas de la leche de vaca y a las proteínas del huevo son las más frecuentes en lactantes. En adultos, es más habitual la alergia a los mariscos. El maní tiene igual frecuencia en ambos grupos. Las alergias a las proteínas de la leche de vaca, huevo, soja y trigo tienden a ser transitorias; las provocadas por los maníes, nueces, pescados y mariscos, son más persistentes.

AA4

La mayoría de las alergias se desarrollan durante los 2 primeros años de vida, con mayor prevalencia al año (6-8%), período en que el niño toma contacto por primera vez con variados alimentos. Disminuyen progresivamente y permanecen estables alrededor de los 3 años.  Por fortuna muchas alergias alimentarias se van perdiendo o disminuyen en intensidad a lo largo de la vida. La región geográfica y los hábitos dietéticos tienen un rol importante en las diferentes alergias, determinando también la población afectada.

AA7

Como se dijo anteriormente, la alergia alimentaria es una reacción de tipo inmunológica resultante de la interacción de factores genéticos y ambientales.

Son factores de riesgo para desarrollar la alergia una historia familiar de atopía, asma o dermatitis atópica. Los factores ambientales (dieta, tipo de parto, exposición al humo de tabaco y microorganismos) intervendrían ya desde el desarrollo intrauterino y en las primeras etapas de la vida, provocando cambios a nivel inmunológico que podrían aumentar o disminuir el riesgo alérgico.

Cuando las proteínas de los alimentos alcanzan al intestino para ser metabolizadas se enfrentan con el sistema inmunológico. Normalmente de dicha interacción resulta una tolerancia a los componentes de la proteína, no provocándose episodio alérgico alguno. Distinta es la respuesta en los que desarrollan alergia, originándose anticuerpos a dichos alimentos.

AA6

El diagnóstico se basa en la identificación del alimento responsable de la alergia. Más específicamente la proteína que lo integra. Por medio de test dermatológicos realizados por especialistas se presentan distintos alérgenos alimentarios o ambientales, observando si se produce una respuesta alérgica que desde ya deber ser atenuada y controlada por la experiencia y la pericia del facultativo.

El tratamiento de las alergias alimentarias no es otro que la evitación del alérgeno responsable  previniendo de esta forma nuevas reacciones y la consolidación de la alergia.

Otro pilar importante en el tratamiento lo constituye la educación del paciente, la familia y los cuidadores para evitar ingestas accidentales, lograr una dieta nutricionalmente adecuada y reconocer y tratar la anafilaxia en forma precoz.

Los padres o cuidadores deben saber identificar en las etiquetas de los alimentos  los alérgenos responsables como así distintas reacciones cruzadas entre alguno de ellos. Es el caso de las leches (vaca, cabra, oveja), distintos tipos de mariscos, frutos secos (castañas de cajú y pistacho, nuez y pecan), distintas especies de pescados, etc.

AA3

Especial importancia guarda el tema de la contaminación cruzada, o sea  la presencia accidental de ingredientes que posibiliten la presencia de alérgenos en alimentos que no los debieran poseer. Esto puede ocurrir en el procesamiento, líneas de producción o sitios de venta o exposición.

La inmunoterapia se encuentra aún en etapa de desarrollo y podría convertirse en una alternativa válida para el tratamiento de muchos de estos fenómenos.

El pronóstico de las alergias alimentarias es distinto según las características de presentación. Suelen lograr tolerancia espontánea con el transcurso de los años aquellas que se iniciaron en edades tempranas, con síntomas predominantemente gastrointestinales. Especialmente las alergias a la proteína de la leche de vaca, al huevo, soja y trigo.

De modo inverso, no suelen presentar tolerancia manteniéndose sin variantes durante el transcurso de la vida las relacionadas con atopías, asmas o alergias familiares, especialmente maternas. Los que han presentado síntomas graves en los episodios y las motivadas por maní, frutos secos, pescados y mariscos.

Fuente: Comité Nacional de Alergia. Alergia alimentaria en pediatría. Archivos Argentinos de Pediatría. 2018.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

La sal en los alimentos

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Saquemos el salero de la mesa

LA ADICIÓN DE SAL A LAS COMIDASsal1

Junio 2018

El sodio constituye un elemento esencial en la regulación del volumen de sangre que circula por arterias y venas. La atracción osmótica que el mismo ejerce incorpora líquido al torrente sanguíneo pudiendo incrementar, si se consume en exceso, la presión  sobre las paredes del corazón y de los vasos de todo el organismo.

hipertension2La retención de líquidos producida obliga al corazón a trabajar con mayor intensidad, dado que debe vencer en cada latido la resistencia que el volumen incrementado de sangre y plasma le opone. El riñón constituye otro órgano blanco frecuentemente afectado cuando se come con sal en exceso. La filtración de volúmenes y concentraciones de sodio excesivas puede originar daño en el mismo órgano y además, en relación a la vasoconstricción que se                                       origina, incrementar aún más los valores de tensión arterial.

La sal se encuentra en una gran variedad de alimentos naturales, no siendo necesario la adición de la misma por medio del salero en la mesa o la cocina. Sin embargo la costumbre del agregado de sal a toda comida hace que el paladar se acostumbre y requiera su adición a toda comida, incluso antes de probarla.

El consumo en exceso de cloruro de sodio se encuentra relacionado desde hace muchos años con enfermedades cardiovasculares, hipertensión, enfermedades renales y daño en las paredes de arterias y venas, dando generalmente inicio a la formación de placas de ateroesclerosis.  Reducir el consumo de sal ahorraría un número importante de vidas, nuevos casos de enfermedad coronaria,  infartos agudos de miocardio y muertes por todas las causas con mucho menor costo que lo que se gasta en el tratamiento y recuperación de todas ellas. Además, el consumo de sal provoca una mayor eliminación de calcio por la orina y se asocia con la producción de litiasis renal y  osteoporosis. Del mismo modo parece ser un factor etiológico relevante para el cáncer gástrico.

sal3

El sodio corporal procede, casi exclusivamente, de los alimentos. Los naturales o no procesados son, habitualmente, pobres en sodio. Sin embargo, en nuestro medio, la ingesta de sodio supera con creces las recomendaciones saludables. El proceso industrial de la mayoría de los alimentos en la actualidad motiva una ingesta de sal en exceso, generalmente imperceptible dado que todos los conservantes la poseen, incluso en los alimentos dulces o golosinas.

sal2Varios estudios han confirmado que la sal añadida en la mesa, o durante la cocción, tan solo representa el 15% de la ingesta diaria, mientras que el resto corresponde al contenido de sodio de los alimentos (10%) y a la sal incluida en la comida industrializada. (75%). La OMS recomienda rebajar el consumo de sodio a fin de reducir la tensión arterial y el riesgo de enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares (ACV) y cardiopatía coronaria. El ingreso del mismo debería encontrarse por debajo de los 2 g (5 g de sal) al día. Por lo tanto, es razonable pensar que para disminuir el ingreso de sal al organismo se debe reducir la adición de la misma a las comidas y, además, evitar el excesivo consumo de alimentos industrializados.

El agregado de sal a los alimentos ya servidos a la mesa debería evitarse. Es frecuente observar, especialmente en restaurantes, a personas agregando  excesiva sal al plato incluso antes de probarlo.

sal5


El reemplazo de los alimentos procesados por alimentos caseros o naturales reduce la incidencia de las enfermedades que provoca la sal. Las comidas rápidas así como los postrecitos y los dulces industrializados agregan una importante cuota de sal en la dieta, especialmente de niños y jóvenes. Las gaseosas y muchas aguas minerales poseen cantidades de sodio que pueden sorprender y  suman en el total de la sal ingerida diariamente. Un caso particular son las bebidas clasificadas como “dietéticas” o ligth, que contienen sacarina sódica y ciclamato sódico, o las bebidas publicitadas para compensar las pérdidas por sudoración tras la práctica de deporte intenso y que no siempre se consumen
bajo esta circunstancia. El pan de mesa también aporta cantidades importantes de sal.

sal6

El lactante cuando inicia su alimentación semisólida con papillas tiene la oportunidad desde los primeros meses de su vida de comer sin sal y no notar su ausencia. Está acostumbrado desde su nacimiento a su principal alimento: la leche cuyo sabor es dulce. Se debe aprovechar dicha situación para continuar preparando sus comidas sin sal a medida que vaya creciendo y  que las mismas se hagan más variadas y complejas. Agregar sal a los alimentos y colocar el salero sobre la mesa es una costumbre difícil de desarraigar para los adultos que el niño desde pequeño no debería copiar.

sal4

Cocinar sin sal a un niño pequeño brinda la posibilidad también a la familia de iniciar una alimentación libre de sal agregada, aprovechando la oportunidad de cumplir una dieta más saludable para todos, reduciendo el riesgo de enfermedades y el costo en sus tratamientos.

Sería aconsejable que los gobiernos mediante legislaciones controlen el contenido de sal de los alimentos ofrecidos al público. Como ejemplo, las medidas adoptadas hace décadas en Finlandia consiguieron a lo largo de 30 años un descenso del consumo de sal de un 30%. Paralelamente la presión arterial de la población bajó 10 mm Hg y hubo un descenso de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares  del 75-80 %.

Acostumbremos a los niños a no agregar sal a los alimentos servidos. Para ello se debe predicar con el ejemplo. Tratemos de prolongar y mejorar la vida de todos. Comamos con menos sal.

 

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

El desayuno

Share on FacebookTweet about this on Twitter

desayuno3La importancia del desayuno

DESAYUNAR NO ES SÓLO TOMAR LA LECHE

Noviembre 2017

Los nuevos estilos de vida van cambiando hábitos y costumbres. El trabajo fuera de la casa de ambos progenitores cada vez más frecuente, los horarios dispares de cada integrante de la familia y la rapidez con la que se vive en la actualidad hacen que se modifiquen o desaparezcan ciertas costumbres, alguna de ellas saludables. Es el caso del desayuno. El compartir las comidas con toda la familia, por lo menos en el medio urbano, es algo que viene siendo poco frecuente. En contraposición ha crecido la influencia del desayuno dentro del comedor escolar. Sin embargo éste no debería reemplazar a la mesa familiar, ya que corresponde también al hogar la formación de hábitos alimentarios correctos.

Las comidas familiares no solo constituyen un modelo de alimentación, sino que también son un punto de encuentro, con repercusiones que van más allá del ámbito de la salud. Vivir en familia con los padres y desayunar con ellos son factores que se asocian a un mejor hábito de desayuno en los adolescentes.

desayuno2

Los cambios demográficos también han modificado estos hábitos. Los hogares conducidos sólo por una madre o un padre, las familias integradas, las compuestas y los menores al cuidado de otro menor son cada vez más frecuentes. Se agregan a ellas factores económicos como los hogares en situación de pobreza. En todos estos ejemplos la primera comida del día no suele ofrecerse en la casa sino en la escuela.

El desayuno podría definirse como la comida sólida consumida antes de iniciar la jornada laboral o escolar o, durante los fines de semana la realizada antes de las 11:00 h o, simplemente, como la primera comida del día. Su sola mención, sin embargo, no deja entrever la importancia que posee dentro de la dieta total. Nuestra cultura o idiosincrasia hace pensar en el desayuno como una comida generalmente liviana y breve, razonamiento que no se comparte en otras partes del mundo. Su inclusión de manera diaria y regular se ha asociado con mayor rendimiento físico e intelectual. Su aporte calórico nutricional puede ser tal que con la incorporación de alimentos de todos los grupos constituya un aporte energético fundamental de todos los días.

desayuno4

Estudios realizados en nuestro país han encontrado que en escuelas de educación primaria el 55% de los niños ingresa sin haber desayunado en sus hogares. La falta de este hábito se asoció además con aspectos familiares desfavorables, sumándose ausencia de desayuno en los padres y paradójicamente frecuente obesidad del niño. A medida que se interrogan alumnos de mayor edad, en especial los adolescentes, la proporción se incrementa.

desayuno5En Argentina, 1 de cada 10 preescolares presenta obesidad. Aunque es una patologíamultifactorial, los determinantes sociales (bajo nivel socioeconómico) y los estilos de vida (dieta no saludable, no desayunar o desayuno insuficiente o sedentarismo) juegan un papel muy importante, asociándose a obesidad durante la infancia y la adolescencia.

El niño que no desayuna realiza frecuentemente ingestas energéticas no recomendadas entre horas o mayor ingesta calórica en las siguientes comidas del día, con el consiguiente aumento de peso.

Todos estos hallazgos han llevado a que distintas sociedades científicas recomienden realizar el desayuno diariamente como una de las estrategias para evitar la obesidad y la mala alimentación, dado que se encuentra mayor porcentaje de niños obesos que omiten el desayuno en comparación con niños de peso normal, identificando este hábito como factor protector para un adecuado estado nutricional.

desayuno1

Hay también características socioculturales que determinan la presencia del desayuno y la composición de sus alimentos. Por ejemplo, se ha encontrado una relación positiva entre el nivel educativo de los padres, el hábito  del desayuno y la participación en deportes. De forma contraria, las familias que presentan mayores privaciones económicas no tienen garantizada la presencia diaria del desayuno ni su calidad.

Todos los niños y adultos deberían desayunar, entendiéndose como tal la posibilidad de alimentarse en forma variada y saludable, aportando la energía necesaria para la primera mitad del día, compartiendo luego de cada despertar la mesa familiar, más aún cuando los almuerzos en familia son escasos, especialmente durante los días laborables.

Tomar la leche o ingerir el primer alimento del día en la escuela se asocia frecuentemente a trastornos en el rendimiento durante la primera mitad de la jornada.

La falta de desayuno suele provocar en el niño la ingesta de alimentos de baja calidad, con escaso valor nutritivo como golosinas y dulces en los kioscos escolares. La asociación de estos hábitos con el sobrepeso y la obesidad están, como vimos, ampliamente demostrados.

Fuente: Gotthelfa S., Tempesttia P. “Desayuno, estado nutricional y variables socioeconómicas en alumnos de escuelas primarias de Salta” Archivos Argentinos de Pediatría. 2017.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

El consumo de gaseosas

Share on FacebookTweet about this on Twitter


NO TODO VA MEJOR CON LAS GASEOSAS

gaseosas1Las consecuencias del consumo precoz y frecuente

Octubre 2016

Las bebidas gaseosas se consumen en gran cantidad en todo el planeta. Los años y las modas cambian pero la elección de las gaseosas por parte de la gente no se modifica.

Apoyadas por impresionantes campañas publicitarias, el sabor dulce gasificado, ya sea natural o por edulcorantes, hace lo demás. Así, la propaganda ha asociado el consumo de estas bebidas con la vida sana, con el deporte, la belleza, la amistad y el amor. Lo que pocas veces se dice es que en realidad todas estas bebidas son realmente perjudiciales para la salud. Como estrategia de mercado, muchas han cambiado su nombre a aguas saborizadas, agregando de esta forma características “naturales” a la denominación del producto. Sin embargo, los efectos son similares.

gaseosas3

La epidemia de obesidad que alcanza a tantas poblaciones, independientemente de su estrato social, está íntimamente relacionada con las bebidas dulces. Más aún si el consumo comenzó durante los primeros años de edad.

Las bebidas gaseosas tienen grandes cantidades de azúcar refinada (sucrosa y almíbar de maíz de alta fructosa). Estas concentraciones afectan en gran medida la liberación de insulina, la hormona que permite el ingreso de la glucosa a las células. La misma comienza a circular en mayor cantidad y frecuencia en la sangre, iniciando un círculo vicioso de almacenamiento de grasa con incremento de triglicéridos y colesterol.

Una lata de 355 ml contiene aproximadamente 10 cucharitas de té de azúcar y aporta 150 calorías. Su consumo agrega calorías innecesarias para la dieta cotidiana.

gaseosas5

Los “jugos” de fruta artificiales, que resultan de la disolución de polvo en agua, intentan “disfrazar” la cantidad de azúcar ingerida publicitando las cualidades naturales del producto.

Las bebidas dietéticas o lights no escapan a los inconvenientes relatados. Si bien no ingresan azúcares al organismo, la mayoría de ellos cuenta con endulzantes artificiales. Más aún, está demostrado que los mismos, a pesar de no contener azúcar, provocan también descarga de insulina. Por otra parte, este tipo de bebidas incrementan su sabor con el agregado de sodio, en valores muy superiores a las gaseosas tradicionales. De esta forma se agrega otro efecto perjudicial para la salud, favoreciendo el desarrollo de hipertensión arterial.

gaseosas4Lamentablemente es cada vez más frecuente el reemplazo de la leche por jugos artificiales o incluso por gaseosas. Dichas conductas además de ser perjudiciales por el ingreso de calorías sin valor energético provocan que el mayor aporte de calcio desaparezca de la dieta. Por otra parte, la alta concentración de ácido fosfórico que poseen alienta además a la liberación de calcio por los huesos que, finalmente, se elimina por la orina. De esta forma se facilita la aparición de cálculos en los riñones y vías urinarias. Del mismo modo, el efecto perjudicial de estas bebidas sobre el esmalte dental es ampliamente conocido.

Las dietas con altos contenidos de hidratos de carbono, mantenidas en el tiempo, como el caso de las gaseosas, contribuyen al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

gaseosas2Esta consideración es importante dado que siempre se han señalado sólo a las grasas como casi únicas responsables. Desde hace tiempo se sabe que los hidratos de carbono se transforman en grasas, acumulándose en el organismo. El aumento del azúcar en la sangre y el incremento en la secreción de insulina, facilita entonces el desarrollo de obesidad acompañando al llamado síndrome metabólico. Muchos estudios han descubierto que las personas que consumen 1 ó más gaseosas por día, ya sea dietética o no, tienen un 50% más de riesgo de desarrollar en el futuro enfermedades cardíacas, infarto y diabetes.

agua7Uno de los componentes agregados a casi todas las gaseosas es la cafeína. La misma es una droga estimulante adictiva. La adicción a la cafeína sería una de las razones del motivo de su presencia en las bebidas gaseosas más populares  La cafeína además aumenta la excreción de calcio por orina que, junto a una dieta pobre en dicho mineral especialmente en niñas y adolescentes, aumenta el riesgo de sufrir osteoporosis.

El camino saludable para resolver tantos inconvenientes es la ingesta de agua segura. Es difícil evitar que los niños tomen contacto con las gaseosas o productos derivados. Sin embargo debemos procurar que el mismo no se produzca en edades muy precoces y menos aún que genere adicción. Los padres son los modelos de sus hijos, y eso incluye sin lugar a dudas, sus hábitos dietéticos. Si los padres consumen bebidas gaseosas regularmente, esto tendrá una gran influencia sobre los hijos. Inversamente, la presencia desde temprana edad de la botella de agua o de un jugo natural exprimido en la mesa familiar puede actuar a modo de prevención del consumo de gaseosas. Las mismas nunca deberían ser parte de desayunos o meriendas.

agua5

A modo de conclusión podríamos decir que, generalmente los productos comestibles que necesitan de mucha publicidad no siempre suelen ser los más beneficiosos para la salud. Las gaseosas no escapan a esta regla.

Seguí a la Carta del Doctor también enlogo-facebook

Enfermedades transmitidas por los alimentos

Share on FacebookTweet about this on Twitter


suh2MUCHOS MICROBIOS TAMBIÉN VIVEN POR LOS ALIMENTOS


Diciembre 2015
Aproximadamente 582 millones de personas enferman cada año en el mundo por Enfermedades Transmitidas por Alimentos, de las que 351.000 fallecen, según los últimos cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
La prevención consiste en medidas de higiene general, evitando la contaminación cruzada de alimentos crudos y cocidos y la adecuada cocción, almacenamiento y conservación.
Estos cuadros se producen por el consumo de agua o alimentos contaminados con microorganismos tales como bacterias, virus o parásitos, o por sustancias tóxicas que ellos producen.
La contaminación de los alimentos puede iniciarse en cualquier etapa del procesamiento de los mismos, que van desde la producción al consumo pudiendo además deberse a la contaminación ambiental, ya sea del agua, el suelo o el aire.
Podemos distinguir dos categorías de enfermedades transmitidas por los alimentos:

Infecciones alimentarias: producidas por ingestión de alimentos o agua contaminados por los agentes infecciosos que en la luz intestinal pueden multiplicarse o producir toxinas o invadir la pared intestinal y desde allí alcanzar otros aparatos o sistemas.

Intoxicaciones alimentarias: producidas por la ingesta de alimentos portadores de toxinas químicas o biológicas, formadas en tejidos de plantas o animales, o de productos de microorganismos en los alimentos, o por sustancias químicas que se incorporan a ellos de modo accidental, incidental o intencional en cualquier momento desde su producción hasta su consumo

Los síntomas más comunes suelen ser:vomitosmocos3

❖ Vómitos
❖ Dolores abdominales
❖ Diarrea
❖ Fiebre
❖ Pueden presentarse síntomas neurológicos, ojos hinchados, problemas renales, visión doble, etc.

Las complicaciones son variadas más frecuentes en niños, personas inmunocomprometidas por enfermedades crónicas y ancianos. La deshidratación y la infección generalizada, (sepsis), son las principales causas de mortalidad.

Del mismo modo la gravedad variará de acuerdo a la cantidad de bacterias o de toxinas presentes en el alimento y de la cantidad de alimento consumido.

¿Qué gérmenes pueden transportar los alimentos?

Tan variados como las bacterias, virus y parásitos. Entre todos ellos destacamos:

  • El clostridium botoulinum , ampliamente distribuido en la naturaleza, en especial en los suelos , aguas y plantas, cuya toxina produce el botulismo.
  • La escherichia coli con sus distintos tipos, todas productoras de diarreas, destacándose las que por sus toxinas desarrollan el síndrome urémico hemolítico.
  • La salmonella y la shigella, transmitidos por vía fecal de animales y humanos.
  • El estafilococo aureus que llega a los alimentos por infecciones generalmente en piel.
  • El virus de la hepatitis A transmitido por agua, frutas y verduras contaminadas o alimentos no cocidos previamente contaminados.

Entre los parásitos debemos recordar a la hidatidosis, la triquinosis y la brucelosis.

conservacion

 

¿Qué factores favorecen el desarrollo de gérmenes en los alimentos?

  • Disponibilidad de nutrientes: Casi todos los alimentos contienen proteínas, grasas, minerales o azúcar necesarios para el desarrollo de las bacterias. Algunos más que otros, como es el caso de la leche y sus derivados, la carne y sus subproductos, y los huevos.
  • Disponibilidad de agua: Igual que para el hombre el agua es necesaria para la vida de las bacterias, por lo cual la leche, la mayonesa, las cremas y otros productos que tienen una combinación alta de agua y nutrientes, resultan ideales para facilitar la reproducción de las bacterias; en cambio los alimentos secos no la favorecen, como es el caso de los fideos, cereales, huevos, productos deshidratados y otros.
  • Temperatura: Las bacterias se reproducen en una amplia variedad de temperaturas, pero si éstas son similares a las del cuerpo humano, suelen multiplicarse con mayor efectividad. Los alimentos a temperatura ambiente permiten un rápido crecimiento de bacterias y tienen mayor riesgo de producir enfermedades. En general se considera que por debajo de los 5ºC o por arriba de los 60ºC, la reproducción de las bacterias es muy escasa o casi nula.
  • Oxigeno: Casi todas las bacterias necesitan de aire para sobrevivir, pero algunas se reproducen en ambientes sin oxígeno, con lo cual pueden crecer fácilmente en preparaciones que incluyen trozos voluminosos de carnes (una pierna de cerdo, un bloque de jamón, un matambre o un embutido por ejemplo), o alimentos totalmente cubiertos por salsas o aceites en cuyo interior se forma un ambiente sin aire (conservas caseras, arrollados o escabeches por ejemplo)
  • Tiempo: Dadas las condiciones del tipo de alimento, la humedad y la temperatura, algunas bacterias pueden dividirse en dos cada 20 minutos. Si se da el tiempo suficiente, es posible que un pequeño grupo de bacterias se multiplique hasta alcanzar un número significativo, capaz de causar enfermedades. Por esa razón, es esencial que los alimentos de alto riesgo no permanezcan a la temperatura de la zona de peligro, más de 2 horas.

                                         

Young Woman Preparing Noodles --- Image by © Royalty-Free/Corbis

 

¿Cómo prevenir las enfermedades transmitidas por alimentos?

  • Las bacterias se multiplican rápidamente entre 5 ºC y 60 ºC. Para conservar los productos alimenticios fuera de esta “Zona peligrosa”, hay que mantener refrigerados los alimentos que se sirven fríos y calientes los alimentos que se ingieren en esta forma.
  • Almacene los alimentos en el refrigerador entre los 4 y 8 °C ; o en el congelador o freezer a -17.8 °C o menos.
  • No vuelva a congelar comida previamente descongelada. Cocine hasta una temperatura interna alcance 65° o más y sea uniforme en todo el alimento: asados, filetes de carne de vaca, cerdo, cordero y ternera.
  • Las carnes molidas de vaca, cerdo, ternero y cordero, deben alcanzar temperaturas internas de más de 70°C, para que queden eliminados por el calor los gérmenes contaminantes
  • Todas las aves deben alcanzar una temperatura interna mínima adecuada de 73.9 °C.
  • Mantenga los alimentos calientes a una temperatura de 60 °C o más alta.
  • Cuando recaliente los alimentos previamente cocidos, asegúrese de que tanto su superficie como su interior vuelvan a alcanzar las temperaturas seguras.

                                                   lavadodemanos4

Fuente: Enfermedades transmitidas por alimentos. Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. 2015

                                     

Seguridad en la alimentación

Share on FacebookTweet about this on Twitter

COCINAR Y ALIMENTAR CON SEGURIDAD

Abril 2015
Una buena alimentación es fundamental para el correcto crecimiento y desarrollo de nuestros niños. Para ello no sólo es importante la elección y la cocción de los nutrientes. También es fundamental la higiene tanto del que prepara la comida como la de la cocina misma.
Muchas enfermedades se inician por la contaminación de los alimentos dentro del mismo hogar. Hay normas que siempre se deben cumplir cuando alguien prepara comidas, especialmente si los comensales son niños. ¿Se cumplen en nuestros hogares? ¿Se cumplen en el jardín o la escuela?
CUANDO SE TRABAJA EN LA COCINA ES MUY IMPORTANTE LA HIGIENE PERSONAL

HAY QUE:
Lavarse las manos con abundante agua y jabón:

  • Antes de empezar a cocinar
  • Después de ir al baño
  • Después de sonarse la nariz
  • Después de tocar objetos contamionados, (dinero, basura, restos de alimentos, etc.) De nada sirve colocarse guantes si con los mismos se van a tocar por ejemplo comida y dinero, como ocurre lamentablemente en muchos comercios).
  • Luego de usar productos de limpieza, desinfectantes o venenos.
  • Tener las uñas cortas y limpias.
  • No usar anilos, aros ni uñas postizas.
  • Usar el pelo limpio y atado
  • Usar delantal y ropa limpia para cocinar.

Es importante corroborar también en el comedor del jardín o de la escuela si el personal cumple con estas normas.

Evitar tocarse el pelo, la nariz o la boca mientras se esté cocinando, así como toser o estornudar sobre los alimentos para evitar que se contaminen.

                                     seguridad alimentacion4

LA COCINA Y LOS UTENSILLOS SE DEBEN MANTENER LIMPIOS Y EN CONDICIONES ADECUADAS

 

  • Limpiar y desinfectar las mesadas y los utensilios de la cocina con agua potable y detergente o jabón.
  • Lavar los utensilios, (cuchillos, tablas de picar, etc.) después de trabajar con alimentos crudos y antes de utilizarlos para alimentos cocidos.
  • No dejar vajilla o utensilios sucios de un día para otro.
  • Poner la basura y residuos en bolsas plásticas dentro de cestos con tapa, preferentemente a pedal, las que serán retiradas diariamente.
  • Evitar el ingreso de animales o insectos.

                                              seguridad alimentacion2
 

AL TRABAJAR EN LA COCINA SE DEBERÁ SER CUIDADOSO PARA MANTENER LA HIGIENE DE LOS ALIMENTOS

 

Utilizar siempre agua potable. Si no la poseemos o dudamos de su potabilidad se deben colocar 2 gotas de lavandina por litro de agua. Comprobar siempre la fecha de vencimiento del producto.
Utilizar recipientes distintos para trabajar con alimentos crudos y alimentos cocidos.
seguridad alimentacion3

Lavar con agua potable frutas y verduras antes de utilizarlas.
Si la leche no es pasteurizada hay que hervirla antes de utilizarla.
Separar los alimentos crudos de los cocidos y de aquellos que estén listos para ser consumidos.
Lavar los huevos antes de usarlos. Evitar comidas con huevos crudos, como mayonesas caseras. Al cocinarlos la clara y la yema deben estar bien cocidas y firmes.Cocinar muy bien las carnes, no debe haber “jugo” en la carne.
No dejar más de 2 horas, a temperatura ambiente (sin refrigerar), alimentos que ya estén cocidos.

          COCINANDO CON SEGURIDAD ESTAMOS ALIMENTANDO Y PREVINIENDO

¿Y si comemos pollo?

Share on FacebookTweet about this on Twitter


pollo1VENTAJAS Y PROPIEDADES DE LA CARNE DE POLLO

Julio 2014

La carne de pollo es una buena opción para que el niño incorpore alimentos de alto nivel energético no sólo en calidad sino en cantidad. Del mismo modo es una posibilidad para variar el menú e incorporar variantes en la ingestión de carne especialmente a partir del segundo semestre de vida.
Si bien no existen diferencias sustanciales en el contenido de proteínas, grasas o energía provenientes de carnes bovinas, porcinas o aves, la diferencia fundamental entre ellas es la posibilidad que presenta la carne de pollo de poder separar en forma manual o mecánica su grasa corporal. Más del 70% del tejido adiposo de los pollos es de tipo “intermuscular” mientras que en otras carnes dicha proporción corresponde a grasa incorporada a los músculos o intramuscular, de eliminación casi imposible al momento de ser servida, preparada o consumida. Esta característica brinda la posibilidad de poder contar con cortes absolutamente magros, como el caso de la pechuga. Esta parte del pollo es ideal para alimentar al niño, teniendo siempre cuidado de desmenuzar la carne siempre “a mano”. Se aconseja no usar las “procesadoras” dado que es frecuente que entre los dientes de las mismas se filtren pequeños huesitos con el consecuente peligro.

pollo3
La pechuga de pollo requiere generalmente mezclarse con alguna sustancia que le brinde mayor viscosidad para facilitar la ingestión por el pequeño niño. Para ello es necesario servirla como parte de alguna papilla o con queso crema.


pollo2Los pollos que se adquieren en el mercado provienen de establecimientos habilitados por SENASA, garantizando el control de las instalaciones donde se faenan y se procesan. Del mismo modo, dichos pollos cuentan con la posibilidad de seguimiento a lo largo de toda la cadena productiva, desde su origen hasta el consumo.

De acuerdo a las normativas, el pollo refrigerado debe mantenerse a una temperatura de -2º C a 4ª C, con una vida útil de hasta 12 días. A su vez el pollo congelado debe mantenerse a una temperatura de -18ºC con una vida útil de hasta 18 meses.

Hay distintas clases de pollos, los de criadero, también llamados “industriales” son aquellos que fueron criados bajo un sistema de total confinamiento, (galpones), otorgando de esa forma condiciones de alimentación, sanidad, manejo y confort ambiental que permita el mejor aprovechamiento de su carne. Los pollos camperos son los criados mayoritariamente en espacio exterior. Tienen un crecimiento más lento, generalmente son más grandes y de plumaje coloreado. Los hay también ecológicos o biológicos, que reciben una alimentación y crianza especial y certificada. Los pollos “doble pechuga” son fruto de una “hibridación”. Los avances en genética también brindan la posibilidad de entrecruzar distintos tipos de gallos y gallinas para obtener pollos con mayor cantidad de carne. Todos son aptos para el consumo siempre y cuando posean la mencionada certificación del SENASA, clasificados por calidad, (A,B o C), la fecha de vencimiento o período de aptitud de consumo y el número de registro oficial del establecimiento.

¿Y las hormonas en los pollos?
El temor por la utilización de hormonas en la crianza de los pollos surge de una creencia errónea. La misma se encuentra arraigada desde que, aproximadamente por la décadas de 1950 a 1960, se comenzaron a inyectar hormonas femeninas para incrementar de esa forma el crecimiento y finalmente aumentar la producción. Las mismas eran inyectadas en los cuellos de los animales. Hacia fines de los años 50, debido a la ingestión de cuellos de pollo por algunos cocineros de la época se registraron casos de ginecomastia, (desarrollo de glándulas mamarias en hombres). Las fotos ilustraron algunos libros de medicina e incluso algunos periódicos, favoreciendo el crecimiento de la anécdota transformándose en un mito. Desde ya el sistema fue desechado y nunca más usado. Por otra parte su uso fue prohibido en todo el mundo. Actualmente, el mejor rendimiento de los pollos se obtiene por el entrecruzamiento de distintas especies, logrando animales con rápido desarrollo y mayor cantidad de carne.

