Epigenética

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Heredamos de nuestros padres mucho más que los genes

epigenetica1¿QUÉ ES LA EPIGENÉTICA?

Septiembre 2017

Se sabe desde hace mucho tiempo que todos los individuos poseemos una información genética heredada de nuestros padres. Por la misma, todas las células de nuestro organismo funcionan con un “manual de instrucciones” o un “programa” que desarrollarán durante toda la vida, rasgos que también se transmitirán a las generaciones futuras. De esta forma y por medio de una cadena de genes todos poseemos características que hemos heredado de nuestros ancestros. Los rasgos físicos parecidos entre padres e hijos son siempre los más evidentes pero también se heredan debilidades y fortalezas que se hallan también  inscriptas en nuestros genes. La identificación de alguno de ellos como responsables de enfermedades transmitidas por la herencia constituye una herramienta eficaz para la prevención o curación de las mismas.

Sin embargo y gracias a investigaciones científicas se sabe que la información genética de todo ser puede ser modulada por factores también relacionados con la genética pero que no se corresponden con la conformación ni con la secuencia de los genes propiamente dichos.

Si consideramos como ejemplo a una partitura musical, la misma correspondería al programa genético heredado. Sin embargo, la misma partitura musical puede ser interpretada de distintas formas, con algunas variantes según el intérprete, con las cadencias y el estilo del mismo y el de sus maestros. Llevado este ejemplo a la genética significa que existen mecanismos que pueden regular la expresión de los genes posibilitando la aparición o la atenuación de rasgos, signos o enfermedades que vienen “programadas”. Todos estos fenómenos son estudiados por la ciencia denominada Epigenética.

Epigenetica2Según la misma, heredamos de nuestros padres mucho más que los genes, nos transmiten también un sistema de regulación de los mismos que puede ser influido por múltiples factores incluyendo nuestro entorno y modo de vida. Al menos en determinados casos, estas adaptaciones ambientales pueden pasar a la descendencia.

Así, gracias a la epigenética se ha comprobado que de padres a hijos no solo se transmiten características físicas como el color de ojos o de pelo, sino también rastros de las experiencias vividas.

Por ejemplo, se ha constatado que los antecedentes traumáticos o el estrés que viven los padres pueden tener efectos perdurables en las generaciones subsiguientes. Estudios epidemiológicos han descubierto una sorprendente relación entre la alimentación de los abuelos y el riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares en los nietos. 

Cada vez está más claro que no solo la información genética es la responsable de cómo serán las nuevas generaciones. También influye la  forma en que la misma es ‘traducida’ y, por tanto, utilizada por el organismo para construir su vida.

epigenetica3

De esta forma la epigenética pone en claro que lo bueno y lo malo heredado puede ser activado o inhibido por las experiencias vividas de ancestros.

Dichas experiencias se transmiten por medio de una “inscripción” genética, a las nuevas generaciones. El estilo de vida, la cultura y las experiencias personales dejan improntas en los genes transmitidos a los hijos actuando como moduladores de la información genética propiamente dicha.

epigenetica5

Se puede explicar de esta forma la aparición de distintos tipos de enfermedades que, transmitidas genéticamente, pueden tener distinta gravedad según la modulación que los factores explicados le puedan conferir. También la susceptibilidad a enfermedades o protección contra las mismas.

Como conclusión somos responsables entonces no solo de la herencia genética que transmitimos a nuestros hijos sino también de nuestras experiencias que se adosan a la misma para conferir a la nueva vida una experiencia única e irrepetible.

pantallas 7

 Seguí también a La Carta del Doctor en logo-facebook

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *