Atopía en los niños

By | 31 octubre, 2020
Share on FacebookTweet about this on Twitter

La piel se inflama

DERMATITIS ATÓPICAatopia1

Noviembre 2020

Se denomina dermatitis a la inflamación de la piel. La atopía es una reacción exagerada frente a distintos estímulos externos o internos desencadenada por el sistema inmunológico. Por lo tanto la dermatitis atópica constituye la conjunción de ambas definiciones.

Tiene las características de tener una evolución crónica, o sea durante varios años o incluso durante el transcurso de la vida, aparecer en brotes y desaparecer de la misma forma. Suele iniciarse  durante los primeros meses de la vida aunque muchas veces su inicio es más tardío.

La piel se pone roja y seca acompañada siempre de intensa picazón. Las características de las lesiones y sus localizaciones variarán según la edad de aparición.

atopia7

La presentación más frecuente ocurre a partir de los 2 a 23 meses de vida con inflamación de las mejillas, el tronco y las superficies extensoras de brazos y piernas. La zona del pañal suele también estar afectada pudiéndose confundir con la dermatitis clásica.

Entre los 2 y 12 años de edad las lesiones se manifiestan también en otras zonas del cuerpo. Los pliegues de los codos, detrás de las rodillas, cuello, muñecas, tobillos y pliegues entre los glúteos son las regiones más frecuentemente afectadas en este grupo etáreo.

En el adolescente y el adulto el fenómeno  suele observarse sobre los párpados y el dorso de las manos. El intenso prurito y el rascado provocan que la piel de la zona se ponga áspera, seca y gruesa.

atoopia3

Hay una predisposición genética a presentar este tipo de dermatitis dado que es más frecuente en familias cuyos integrantes han pasado por el mismo problema. Habría una predisposición a iniciar una inflamación exacerbada  frente a estímulos que probablemente a otras personas no suele afectarlos. De allí que es frecuente en estos niños la asociación de bronquitis obstructivas e incluso crisis asmáticas que suelen espaciarse con el paso de los años. La importante reacción de la piel ante picaduras de insectos suelen estar relacionadas con este cuadro.

La polución de las grandes ciudades es un importante estímulo para desencadenar estos fenómenos, especialmente en familias provenientes de medios rurales que se trasladan a los centros urbanos. Por otra parte, está comprobado que la dermatitis atópica empeora con el clima frío.

Se llega generalmente al diagnóstico por las características de la piel y las regiones afectadas. Los antecedentes similares en la familia son siempre importantes y deben ser tenidos en cuenta.

atopia6
atopia5

Generalmente no se requieren estudios complementarios ni la interconsulta al especialista en Alergia salvo para descartar otras enfermedades.

El tratamiento se basa especialmente en el cuidado y la hidratación adecuada de la piel. Los baños deberán ser cortos y tibios utilizando jabones cremosos o hipoalergénicos. Se deben evitar los perfumes  o todo agente que pueda ser irritante. La piel se debe secar con suavidad, evitando friccionar. Luego del baño las cremas hidratantes pueden ser de gran utilidad.

atopia8

La vestimenta es muy importante. Se debe usar preferentemente ropa de algodón evitando el contacto de la piel con lana, polar, lycra o nylon. Es frecuente observar exacerbaciones durante la época invernal en las regiones del cuello y mentón que tienen contacto con abrigos o bufandas.

Con estas simples medidas la dermatitis atópica suele ser controlada. La complicación más frecuente es la infección de la piel secundaria al rascado.

Cuando los brotes son muy frecuentes o de gran importancia la participación del dermatólogo pediatra puede ser necesaria.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook