Archivo de la categoría: 2018 – 2019

Sífilis

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Una vieja enfermedad que está de vuelta

SÍFILIS: CADA VEZ MÁS INFECTADOSsifilis7

Septiembre 2019

La sífilis es una enfermedad infectocontagiosa de transmisión sexual. De nutridos y vastos antecedentes en la historia de la humanidad y habiendo sido casi vencida desde la llegada de los antibióticos, vuelve nuevamente a ocupar un lugar importante en nuestros días, dada la frecuencia de su diagnóstico en todos  los centros asistenciales de nuestro país y de muchas partes del mundo.

La lúes, nombre con el cual también se la denomina, es provocada por una bacteria que a principios del siglo XX fue identificada con el nombre de “Treponema Pallidum”. Dicho microorganismo se contagia de una persona enferma a otra a través de las relaciones sexuales, toda vez que secreciones y sangre se ponen en contacto, permitiendo el ingreso del germen y de esa forma reproducir la enfermedad.

sifilis2El primer signo de la enfermedad lo constituye el denominado “chancro” sifilítico. El mismo no es más que una especie de llaga que señala el lugar de ingreso del treponema. En el hombre suele aparecer sobre el glande, (la cabeza del pene). Aparece aproximadamente a las 2 o 3 semanas del contacto sexual. En las mujeres la misma lesión no suele observarse a simple vista dado que afecta generalmente la vulva o la vagina. Otras localizaciones en ambos sexos pueden aparecer en la boca o en el ano, en sifilis5función especialmente del tipo de relación sexual.  Estas lesiones indoloras y de curación espontánea suelen retrasar la consulta, más aún en la mujer que no observa en forma directa el denominado chancro. Sin embargo dicho período es el de máximo contagio por vía sexual. El microbio se encuentra en la sangre y en secreciones pudiendo fácilmente pasar de la persona infectada a otra que       hasta el momento del contacto sexual se hallaba sana.

Esta etapa además se acompaña de aumento del tamaño de ganglios del cuello, amígdalas y de los cercanos a los genitales sin presentar dolor.

Luego de un par de meses del contagio la enfermedad deja de ser silenciosa.  Suelen aparecer signos y síntomas inespecíficos como la caída del cabello, cefaleas, irritación ocular frecuente, llagas en la boca, etc. Es en este período donde aparece una erupción en piel que afecta especialmente al  tórax y  palma de manos. Son manchitas rosadas de escaso relieve que generalmente no provocan prurito. Durante esta etapa, denominada también secundaria, la persona afectada continúa contagiando a sus contactos.

sifilis4sifilis3

Después de este período que puede prolongarse durante semanas o meses la enfermedad pasa a un relativo silencio. El microbio se encuentra en el organismo y continúa contagiando por un tiempo variable. Sin embargo, luego de meses o años la sífilis comienza a provocar daños irreversibles en el ser humano. Si bien el poder de contagio disminuye aparecen signos de afección en varios órganos del cuerpo.  Corazón, cerebro y médula espinal son los más lesionados provocando discapacidad y mortalidad importante.

La sífilis se transmite también de madre a feto, dado que el treponema atraviesa la placenta.

La enfermedad produce variada sintomatología en el nuevo ser. Desde abortos, niños pequeños, prematurez extrema, mal formaciones, sordera, ceguera y afecciones en huesos.

sifiis6

En embarazos no controlados las madres suelen llegar al momento del parto desconociendo la afección que padecen, siendo generalmente tarde para que la medicación antibiótica evite las lesiones de la enfermedad en el bebé.

La reacción de VDRL que se realiza a través de la extracción de sangre es el método más eficaz para la detección de la enfermedad a toda edad. Del mismo modo permite mediante su cuantificación evaluar la evolución de esta patología.

sifilis8

El tratamiento específico es la Penicilina que cura la enfermedad tanto en el adulto como en el feto, siempre y cuando no se hayan producido malformaciones o afecciones irreversibles.

sifiis9Siendo relativamente simple el tratamiento  es difícil comprender el auge de la misma en estos tiempos. Los casos en nuestro país se han cuadruplicado en los últimos 4 años, incremento observado también en el resto del mundo. Mientras los datos epidemiológicos muestran una reducción o estabilización en los nuevos casos de VIH, las otras infecciones de transmisión sexual (ITS) como es el caso de la sífilis no dejan de crecer. Probablemente se hayan relajado las medidas de prevención en relación al VIH, especialmente en lo referido al uso del preservativo y a la transformación progresiva del mismo en una enfermedad crónica gracias a los avances de las drogas retrovirales.

Las enfermedades de transmisión sexual no suelen respetar edades ni estratos sociales en nuestro país ni  en el resto del mundo. Nadie se encuentra a salvo si no se toman medidas de protección adecuadas.

