Previniendo intoxicaciones

Share on FacebookTweet about this on Twitter

POLVOS PARA LAVAR, DETERGENTES Y SUAVIZANTES

Siempre lejos de los chicosdetergentes1

Septiembre 2019

Los productos de limpieza suelen ser de uso corriente en todo hogar. Detergentes para lavar ropa, vajilla, suavizantes, etc. son usados a diario. El hecho de no tratarse de insecticidas ni de venenos reconocidos hace que generalmente no se tengan los recaudos necesarios para mantenerlos fuera del alcance de los niños. El uso diario y frecuente de los mismos suele hacer difícil el adecuado almacenamiento de estos productos.

A partir de los 2 años de vida es frecuente que los niños copien actividades que observan en sus hogares, Una de ellas es el uso de estos productos cuando se encuentran sin el cuidado de un adulto. En estos casos el lavado de algún juguete o muñeco suele ser frecuente y generalmente todo termina con un gran “enchastre” una vez que los padres advierten la situación.

detergente7Otro escenario frecuente lo constituye la ingestión de estos productos por niños pequeños. Los colores llamativos de los mismos suelen despertar curiosidad  y muchas veces la semejanza con un biberón hace el resto.  El sabor desagradable de estas sustancias motiva que el niño abandone rápidamente su ingestión. No obstante es frecuente la consulta en las guardias de pequeños con restos de estos productos en la boca.

Afortunadamente, estas sustancias tensioactivas tienen escasa o nula toxicidad, salvo algunos detergentes para máquinas lavavajillas que, por su contenido en soda cáustica, pueden comprometer la mucosa digestiva y respiratoria. Lo mismo puede ocurrir con algunos suavizantes concentrados de ropa, que pueden comportarse a altas concentraciones como cáusticos ácidos.

detergentes6Salvo las excepciones recientemente comentadas, los signos y síntomas que producen estas sustancias por su manipulación o ingestión son de tipo local. Sin embargo pueden provocar irritaciones severas a nivel de los ojos, boca y nariz. Así las conjuntivitis, las estomatitis (inflamación de la boca) y la irritación de la piel son frecuentes afecciones que deben recibir tratamiento adecuado.

Cuando estos productos son ingeridos la sintomatología se reduce a picor bucal, náuseas, vómitos y diarrea secundarios a irritación digestiva. Sin embargo en todos los casos la consulta a alguna guardia debe ser primordial, dado que algunas sustancias, como las comentadas arriba, suelen ser cáusticos provocando lesiones mucho más severas.

detergentes2Frente a la ingestión, estos productos afortunadamente poseen poca absorción intestinal siendo excepcional la manifestación de síntomas generales. Algunas veces, la inhalación del polvo para lavar o la misma espuma originada pueden favorecer la aparición de laringitis o espasmos bronquiales que requieren tratamiento específico y adecuado.

Un capítulo  aparte lo constituye la manipulación de sustancias de uso habitual en el hogar para ser utilizadas como juego en fiestas o con fines pedagógicos en jardines o escuelas. En estos casos la mezcla de algunos productos puede potenciar la irritación local que producen por separado. Del mismo modo su inhalación y la probable absorción por la piel pueden de esta forma ser exacerbadas. Las masas caseras para juego y los enchastres que pueden animar fiestas o cumpleaños deben utilizar sustancias específicas para dicha actividad y de probada inocuidad. El denominado “Slime casero” es un ejemplo de ello.

detergentes4

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *