Vacuna antigripal 2015

Share on FacebookTweet about this on Twitter


antigripal20154Otro año, otro desafío.

¿HAY ALGO NUEVO EN LA VACUNA 2015?

Mayo 2015

El Ministerio de Salud de la República Argentina incorporó en el año 2011 la vacuna antigripal al Calendario Nacional de Vacunación, con el propósito de disminuir la internación, complicaciones, secuelas y mortalidad en la población en riesgo en Argentina.
Se sabe que las epidemias de gripe se reiteran anualmente. Los distintos tipos de virus que la producen mutan en forma casi constante y obligan a desarrollar nuevas vacunas o agregar nuevos componenetes para que sean útiles en la prevención.
Hay 2 virus principales que producen gripe en el ser humano: el virus influenza A y el B. Cada uno de ellos con distintos subtipos y sus correspondientes mutaciones que suelen producir epidemias en distintas partes del mundo, como la recordada durante el año 2009 en nuestro país.
La enfermedad es causa de hospitalización y muerte, sobre todo en los grupos que tienen alto riesgo de sufrir las complicaciones (niños pequeños, embarazadas, ancianos y enfermos crónicos). Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, las epidemias causan cada año 3 a 5 millones de casos de enfermedad grave y unas 250.000 a 500.000 muertes. En los países industrializados, la mayoría de las muertes asociadas a la gripe se produce en mayores de 65 años.
La enfermedad es fundamentalmente respiratoria, con mayor riesgo de hospitalización, complicación y muerte en los grupos de alto riesgo. Entre las complicaciones más frecuentes se encuentran: neumonitis, neumonía bacteriana y descompensación de enfermedades crónicas cardiovasculares, respiratorias y/o metabólicas.

                                      antigripal20155

Dadas estas circunstancias, la vacuna antigripal constituye una herramienta de suma actualidad para prevenir la enfermedad y además disminuir la circulación del virus en la comunidad, especialmente en época invernal.

¿Cómo se contagia la gripe?
El virus de la gripe, se transmite de una persona a otra mediante macro y microgotas provenientes de la vía respiratoria a través de la tos, el estornudo o simplemente cuando se habla. El período de incubación es aproximadamente de 3 días pero hay también casos de rápida aparición de síntomas luego de algunas horas del contagio.
A parte de la vacuna, hay medidas higiénicas que contribuyen a disminuir el contagio. Entre ellas el lavado de manos y medidas de control cuando se estornuda o se tose, evitando alcanzar a otra persona con las secreciones emitidas.

Los virus de la gripe nos visitan durante todo el año. Si bien hay más enfermos durante la época invernal se han aislado en muestras de pacientes desde enero hasta noviembre en el transcurso de 2014. No obstante ello, el “famoso” virus A N1H1 fue aislado sólo en el forma esporádica en el último año. Más importante fue la presencia del virus de la gripe estacional, también un virus A pero H3N2. No obstante, de todos los virus aislados durante el mismo período, predominó en forma sobresaliente el sincicial respiratorio, que contagiando al lactante o al niño pequeño produce la bronquiolitis. También se detectaron casos de gripe provocados por el virus B.

El virus es susceptible al tratamiento con drogas antivirales específicas, tales como el oseltamivir y el zanamivir, especialmente cuando estas drogas se administran dentro de las primeras cuarenta y ocho horas de comenzados los síntomas de la enfermedad.

Hay virus que producen gripe pero no son prevenidas por las vacunas. Es el caso del sincicial respiratorio ya comentado, los virus de la llamada parinfluenza y los adenovirus. Todos causantes de cuadros gripales y con posibilidad de producir complicaciones generalmente respiratorias.

           Las vacunas antigripales han demostrado ser seguras y efectivas.

La seguridad está dada por la muy baja ocurrencia de eventos no deseados en las personas vacunadas, habiéndose informado durante 2014 la aparición de aproximadamente 2 sucesos cada 100000 aplicaciones, de los cuales la inmensa mayoría son leves: fiebre, dolor o tumefacción en el sitio de la inyección.

                                        antigripal20152

¿QUIÉNES DEBEN VACUNARSE CONTRA LA GRIPE DURANTE ESTE AÑO?
La vacuna es obligatoria y gratuita en hospitales y Centros de Salud para los grupos etarios más susceptibles o con más facilidad para presentar complicaciones. Son los mismos que fueron definidos durante las campañas de los años anteriores. La excepción la constituye este año las puérperas que sólo serán cubiertas en forma obligatoria durante los primeros diez días luego del parto. Las embarazadas también deben vacunarse y lo podrán hacer en cualquier semana del embarazo.

POBLACIÓN QUE DEBE VACUNARSE EN FORMA OBLIGATORIA:

1) TRABAJADORES DE SALUD

2) EMBARAZADAS en cualquier trimestre de la gestación.

3) PUÉRPERAS: hasta el egreso de la maternidad (máximo 10 días) que no hubieran recibido la vacuna durante el embarazo.