Se cree que por cada caso de de sífilis diagnosticado hay más de 10 contactos que se encuentran enfermos y no lo saben, favoreciendo su diseminación en cada acto sexual sin protección. La variedad en los tipos de relaciones, las parejas inestables ya sean homo o heterosexuales requieren relanzar estrategias para la prevención de este tipo de enfermedades. El preservativo continúa siendo el único método para evitar la infección al que se debe agregar el campo de látex para las relaciones por vía oral.

sifilis1

Toda mujer embarazada debe estudiarse por medio de la reacción de VDRL en sangre. En caso de ser positiva el tratamiento con Penicilina no se debe hacer esperar, mejor cuanto más precoz se inicie. El recién nacido de madre con sífilis requiere un control estricto de su estado general y en caso de presentar VDRL positiva, superando incluso los valores de la madre, deberá recibir tratamiento también con Penicilina.

sifilis10

El tratamiento de los contactos es fundamental para evitar la diseminación de la enfermedad o incluso la reinfección de la pareja. Se deben reforzar las estrategias de prevención que impulsen en forma adecuada el uso del preservativo y demás campos de látex.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

 

Previniendo intoxicaciones

Share on FacebookTweet about this on Twitter

POLVOS PARA LAVAR, DETERGENTES Y SUAVIZANTES

Siempre lejos de los chicosdetergentes1

Septiembre 2019

Los productos de limpieza suelen ser de uso corriente en todo hogar. Detergentes para lavar ropa, vajilla, suavizantes, etc. son usados a diario. El hecho de no tratarse de insecticidas ni de venenos reconocidos hace que generalmente no se tengan los recaudos necesarios para mantenerlos fuera del alcance de los niños. El uso diario y frecuente de los mismos suele hacer difícil el adecuado almacenamiento de estos productos.

A partir de los 2 años de vida es frecuente que los niños copien actividades que observan en sus hogares, Una de ellas es el uso de estos productos cuando se encuentran sin el cuidado de un adulto. En estos casos el lavado de algún juguete o muñeco suele ser frecuente y generalmente todo termina con un gran “enchastre” una vez que los padres advierten la situación.

detergente7Otro escenario frecuente lo constituye la ingestión de estos productos por niños pequeños. Los colores llamativos de los mismos suelen despertar curiosidad  y muchas veces la semejanza con un biberón hace el resto.  El sabor desagradable de estas sustancias motiva que el niño abandone rápidamente su ingestión. No obstante es frecuente la consulta en las guardias de pequeños con restos de estos productos en la boca.

Afortunadamente, estas sustancias tensioactivas tienen escasa o nula toxicidad, salvo algunos detergentes para máquinas lavavajillas que, por su contenido en soda cáustica, pueden comprometer la mucosa digestiva y respiratoria. Lo mismo puede ocurrir con algunos suavizantes concentrados de ropa, que pueden comportarse a altas concentraciones como cáusticos ácidos.

detergentes6Salvo las excepciones recientemente comentadas, los signos y síntomas que producen estas sustancias por su manipulación o ingestión son de tipo local. Sin embargo pueden provocar irritaciones severas a nivel de los ojos, boca y nariz. Así las conjuntivitis, las estomatitis (inflamación de la boca) y la irritación de la piel son frecuentes afecciones que deben recibir tratamiento adecuado.

Cuando estos productos son ingeridos la sintomatología se reduce a picor bucal, náuseas, vómitos y diarrea secundarios a irritación digestiva. Sin embargo en todos los casos la consulta a alguna guardia debe ser primordial, dado que algunas sustancias, como las comentadas arriba, suelen ser cáusticos provocando lesiones mucho más severas.

detergentes2Frente a la ingestión, estos productos afortunadamente poseen poca absorción intestinal siendo excepcional la manifestación de síntomas generales. Algunas veces, la inhalación del polvo para lavar o la misma espuma originada pueden favorecer la aparición de laringitis o espasmos bronquiales que requieren tratamiento específico y adecuado.

Un capítulo  aparte lo constituye la manipulación de sustancias de uso habitual en el hogar para ser utilizadas como juego en fiestas o con fines pedagógicos en jardines o escuelas. En estos casos la mezcla de algunos productos puede potenciar la irritación local que producen por separado. Del mismo modo su inhalación y la probable absorción por la piel pueden de esta forma ser exacerbadas. Las masas caseras para juego y los enchastres que pueden animar fiestas o cumpleaños deben utilizar sustancias específicas para dicha actividad y de probada inocuidad. El denominado “Slime casero” es un ejemplo de ello.

detergentes4

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Legumbres y cereales

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Estrategias para alimentar mejor

 LEGUMBRES + CEREALESlegumbres1

Septiembre 2019

Una alimentación sana debe incluir calidad, variedad y cantidad adecuada. Sin embargo la posibilidad de cumplir dicho enunciado suele resultar difícil. Muchas veces el costo de algunos alimentos tiene relación con el valor nutritivo de los mismos e imposibilita el consumo adecuado de los mismos. En otras oportunidades la falta de variedad en la alimentación tiene relación directa con las costumbres o el gusto de la familia por determinadas comidas en detrimento de otras que pueden ser muy beneficiosas. El ejemplo característico de esta última afirmación lo suele constituir el pescado y sus derivados que, generalmente, no gozan del agrado de muchos niños y por supuesto de las familias de los niños.

La variedad de alimentos posibilitará cumplir con una dieta adecuada en cantidad y calidad. La combinación de muchos de ellos potencia las cualidades individuales y reducen sus deficiencias.