                              pollo4

Finalmente podemos decir que la carne de pollo constituye un buen aliado en la nutrición de grandes y chicos. En estos últimos cobra importancia por la posibilidad de alimentarlos con proteína animal de alto valor biológico, especialmente a partir del segundo semestre de la vida.

Fuente: Ing. Agr. K. Lemelas, Ing.Agr. M. Schang, Ing. Zootec. A. Asad. Programa Nacional de Actualización Pediátrica. Buenos Aires. 2012

¿Qué le cocino hoy?

Share on FacebookTweet about this on Twitter

cocinarPLATOS RICOS Y PRÁCTICOS PARA LOS BEBÉS 

MAYO 2013

 

A partir de los 6 meses, edad hasta la cual el bebé tomó pecho en forma exclusiva, se inicia la alimentación con semisólidos por medio de papillas. La lactancia materna no se suspende, muy por el contrario continúa mientras se incorporan alimentos y número de comidas
¿Cuántas comidas debe recibir un bebé además del pecho?
A modo orientativo:

Entre los 6 y 7 meses
LECHE MATERNA + 1 comida
Entre los 7 y 8 meses
LECHE MATERNA + 2 comidas

Entre los 9 y 12 meses
LECHE MATERNA + 3 comidas

Durante el 2º año de edad
LECHE MATERNA + 4 comidas

Siempre se debe recordar que, a partir de los 6-7 meses el bebé conoce una nueva forma de comer. En realidad comienza un aprendizaje que, con la ayuda y paciencia de los padres, superará con éxito. Es importante que se elija para su inicio el momento del día donde haya más tiempo para brindarle. Puede ser al mediodía, a la tarde o durante la cena. Es muy frecuente que el papá también quiera estar o presenciar ese momento y es importante poder cumplir su deseo.
Los primeros pasos serán que el bebé conozca a una amiga que lo acompañará durante toda su vida: “la cucharita”. Se debe jugar con ella, que la toque, que se familiarice con su presencia, que la lleve a la boca, que siga con la vista el recorrido de la boca al plato y que escuche el ruido de la cucharita cuando llega al mismo. A veces lleva varios días hasta que la acepte.
Otro paso será la llegada del alimento a la boca del bebé. Hasta ese momento el niño sabe succionar y por lo tanto pretenderá hacer lo mismo con la comida que le llega. Debido a ello es frecuente que las primeros bocados sean expulsados de la boca por la protusión de la lengua. Con la paciencia de todos el bebé en forma progresiva aprenderá a comer. El hecho que mucha comida pueda caer también le sirve al niño. Es frecuente verlos siguiendo con su mirada el recorrido de la comida desde su mesita hasta el piso. El bebé entonces se familiariza con el espacio y su entorno.
Se debe permitir tocar a los alimentos, mientras no estén calientes, especialmente si se incorporan en forma reciente. Se deben respetar sus texturas, a pesar de presentarse pisadas o trituradas. El niño debe distinguir los distintos gustos, comenzar a reconocerlos y disfrutarlos.
Se tratará de presentar los nuevos alimentos de a uno por comida para que el niño se acostumbre progresivamente al nuevo sabor.

¿Qué alimentos?

Cereales: en papillas de harinas o sémolas de maíz, (polenta, maizena), trigo, arroz, quínoa, avena, cebada, cereales precocidos.
Alrededor de los 9 meses ya come fideos, pan, galletas, arroz. Para hacer más nutritivos los platos se les puede agregar leche entera.

Carnes: vaca, cordero, conejo, pollo y otras aves. Hígado, menudos. Todo bien cocido. No debe nunca haber jugo. El pescado se incorpora progresivamente a partir del año.

Verduras: Purés de zapallo, zanahoria, papa, batata, mandioca o harina de tapioca. Se les agrega aceite, manteca o caldo.

Huevos: Duros, bien cocidos. Comenzar con la yema y a partir de los 11 meses agregar la clara.

Frutas: El mejor postre. Siempre bien maduras y lavadas con agua potable o agua hervida o agua con lavandina. Preferentemente ofrecer frutas de estación y de cultivos cercanos ya que son las más frescas y por otra parte más baratas.

Leche: Para preparar alimentos se puede utilizar la misma leche materna o leche entera.

Quesos blandos: Tipo Mendicrim o Casancrem.

Bebidas: agua potable.

Young Woman Preparing Noodles --- Image by © Royalty-Free/Corbis

ALGUNOS PLATOS PARA PREPARAR AL BEBÉ DURANTE EL PRIMER AÑO:

Papilla de carne, papa y zapallo: Una cucharada sopera colmada de hígado o carnes cocidas (trituradas, ralladas, desmenuzadas), una papa chica, una tacita o 1/4 de taza de zapallo, 2 cucharaditas de aceite.
Papilla de leche y cereal: Una taza mediana de leche, 2 1/2 cucharadas soperas de cereal precocido o sémola o polenta o arroz o avena. (cocinar en la leche).
Papilla de polenta y carne: Una cucharada sopera colmada de carne cocida, (triturada, rallada, desmenuzada), 3/4 de tacita de polenta cocinada, una cucharadita de aceite. Para que sea más nutritiva, la polenta se puede cocinar con leche.
Pastel de zapallo y carne: 2 cucharadas soperas de carne bien cocida. Una taza de zapallo. Una cucharadita de aceite.
Fideos con carne: 1/2 tacita de fideos o cereal (sémola, polenta, avena o arroz), 2 cucharadas soperas de carne bien cocida. Una cucharadita de aceite.
Papilla con leche: Una vainilla o 2 cucharadas al ras de cereal. 1/2 taza de leche.
Budín de vegetales y carne: 2 cucharadas soperas de carne bien cocida, una taza de vegetales (papa, batata, zapallo), una cucharadita de aceite.
Guiso de arroz y carne: 2 cucharadas soperas de carne bien cocida, 1/2 tacita de arroz, 1/2 taza de vegetales verdes (acelga, zapallitos, berenjenas), una cucharadita de aceite.

 

Agua que has de beber

Share on FacebookTweet about this on Twitter

agua5LOS CHICOS Y LA SED

Diciembre 2012

 

– ¿Qué toma su hijo cuando tiene sed?.

La respuesta generalmente no incluye al agua pura. La mayoría de los niños toman jugos comprados, los que se preparan a base de granulados o polvos, gaseosas, etc. Generalmente no tiene sed – dicen algunos padres, pero igual toman el mismo tipo de bebidas, incluso como acompañante de las comidas.

agua7Muchas veces se ofrece este tipo de bebidas entendiendo en forma equivocada que las mismas pueden ser útiles y beneficiosas dado que se las publicita por el contenido de vitaminas y minerales o, simplemente, porque los reconforta observar el entusiasmo que manifiestan al tomarlas.

EMPECEMOS A CAMIBAR LO DULCE POR LO SANO

Si un niño sano rechaza tomar agua pura, simplemente es porque no tiene sed. Cuando el organismo requiere agua, la misma siempre es aceptada. Es importante instalar el hábito de beber agua fresca.
Los niños dicen que tomar agua no les gusta cuando tienen la opción de tomar otras bebidas dulces de elaboración industrial.
Los chicos conocen estas bebidas y las piden desde muy pequeños porque los adultos se las ofrecen o los inducen a tomarlas. También por imitación de su entorno familiar o por presión publicitaria.
agua2Los azúcares que contienen se consideran calorías “vacías”. Pueden dar sensación de saciedad provocando luego el rechazo de alimentos de mejor calidad e imprescindibles para el crecimiento y el desarrollo.
Las bebidas dietéticas o light suelen tener azúcares en cantidades reducidas o compuestos químicos que los reemplazan, manteniendo el hábito de consumo de bebidas industriales.
Muchos niños desarrollan verdaderas adicciones a bebidas gaseosas, principalmente cuando el hábito a consumirlas se inicia a edades muy tempranas, por lo que es muy desaconsejable ofrecerlas a niños menores de un año.
Un capitúlo a parte lo merecen las bebidas conteniendo soja o sus derivados. Las mismas son promocionadas por sus cualidades nutricionales. Tales caracterísiticas no existen. Más aún, dan mayor sensación de saciedad, no aportan los nutrientes necesarios y son más cariogénicas que las gaseosas tradicionales.

agua1¿CUÁLES SON LOS INCONVENIENTES DE OFRECER JUGOS INDUSTRIALIZADOS O GASEOSAS?

Más de 3 vasos diarios, a veces puede convertirse en una fuente de trastornos para la salud ya que pueden favorecer la aparición de enfermedades o patologías.

Mayor riesgo de sufrir caries y erosión dental.
Trastornos nutricionales, como obesidad o bajo peso.
Alteración de la progresión de la talla*, (menor altura que la determinada por su potencial genético).
Diarrea
Dolores abdominales.
Gastritis
Trastornos en la absorción de calcio
Irritabilidad, trastornos de la conducta e insomnio.
Urticaria y alergias
Pérdidas o escurrimiento de materia fecal, (ropa interior sucia).

El consumo en exceso también puede perturbar hábitos saludables ocasionando:

Rechazo o disminución de la ingesta necesaria de leche al ser reemplazada por estas bebidas.
Falta de apetito: Las calorías que contienen interfieren y dan una falsa idea de saciedad.

Las bebidas industriales, además suelen contener una variedad de aditivos (colorantes, acidulantes, aromatizantes, conservantes, espesantes, antioxidantes, estabilizantes, etc.) que, si bien están permitidos, no son recomendables para los niños pequeños.

LO MÁS IMPORTANTE A LA HORA DE BEBER:

Ofrecer pecho exclusivo los primeros 6 meses de vida.
Con el inicio de las papillas, a partir del sexto mes y sin abandonar el pecho, ofrecer agua segura en un vaso o con cucharita.
Reforzar y sostener el hábito de beber agua para la sed en los primeros años de vida.
Si se ofrece jugo de frutas u hortalizas es conveniente exprimirlo en casa, con un cuidadoso lavado previo. Mejor aún es ofrecer la fruta entera más o menos cortada o triturada según la edad.

AGUA SEGURA:

agua3Dada la contaminación del planeta es difícil tener acceso al “agua pura”. Debido a ello se usa el término de “agua segura” para denominar a aquella que no contiene bacterias peligrosas, metales tóxicos disueltos o productos químicos dañinos a la salud, lo que la hace justamente “segura” para beber.

El agua corriente de suministro domiciliario es segura siempre y cuando la red que la conduce se mantenga intacta y en buenas condiciones. Debido a ello, generalmente se aconseja la utilización de agua mineral de marca reconocida y con envases inviolables.

El agua extraída de pozo nunca es segura. Requiere siempre el hervido y la cloración respectiva para eliminar los microorganismos peligrosos para la salud. Del mismo modo requiere un análisis químico previo para valorar la concentración de productos químicos contenidos en ella y que pueden ser también dañinos.

agua6

Fuente: Comité de Pediatría General Ambulatoria. Comité de Nutrición. Sociedad Argentina de Pediatría.