4) NIÑOS DE 6 MESES A 24 MESES
Las personas con indicación de vacunación antigripal incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación no necesitarán orden médica (personal de salud, niños de 6 a 24 meses, embarazadas y puérperas).

5) NIÑOS A PARTIR DE LOS 25 MESES Y ADULTOS HASTA LOS 64 AÑOS DE EDAD PERTENECIENTES A ALGUNO DE LOS SIGUIENTES GRUPOS DE RIESGO:

Grupo 1: Enfermedades respiratorias:
a) Enfermedad respiratoria crónica (hernia diafragmática, EPOC, enfisema congénito, displasia broncopulmonar, traqueostomizados crónicos, bonquiectasias, fibrosis quística, etc).
b) Asma moderado y grave

Grupo 2: Enfermedades cardiacas:
a) Insuficiencia cardiaca, enfermedad coronaria, reemplazo valvular, valvulopatía
b) Cardiopatías congénitas.

Grupo 3: Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas (no leucemias ni linformas)
a) Infección por VIH.
b) Utilización de medicación inmunosupresora o corticoides a altas dosis c) Inmunodeficiencia congénita.
d) Asplenia (ausencia de bazo) funcional o anatómica (incluida anemia depranocítica).
e) Desnutrición severa.

Grupo 4: Pacientes oncohematológicos y trasplantados
a) Tumor de órgano sólido en tratamiento.
b) Leucemias o linfomas hasta seis meses posteriores a la remisión completa.
c) Transplantados.

Grupo 5: Otros
a) Obesos mórbidos (con IMC mayor a 40).
b) Diabéticos.
c) Insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes 6 meses.
d) Retraso madurativo severo en menores de 18 años de vida.
e) Síndromes genéticos, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves.
f) Tratamiento crónico con ácido acetil salicílico en menores de 18 años.
g) Convivientes o contactos estrechos de enfermos oncohematológicos
h) Convivientes de prematuros menores de 1.500 g.

Grupo 5: Pacientes desde 65 años de edad

Los únicos pacientes que requerirán orden médica para recibir vacuna antigripal son los niños a partir de los 25meses y adultos menores de 65 años que se encuentren en los grupos previamente definidos.

antigripal20135

 

POBLACIÓN DOSIS DE VACUNA
Trabajadores de la salud Una dosis de 0.5 ml
Embarazadas Una dosis de 0.5 ml en cualquier momento de la gestación
Puérperas hasta 10 días después del parto Una dosis de 0.5 ml hasta 10 días después del parto cuando no hayan sido vacunadas durante la gestación.
Niñas y niños entre 6 meses y 24 meses de vida Dos dosis de 0.25 ml de vacuna antigripal separadas por, al menos, 4 semanas, independientemente de los factores de riesgo.
Los menores de 24 meses que hubieran recibido vacuna antigripal anteriormente, deberán recibir sólo una dosis.
Niños y niñas mayores
de 36 meses a 8 años
inclusive, con factores
de riesgo
Dos dosis de 0.25 ml de vacuna antigripal separadas por al menos 4 semanas, si es la primera vez que reciben vacuna antigripal.
Los niños entre 25 a 35 meses que hubieran recibido vacuna antigripal años previos, deberán recibir sólo una dosis.
Niños y adultos de 9
años a 64 años inclusive
con factores de riesgo
Una dosis de 0.5 ml de vacuna antigripal.
Adultos mayores o igual
de 65 años de edad
Una dosis de 0.5 ml de vacuna antigripal

                                       antigripal20134 


¿Contra qué clase de virus brinda protección la vacuna?

Dada la mutación de los virus, las vacunas deben actualizarse contra los últimos virus hallados en las secreciones de enfermos por gripe durante el último invierno. Cada año la Organización Mundial de la Salud (OMS), evalúa todas las cepas de los virus gripal que circulan en el hemisferio norte y en el hemisferio sur, los que son enviados por los países que forman parte de la Red Global de Vigilancia de Influenza. La OMS efectúa entonces una estimación sobre cuáles pueden ser las cepas del virus cuya circulación predomine en la temporada siguiente y define la recomendación de las tres cepas del virus de la gripe que contendrá la vacuna para el año próximo.
La recomendación de la OMS para el hemisferio sur es emitida en septiembre y para el hemisferio norte en febrero. La actualización periódica de las cepas incluidas en las vacunas antigripales es necesaria para que estas sean eficaces, teniendo en cuenta la evolución y pequeñas mutaciones constantes de los virus Influenza.
La recomendación emitida en septiembre de 2014 para todo el hemisferio sur, determinó un cambio en dos de las tres cepas correspondientes a Influenza A H3N2 e Influenza B, y mantiene la cepa Influenza A H1N1, incluida en la composición de las vacunas después de la pandemia de 2009.

                                    antigripal20133

 Fuente: Ministerio de Salud de la Nación. 2015