Las legumbres por ejemplo suelen estar olvidadas cuando se eligen los ingredientes para preparar comidas. Erróneamente se piensa que las mismas no poseen los valores nutricionales que generalmente se atribuyen a las carnes. Sin embargo las legumbres son ricas en hierro, vitaminas, hidratos de absorción lenta, fibra y proteínas. Entre ellas los porotos, los garbanzos  y las lentejas suelen ser las más accesibles en cuanto a precio y disponibilidad. Una gran variedad de platos y preparaciones deberían facilitar la llegada de las mismas a la mesa familiar en forma mucho más frecuente. La posibilidad de combinarlas en papillas durante el primer año de vida es una forma adecuada de enriquecer y variar el gusto de las mismas.

legumbres2

Más aún, una combinación virtuosa de alimentos lo constituye mezclar legumbres con cereales en distintas preparaciones. Específicamente el arroz combinado con puré de porotos o lentejas multiplica las propiedades nutricionales de cada uno de ellos por separado.

Mezclar porotos con arroz ofrece algunos beneficios para la salud muy similares a la carne, pues se obtiene un buen nivel proteínico y  un alto valor de aminoácidos, que el cuerpo requiere para producir proteínas.

legumbres3Del mismo modo comer legumbres con arroz favorece la obtención de proteínas complementarias, es decir, los más de 20 tipos de aminoácidos esenciales que se necesitan. La combinación de los mismos resuelve las deficiencias que poseen cada uno de ellos por separado. Por ejemplo, los porotos contienen solo pequeñas cantidades de metionina, un aminoácido que se encuentra en una mayor cantidad de granos, como el arroz. Por su parte las legumbres ofrecen abundante fibra dietética que facilitan la digestión y evitan la constipación. Otro de sus beneficios es que son bajas en grasa pero ricas en minerales y vitamina B. Algunos como las lentejas o el poroto negro aportan hierro facilitando la prevención y el control de las anemias de niños y adultos.

Hay sobradas experiencias en la utilización de estos alimentos en las dietas dirigidas a niños que requieren recuperación nutricional. Se tropieza muchas veces con la falta de experiencia y costumbre en la preparación de platos con dichos ingredientes pero los resultados suelen ser muy beneficiosos. Las hamburguesas preparadas con estos alimentos constituyen una estrategia útil para la aceptación de los mismos en la dieta, especialmente de los más chicos.

legumbres5

El agregado de huevo duro a dichas preparaciones mejora aún más la oferta calórica constituyéndose así en un alimento de calidad para una buena nutrición.

Variar, combinar sabores y texturas, aprovechar las ventajas de la asociación de muchos alimentos suelen constituir la clave para una adecuada y saludable alimentación. Siempre lo deberíamos recordar.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Dificultades durante la lactancia

Share on FacebookTweet about this on Twitter

PECHO, EL ALIMENTO DEL BEBÉ

A cada dificultad una soluciónPECHO

Agosto 2019

Dar pecho en forma exclusiva y a demanda no significa esperar a que el niño llore en forma desconsolada para que el mismo sea ofrecido. Es importante saber reconocer signos precoces que indican que la hora de alimentarlo se acerca. De esta forma se evitará la irritabilidad del bebé y su voracidad que algunas veces suele provocarle atragantamientos momentáneos, regurgitaciones y gases.

Especialmente en los recién nacidos y en madres que están criando a su primer hijo la detección de estos signos precoces de hambre pueden ayudar a una experiencia más placentera en el momento de dar el pecho. El despertar del bebé, el movimiento y sacado de la lengua más frecuente, la respiración más frecuente y los chasquidos de su boca son los signos previos al llanto implorando la mamada.

pezon8

Un niño que inicia la succión del pecho materno sin llegar al llanto o a la irritabilidad es un buen comienzo para la puesta al pecho.

pecho a demanda 4Los seres humanos tenemos abolidos instintos que mayoría de las especies vivientes conservan. Uno de ellos es el amamantamiento. El éxito alcanzado por poder alimentar en forma exclusiva por medio del pecho sería sólo una circunstancia normal dentro de la vida de cualquier mamífero. Sin embargo en el caso de los humanos la técnica de administrar el pecho debe ser transmitida generacionalmente, siempre y cuando la familia cuente con esa experiencia, por la ayuda del equipo obstétrico y, en forma paradójica también por el bebé que conserva sus reflejos y en forma natural suele “ayudar” a su madre eligiendo la mejor postura para saciar su hambre.

Sin embargo hay casos en los cuales el acople entre madre y bebé puede ser más dificultoso. Falta de agarre o tironeamiento del pezón por el bebé, vaciado incompleto de la mama provocando dolor, incomodidad en la posición, etc.

La mayoría de los fenómenos comentados pueden ser secundarios a la mala técnica empleada para brindar el pecho y pueden ser diagnosticados con la sola observación del niño y la madre durante la puesta al seno.

  • Es importante llevar el pecho al bebé y no a la inversa. O sea el cuerpo del bebé debe estar alineado en un mismo eje y pegado al cuerpo de la madre.
  • Para tal fin se debe mantener sostenida la cabeza, en caso de ser recién nacido, y el resto del cuerpo. No es necesario separar el pecho de la nariz del bebé.
  • Para agarrar el pecho, es útil colocar cuatro dedos por debajo del pecho y el pulgar sobre el mismo, pudiendo este último ejercer ligera presión favoreciendo el acople con la boca del bebé.
  • Suele ser útil tocar al inicio los labios del bebé con el pezón, estimulando la apertura de la boca. La misma debe estar bien abierta para poder comenzar con la alimentación.
  • Durante la succión, el labio inferior debe encontrarse por debajo del pezón, o sea el mentón y el labio inferior deben tocar el pecho antes que el labio superior.
  • Las mejillas deben estar redondeadas, sin observarse hoyuelos o chasquidos al mamar.

pechoinmunidad5

Los chupetes se deben evitar hasta que la lactancia materna esté bien instalada, generalmente alrededor de la tercera semana de vida, a fin de evitar confundir al bebé con el pezón y la tetina.

Alentando el contacto piel a piel suelen obtenerse resultados positivos en los casos de acoples dificultosos. Forzar al bebé para que succione sólo logra irritar a ambos.

Siempre hay métodos alternativos para resolver los casos más difíciles. Todos incluyen a la leche materna y generalmente son provisorios hasta tanto se mejore el acople del bebé con el pecho. La leche de fórmula nunca es la solución.

Fuente: Conti R. “Dificultades durante la lactancia” . Programa Nacional de Actualización pediátrica. S.A.P. 2018.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Ictericia y lactancia

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Destruyendo prejuicios

ICTERICIA Y LECHE MATERNAictericia1

Agosto 2019

La ictericia denominada fisiológica es un fenómeno que ocurre en la mayoría de los bebés recién nacidos, tratándose en general de un cuadro benigno. Sin embargo, la toxicidad  potencial de la bilirrubina en sangre hace que su nivel  deba controlarse en forma estricta especialmente durante los primeros días de vida.

Los lactantes amamantados en forma exclusiva experimentan en forma frecuente valores de bilirrubina algo más elevados, que pueden extenderse hasta la tercera o incluso cuarta semana de vida, a diferencia de los niños que sólo reciben biberón con fórmula láctea.

El déficit de la transferencia de leche del pecho al recién nacido, como resultado de dificultades durante la lactancia y la disminución del aporte calórico durante los primeros días de vida incrementa la absorción intestinal de la bilirrubina

Habría además  otro motivo que explicaría el mencionado fenómeno. Se ha demostrado que existe en la leche materna componentes  que favorecerían la absorción intestinal de la bilirrubina previamente eliminada. Por tal motivo los valores de dicho elemento suelen elevarse.

ictericia5

La aparición de la leche madura al terminar la primera semana de vida del bebé provocaría también el incremento del factor aumentando la absorción de bilirrubina para volcarse al torrente sanguíneo del bebé, incrementando o manteniendo el color amarillo de la piel incluso hasta la segunda o tercera semana de vida.

Una vez que el fenómeno desaparece debido a la maduración del metabolismo, la ictericia comienza a ceder sin depender de la administración de leche materna.

ictericia4Independientemente del motivo de su incremento, el control de la bilirrubina no conjugada en sangre, como en este y otros casos, debe ser monitoreada por el neonatólogo o pediatra, dada la potencial toxicidad de la misma para el cerebro y demás estructuras nerviosas del bebé.

Lamentablemente este fenómeno transitorio lleva muchas veces a la suspensión del pecho, el reemplazo por leche de fórmula y la consecuente disminución en la producción láctea  por falta de succión y al abandono final de la lactancia materna.

La principal recomendación en lactantes sanos de término o cercanos al término es la lactancia a libre demanda.

ictericia3La disminución del aporte del pecho materno y la presencia de componentes que favorecen la absorción de bilirrubina pueden contribuir, como vimos, al desarrollo y prolongación de la ictericia en algunos bebés. Sin embargo, el apoyo profesional, la confianza hacia el mismo y el consejo oportuno deben ser los mejores aliados para que estos fenómenos no operen en detrimento de la lactancia materna.

Fuente: Conti R. “Dificultades durante la lactancia”. Programa Nacional de Actualización Pediatrica. S.A.P. 2018

 

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

El cuidado de las mamas

Share on FacebookTweet about this on Twitter

GRIETAS DEL PEZÓN Y MASTITIS

Prevención y tratamientopezon1

Agosto 2019

Las grietas del pezón suelen constituir un problema que puede interferir en la puesta al pecho. El dolor en el momento de la mamada es el síntoma principal que se exacerba según la posición que adopta el bebé durante la mamada.

Las grietas son pequeños cortes sobre el pezón, pudiendo provocar además de dolor pequeñas hemorragias. La regurgitación de leche mezclada  con la sangre del pezón provoca la lógica alarma en la madre, temiendo que la hemorragia provenga de su hijo. Este episodio en algunas ocasiones corresponde a la aparición de la grieta, comenzando el dolor a partir del sangrado.

El fenómeno obedece siempre a un mal agarre o acople de la mama con el bebé, originando un tironeamiento del pezón hacia alguno de los lados terminando por cortarlos.

Muchas veces por desconocimiento o temor dicho cuadro motiva en forma innecesaria la suspensión del pecho afectado, condicionando el complemento de leche de fórmula o maternizada.

pezon3

El tratamiento suele ser simple, realizando lavado con agua y jabón, colocando sobre la zona de gotitas de leche y la exponiendo al sol la zona, obviamente en horarios adecuados. Se debe evitar el uso de ropa ajustada, de nylon o que mantenga la humedad del cuerpo. La de algodón en cambio es la más adecuada en estos casos.

No hay motivos para suspender la lactancia materna.

Algunas veces la afección es muy dolorosa, dificultando en forma importante la administración del pecho. Sólo en estos casos, en forma transitoria, puede ser utilizada una pezonera para continuar alimentando al bebé de ese lado. La colocación de cremas antibióticas puede ser necesaria para proteger la zona, teniendo la precaución de eliminarlas mediante lavado antes de ofrecer el pecho al niño.

En casos de dolor prolongado, persistente o bilateral se recomienda continuar amamantando con el pecho menos afectado, evitando el lado más dolorido, realizando la extracción manual de la leche en cada toma para mantener constante la producción láctea.

pezon2

El frenillo lingual corto en el bebé puede condicionar la aparición de las grietas en forma precoz dado  el mal posicionamiento de la lengua y el inadecuado acople con el seno materno.

Modificar la forma en que la madre ofrece el pecho a su niño suele favorecer una más rápida recuperación, colocando al bebé sobre la madre en posición ventral, recostada o reclinada sobre almohadas. Esta postura suele favorecer la relajación de la mandíbula provocando un mejor agarre y acople.

Justamente, la prevención de las grietas del pezón incluye sobre todo ofrecer el pecho en distintas posiciones durante el día, evitando que el mismo sea traccionado siempre hacia el mismo lado. Además de esta forma se asegura un mejor y más distribuido vaciamiento de las mamas.

Algunas veces y generalmente durante el puerperio tardío, en forma secundaria a las grietas del pezón o a la acumulación de leche por mal vaciamiento se produce intenso dolor acompañado de enrojecimiento y calor sobre la mama. En estos casos hablamos de mastitis, no necesariamente asociada a infección bacteriana.

pezon6

El   estancamiento de la leche en algunos sectores de la misma originan el dolor y posteriormente la inflamación. En estos casos tampoco se debe suspender la lactancia. Se pueden colocar paños tibios sobre la inflamación y analgésicos por vía oral o parenteral. La extracción manual de leche, vaciando en forma completa la mama, favorece la disminución del dolor y una recuperación más rápida.

pezon7En los casos que se agreguen fiebre, malestar general, decaimiento, dolores articulares y otros síntomas inespecíficos la mastitis suele ser infecciosa debiendo requerirse  antibióticos para resolver en forma adecuada la enfermedad.

El cuidado de las mamas se inicia antes de la llegada del bebé. Los masajes, especialmente durante el último trimestre del embarazo, la prevención de las grietas sobre los pezones y el vaciamiento completo de los pechos garantizan el normal aporte de leche en forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida.

Fuente: Conti R. “Dificultades durante la lactancia” . Programa Nacional de Actualización pediátrica. S.A.P. 2018.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Rubeola

Share on FacebookTweet about this on Twitter

¿NO SERÁ RUBEOLA?

La  importancia de su diagnóstico y  prevenciónrubeola2

Julio 2019

 La rubeola es una enfermedad viral muy contagiosa que se transmite a partir de gotitas respiratorias entre contactos cercanos o en forma esporádica,  pudiendo afectar a niños y adultos. Conocida  por ser la causante de abortos y mal formaciones fetales cuando se contrae durante el embarazo, es una patología que puede ser prevenida en forma eficaz con la vacuna. Gracias a la misma los casos registrados siguen en franca disminución junto con los cuadros en embarazadas y recién nacidos.

No obstante ello, en forma periódica nos enteramos de “probables” casos de rubeola que obligan al cuerpo médico a descartar o confirmar la enfermedad para evitar que la misma pueda propagarse, especialmente a mujeres que se encuentren gestando.

La rubeola posee una incubación habitual de aproximadamente entre 14 y 21 días luego de lo cual aparece un cuadro similar a un catarro o estado gripal que puede incluir conjuntivitis, malestar general, dolor de garganta, fiebre e hinchazón de algunos ganglios, (adenopatías), que pueden localizarse generalmente por detrás de las orejas, el cuello y la nuca; estos últimos muy característicos. Los niños no siempre pueden presentar los mencionados signos y síntomas, pasando rápidamente a la segunda etapa de la enfermedad.

rubeola3

En ella aparece un brote que se inicia sobre el rostro y cuello diseminándose rápidamente al tronco y extremidades superiores.  Se manifiesta como pequeñas manchitas rosadas que empalidecen fácilmente si se comprimen. No pican y al segundo o tercer  día toman características más puntiformes. Mientras todo esto ocurre sobre la piel, en el paladar suelen aparecer algunos puntitos rojos correspondientes a petequias que terminan confluyendo en una gran mácula rojiza.

rubeola1rubeola4

El brote dura entre 3 a 5 días retrocediendo el resto de los signos y síntomas en forma progresiva.  Luego del quinto día de la aparición de las manchas en piel la enfermedad deja de ser contagiosa.

La evolución generalmente es favorable reportándose en forma  inusual infecciones sobre el sistema nervioso, provocando encefalitis.

No todas las personas afectadas poseen síntomas floridos de la enfermedad. En especial los niños pueden llegar a  la consulta con el brote, sin fiebre y con mocos o dolor de garganta.

Dado lo inespecífico del cuadro, la primera sospecha de la enfermedad aparece cuando no hay antecedentes de vacuna, especialmente en los adultos o cuando no hay esquema completo de la inmunización en los niños. Estos son los casos en los que se deben solicitar estudios de laboratorio para corroborar si los anticuerpos que se elevan en sangre corresponden a la rubeola.

rubeola6Del mismo modo, cualquier persona que posea signos y síntomas tan inespecíficos puede estar contagiando sin saberlo a una embarazada. Es el caso de los contagios intrafamiliares, donde el padre o uno de los hijos no vacunados o parcialmente vacunados transmiten la enfermedad a la madre embarazada.

La solución a todos estos problemas lo constituye la correcta inmunización contra la enfermedad. En nuestro país la misma se administra junto con la antisarampionosa y la antiparotídea, constituyendo la llamada Triple Viral. En el calendario de vacunaciones debe aplicarse al año y a los cinco años de edad, previo al ingreso de la escuela primaria.

La inmunidad completa contra la enfermedad se obtiene a partir de estas dos dosis, del mismo modo que contra el sarampión.

polio6

La embarazada que adquiere rubeola puede presentar los mismos síntomas inespecíficos comentados anteriormente. Los tres primeros meses de la gestación constituyen los de mayor riesgo dado que con mayor frecuencia la enfermedad se transmite al feto produciéndose lo que se denomina rubeola congénita. La misma es provocada por el virus contraído por la madre que pasa a través de la sangre a su bebé. El mismo puede presentar diferentes anomalías algunas de las cuales pueden provocar la muerte fetal.

Los niños que nacen con rubeola congénita suelen contagiar el virus por varios meses. Las principales anomalías que suelen presentarse son: escaso crecimiento dentro del útero, microcefalia (cabeza pequeña a expensas del cerebro), meningoencefalitis por el virus de la rubeola, cataratas, alteraciones en la retina, hipoacusia o sordera, malformaciones cardíacas, patologías en hígado, bazo y huesos.

Dada la gravedad de este cuadro es habitual incluir el dosaje de anticuerpos contra la rubeola en mujeres en forma previa al embarazo y aplicar la vacuna en aquellas con serología negativa una vez que el mismo finalice.

vacuna varicela6

La inmunización no debe ser indicada durante el embarazo dado que la misma posee virus atenuados de la enfermedad. Del mismo modo las mujeres vacunadas deben evitar la concepción al menos 28 días después de la vacuna.

Todo caso de rubeola en cualquier persona constituye una alarma epidemiológica que obliga a las autoridades sanitarias  a detectar la fuente del contagio y bloquear la propagación de la enfermedad.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Eccemas

Share on FacebookTweet about this on Twitter

DARTROS VOLANTE

Lo que hay que saberdartros2

Julio 2019

Es una patología de la piel, benigna, común en la infancia cuya importancia radica especialmente en comprometer el aspecto o estético del niño, en relación a la ubicación y tamaño de las lesiones. Ha recibido varios nombres entre los que se destacan el de pitiriasis seca, pitiriasis alba, etc. además del mencionado en el título.

Se identifica por placas o manchas blanquecinas, (hipopigmentadas), de tamaño variable, únicas o múltiples resaltando la diferencia de color especialmente en pieles oscuras o mates. Constituye el segundo o tercer motivo de consulta en los consultorios de piel. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo pero según los sectores afectados dependerá la frecuencia y la rapidez en la consulta. En este sentido la localización en el rostro encabeza las mismas por motivos obvios.

dartros4Las manchas, típicamente blanquecinas tiene según los últimos estudios una progresión característica hasta llegar al color final. En principio suelen ser pequeñas y rosadas, ligeramente sobreelevadas y con un fino relieve rugoso, luego van  incrementando su tamaño, pasan a ser hipopigmentadas, de mayor superficie, irregulares, con bordes difusos y con fina descamación.

Si bien como se dijo anteriormente pueden presentarse en cualquier zona del cuerpo tienen predilección sobre las áreas expuestas al sol, predominantemente en la cara, siendo la frente y los pómulos ubicaciones características al igual que alrededor de la boca y los ojos. Otros lugares frecuentes corresponden a la cara externa de las extremidades superiores y en menor medida el cuello, tronco y extremidades inferiores. El número de lesiones puede variar desde una mácula aislada hasta más de 20 lesiones.

Si bien en un principio se  creía que la exposición solar era la culpable de estas lesiones en la actualidad hay fuertes indicios que el Martos volante o la pitiriasis alba están relacionados con lo que se conoce como “atopía”, una característica que define un estado o reactividad alérgica del organismo con blancos especiales a nivel de la piel y el aparato respiratorio. Más aún, se suelen encontrar antecedentes familiares de atopía en muchos niños y a la vez muchos catalogados como “alérgicos” desarrollan posteriormente las lesiones. La acción del sol podría acelerar el desarrollo de las mismas o desencadenarlas.

dartros3

No obstante ello, el origen continúa siendo desconocido habiéndose también asociado su aparición a la presencia de gérmenes de distinto tipo. Así distintos tipos de microorganismos entre los que se destaca el estreptococo,  el estafilococo y el pityrosporum ovale fueron aislados de la piel de estos niños en forma más frecuente y abundante que en las pieles normales.

Los factores ambientales ocuparían sólo roles desencadenantes o perpetuadotes. Entre ellos se destacan como dijimos la exposición solar, pero también la temperatura, la humedad, los vientos y la altitud. Entre los factores metabólicos asociados también se han mencionado en algunos estudios la desnutrición asociada a deficiencias vitamínicas y de cobre.

La asociación del dartros con las parasitosis intestinales parece pertenecer a creencias populares, ya que hasta el momento no hay estudios que confirmen esta hipótesis. Ciertos hábitos higiénicos, muy frecuentes en los niños, también favorecen la presencia de estas lesiones: los baños frecuentes y prolongados, la temperatura elevada del agua, y el uso de esponjas y jabones abrasivos.

dartros1

Los estudios fisiopatológicos concluyen que las lesiones son secundarias a procesos inflamatorios que aún no están totalmente aclarados y que afectarían la producción y distribución de melanina en estas áreas lo que originaría el color blanquecino característico.

No existe tratamiento específico para estas lesiones. Si bien se conoce que su evolución es autolimitada, el tiempo de permanencia de las mismas es muy variable de un niño a otro. Del mismo modo también es frecuente que las manchas cambien de ubicación lo que le da el nombre al dartros de “volante”.

Deben evitarse todas las prácticas que ocasionen sequedad en la piel, así como el uso de jabones abrasivos, duchas calientes y prolongadas, contacto con agentes irritantes como perfumes o cosméticos. Es primordial una adecuada protección solar. Se recomienda la utilización de medios de barrera, como sombreros, sombrillas y camisetas. Se ha observado que el uso frecuente de protector solar con factor de protección solar mayor a 15 reduce el desarrollo estas lesiones. La aplicación de cremas hidratantes suele ser beneficiosa.

Siempre es útil la consulta al especialista. El conocimiento y la experiencia en estos procesos son fundamentales, dado que no hay a la fecha datos de laboratorio o estudios especiales que diagnostiquen en forma específica esta patología.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Fiebres y mocos en el jardín

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Hoy volvió al jardín, hoy volvió con fiebre y mocos

LA REITERACIÓN DE ENFERMEDADES EN EL JARDÍNmocos6

Julio 2019

Las consultas por fiebre, moco o diarrea se hacen frecuentes en niños que concurren al jardín. Los padres suelen quejarse ante la reiteración de los cuadros, especialmente de los que comienzan por primera vez el ciclo en guardería o jardín. Así las fiebres o las diarreas se van intercalando con las altas a lo largo del año, provocando la pérdida de la actividad por varios días.

La pregunta no se hace esperar:

“- ¿Por qué se enferman tanto los chicos en el jardín?”. Hay una respuesta que suele conformar a casi todos: – “las defensas contra los virus de los mocos y las diarreas se adquieren durante los primeros años de concurrencia a estos establecimientos”.

Tal afirmación implicaría que muchos de los niños al ingresar al jardín o más aún en guarderías toman por primera vez contacto con microorganismos que poseen sus pares, iniciando allí cuadros, generalmente respiratorios altos, que siendo inéditos en la historia del niño, comenzarían a estimular las defensas para que en los próximos años no se repitieran o al menos se produjeran con menor intensidad.

mocos4

A ciencia cierta es difícil comprobar la veracidad de dicha afirmación, especialmente en niños con hermanos que concurren también a escuelas. Lo que parece correcto es la relación entre la frecuencia de enfermedades respiratorias altas o incluso bajas con el ingreso de todo niño pequeño a cualquier establecimiento infantil. También se conoce que las complicaciones frente a estos cuadros son más frecuentes cuanto más pequeño es el niño. Las otitis y principalmente las bronquiolitis suelen iniciarse como catarros, requiriendo generalmente ausentismos más prolongados.

La realidad laboral y económica de muchas familias en la actualidad hace que muchos bebés ingresen a guarderías en edades muy precoces y por jornadas prolongadas. A las posibilidades de enfermar se agregan el transporte y la alimentación. Continuar con la lactancia materna es un desafío que suele poner en juego fortalezas aprehendidas.

mocos2Si bien es cierto que ingresar a un jardín implica enfrentar al niño a gérmenes desconocidos hasta ese momento, también hay que pensar que, siendo un bebé normal, posee mecanismos inmunológicos especialmente inespecíficos que lo protegen, llevando a la mayoría de las infecciones a su autolimitación. Demás está recordar que todo niño que ingrese al jardín debe estar correctamente vacunado. De ello depende muchas veces la evolución de las enfermedades y la complicación de las mismas.

Del mismo modo, las enfermedades especialmente virales como los catarros, suelen repetirse a lo largo del año, debido tanto a la variedad de agentes que los provocan como a la mutación de los mismos, haciendo en parte ineficaces los anticuerpos producidos con anterioridad.

Es frecuente también escuchar que los niños una vez acostumbrados a los virus del jardín siguen con mocos pero sin fiebre. Lo que ocurre en estos casos suele ser producto de la mayor experiencia de los padres frente a estos casos, controlando la temperatura antes que comiencen los otros síntomas o tiempos de recuperación más acortados. Cabe agregar aquí que está demostrado que el período de mayor contagio de los catarros ocurre durante los primeros días cuando los mocos son aún cristalinos y filantes.

mocos5Como en todo caso, la posibilidad de aparición de las enfermedades guarda siempre relación con la cantidad de virus circulantes, la agresividad de los mismos y las defensas de cada organismo. Habrá más posibilidades de contagio cuanto más pequeños sean los ambientes en relación a la cantidad de niños, más sean los estornudos sin ocluir y menos sea la higiene frecuente de manos. Las defensas de cada niño serán más deficientes si los tiempos indicados de reposo no se cumplen, retornando apresuradamente al jardín  dificultando una recuperación completa. Del mismo modo, la concurrencia de un niño al jardín con fiebre implica también la posibilidad de contagio de sus compañeros, contribuyendo a la diseminación de la enfermedad. Lo mismo ocurre con las maestras y auxiliares.

En el caso de las diarreas valen las mismas consideraciones. La mayoría de ellas son de origen viral y se contagian por vía oral y fecal. La higiene de baños, cocinas, aulas y el correcto lavado de  manos antes y después del cambio de pañales de cada niño son fundamentales para evitar la diseminación de la diarrea en el jardín. En forma similar a lo descripto previamente, un niño con diarrea no debe concurrir a la sala hasta tanto pueda documentarse su recuperación.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

El olor a transpiración

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Tan chiquito y con olor a transpiración

EL SUDOR Y SUS CARACTERÍSTICASbromnidrosis

Junio 2019                                

Hay niños que suelen transpirar mucho. Desde edades precoces los padres alarmados informan al médico que el bebé frecuentemente posee la cabeza húmeda producto de la sudoración.

La transpiración es un mecanismo que posee todo organismo para bajar la temperatura en caso de calor excesivo. En el centro del cerebro, el hipotálamo como si fuera un verdadero termostato envía señales a las glándulas sudoríparas para que comiencen a secretar líquido y disminuir en parte la temperatura corporal.

La mayoría de los bebés no poseen desarrollado en forma completa este mecanismo por lo que suelen estar expuestos a la hipertermia, en caso de calor excesivo. Sin embargo en algunos niños de corta edad la transpiración no es infrecuente y suele llamar la atención de los padres. El fenómeno generalmente no responde a ninguna patología y suelen existir antecedentes familiares de dicha particularidad.

bromhidrosis3

Se denomina hiperhidrosis a la excesiva transpiración en distintas partes del cuerpo. Las personas afectadas suelen sudar más que el común de la gente siendo la cabeza, las axilas, las manos y los pies las zonas más afectadas del cuerpo. El motivo suele ser puramente genético dado que pueden encontrarse familiares con iguales características, siendo explicado por la mayor concentración de glándulas o por la mayor secreción de las mismas frente a estímulos exteriores. No obstante ello algunas veces el fenómeno requiere descartar ciertas alteraciones hormonales que pueden provocar síntomas similares a los descriptos.

bromnidrosis1

Si bien el líquido secretado por las glándulas sudoríparas no posee olor, la descomposición efectuada por los microorganismos que habitan la piel suelen dar origen al mismo. El excesivo olor al sudor se denomina bromhidrosis, cuadro que suele acompañar a la mencionada hiperhidrosis. Esta característica no pasa desapercibida por el resto de las personas, pudiendo ser el origen de problemas de relación que pueden llegar al bullyng en ambientes estudiantiles. A la fecha no hay evidencias que el tipo de alimentación provoque o modifique el olor de la transpiración.

Durante la pubertad, por motivos hormonales, el sudor comienza a transmitir olor, sin respetar sexo. Dicha característica es casi un sello durante estas edades, impregnando los uniformes escolares en días templados o cálidos. El olor a transpiración sólo es parte de las importantes modificaciones en el cuerpo en estas edades que incluyen especialmente el crecimiento y la maduración de los órganos genitales externos.

Sin embargo hay algunos niños que comienzan a tener olor a transpiración en edades precoces. Niñas y niños menores de 10 años o incluso más pequeños pueden comenzar a tener esta característica motivando la consulta al médico. En caso de no acompañarse de crecimiento y maduración de los genitales el motivo no responde a patología alguna, No obstante ello, a tan temprana edad es importante evitar que el olor origine burlas de compañeritos o incluso aislamiento.

bromhidrosis5

Especialmente  estos niños, que a corta edad comienzan a tener olor a transpiración, se benefician con la higiene diaria o más frecuente de lo que lo hacían antes. Lo ideal es utilizar jabones de pH neutro para que la piel no se irrite. Se aconseja que usen desodorantes en barra o crema con pH neutro e hipoalergénicos. En cambio no se recomiendan los antitranspirantes, menos aún con base alcohólica. El desodorante no evitaría la sudoración, en cambio inhibiría el crecimiento de la bacteria causante del olor.

La transpiración y su olor. Desde un fenómeno normal de todo ser humano hasta una característica, no siempre tenida en cuenta, pudiendo significar rechazo o aislamiento en distintos ámbitos, especialmente al iniciarse  en edades tempranas.

bromhidrosis4

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook