Archivo de la categoría: ANUARIO

El hígado y los tóxicos

Share on FacebookTweet about this on Twitter

higado1Medicamentos, hierbas y suplementos dietéticos

EL HÍGADO TAMBIÉN SE INTOXICA

Febrero 2018

El hígado desempeña un papel fundamental en nuestra vida. Es el órgano más voluminoso de nuestro  cuerpo y se comporta como un verdadero laboratorio al que le llega por vía sanguínea infinidad de sustancias que necesitan ser modificadas químicamente continuar circulando o para ser eliminadas posteriormente por los riñones.

El hígado cumple 3 funciones importantes:

  • recoge y elimina numerosas toxinas. Puede tratarse de toxinas presentes de forma natural en los desechos producidos por nuestro organismo, como el amoniaco, o de toxinas que ingerimos, como el alcohol.
  • se encarga del metabolismode los azúcares, grasas y proteínas, secretando la bilis, elemento esencial para nuestra digestión. Además, participa en la síntesis de factores de coagulación.
  • Almacena las vitaminas A, D, E y K. Además de glucógeno, fuente de hidratos de carbono, energía que puede ponerse rápidamente a disposición del organismo.

Dado que constituye un “filtro natural”es frecuente que sufra la agresión de las mismas sustancias que procesa o metaboliza. Otras veces el contacto con ellas genera reacciones autoinmunes que generan la producción de anticuerpos contra el mismo órgano. 

Muchas de estas sustancias que pueden agredirlo corresponden a medicamentos o drogas que se ingieren o se absorben, algunas en forma frecuente o prolongada.

higado2

El hígado de los niños también suelen ser agredidos, generalmente por medicamentos, originando signos y síntomas de enfermedad hepática. El control de muchas hepatitis virales gracias a las vacunas ha puesto de manifiesto las patologías no infecciosas del hígado. Por otra parte los niños suelen recibir drogas y productos dietéticos que no se ajustan a indicaciones médicas o a dosis recomendadas, producto de la frecuente automedicación.

En los países occidentales, la mayoría de los casos están asociados con antibióticos, anticonvulsivantes y drogas psiquiátricas.  En Estados Unidos y Europa 7 al 15% de los casos de insuficiencia hepática aguda están motivados por toxicidad sobre el órgano y motiva la frecuente  discontinuidad de una droga del mercado que previamente gozaba de la aprobación de los organismos de control. En los niños, la hepatotoxicidad por drogas representa el 20% de los casos de insuficiencia hepática de los cuales un 14% lo son secundarios a la sobredosis de Paracetamol.

higado3

A la fecha hay reportados más de 1000 fármacos y sustancias que pueden actuar como hepatotóxicas en niños y adultos. Sin embargo muchas veces no todos los organismos pueden ser lesionados de la misma forma ni con la misma rapidez o evolución. Se sabe que muchas enfermedades hepáticas del niño y del adulto sin causa reconocida son originadas por este fenómeno.

Es importante destacar que muchos suplementos dietéticos y de hierbas pueden causar daño hepático y por tanto deben tenerse en cuenta al momento de decidir su consumo sin indicación médica. Que los productos sean naturales no garantizan que los mismos no sean perjudiciales.

higado6

Como se dijo anteriormente, el paracetamol o acetominofén es la droga que, debido a su frecuente autoadministración y amplia publicidad,  suele provocar efectos tóxicos sobre el hígado asociados a sobredosis por accidente o error. Este medicamento es de elección como antitérmico en niños menores de un año. De allí la recomendación de una máxima precaución en el momento de su administración. En menor frecuencia, los barbitúricos, drogas psiquiátricos y antibióticos son también causantes de hepatotoxicidad.

En los adolescentes el consumo excesivo de alcohol, drogas y anabólicos han incrementado los casos de daño hepático.

La multiplicidad de productos, drogas y medicamentos que pueden provocarlo obedece también a la susceptibilidad individual a las mismas. Esto significa que no todos los organismos pueden responder de forma similar frente al contacto o metabolización de la misma droga. Por lo tanto muchas sustancias que no actúan como tóxicos en algunos individuos lo pueden ser en otros. Dicho fenómeno se explica por  la metabolización hepática. La misma puede activar el sistema inmune provocando la producción de anticuerpos contra el mismo órgano, iniciando su daño. A pesar de ello hay personas que toleran la agresión sin provocar síntomas ni enfermedad, algunos que se adaptan provocando síntomas o trastornos iniciales para luego recuperase y otros que experimentan signos y síntomas importantes de enfermedad, debiendo suspender la ingestión de la sustancia y esperar la resolución del cuadro. El tipo de respuesta también está también condicionado a antecedentes importantes como pueden ser la edad, el estado nutricional, el consumo de otras drogas, hepatitis crónicas y la genética.

higado4

Los síntomas de daño hepático no son distintos a los de cualquier enfermedad que involucre a dicho órgano. No hay datos de laboratorio que orienten a la hepatotoxicidad como el origen del problema, salvo cuando se logre dosar en sangre la concentración de la droga o la sustancia.

Los síntomas tampoco son específicos. Pueden simular hepatitis con decaimiento general, falta de apetito y vómitos. Otras veces la ictericia es lo más llamativo secundario al incremento en sangre de bilirrubina, simulando una litiasis biliar.

En la mayoría de los casos los signos y síntomas van desapareciendo con la suspensión de la administración de la sustancia. No obstante hay casos de insuficiencia hepática aguda que requieren generalmente de un trasplante hepático para evitar la muerte. En algunas oportunidades, a pesar de la recuperación del estado general, el hepatograma continúa mostrando valores anormales de distintas enzimas hepáticas por un tiempo prolongado.

higado7

El mejor tratamiento para esta afección es suspender la droga o el medicamento que pudiera ocasionarla. La consulta médica es primordial para iniciar los estudios correspondientes y tratar de confirmar el diagnostico. De la misma forma tratar de aclarar si el motivo fue una sobredosis de la sustancia, si la misma es tóxica por si misma o se trata de una susceptibilidad individual a la misma. Hay medicamentos que en casos graves facilitan la recuperación hepática luego de estos fenómenos.

La automedicación y el libre consumo de productos “naturales” ofrecidos en todo tipo de comercios facilitan la aparición de estos cuadros con especial compromiso hepático. Lo mejor es consultar al médico ante la posibilidad de ingresar al organismo sustancias que pueden ser nocivas en un corto o mediano plazo.

vegetariana3

Fuente: Cavalieri M. y col. “El hígado y la toxicidad por drogas, hierbas y suplementos dietéticos” Archivos Argentinos de Pediatría. 2017.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

La sordera en los bebés

Share on FacebookTweet about this on Twitter

sordera7Si no oye no puede hablar

LA SORDERA INFANTIL

Febrero 2018

Uno de los atributos más importantes del ser humano es el lenguaje. Para su desarrollo es imprescindible poder oír desde los primeros días de vida. Sin una buena percepción auditiva el niño no será capaz de relacionarse con sus semejantes y exponer sus deseos y necesidades de forma más precisa.

Según la OMS 5 de cada 1000 niños nacen con una pérdida de audición que los discapacita o la sufren durante la primera infancia.

Las hipoacusias o sorderas poseen distinto tipo de gravedad, no sólo por el grado de disminución en la audición, sino también por el momento en el que aparecen. Como es fácil de comprender serán más graves las que se iniciaron en forma precoz antes de que el niño comience a hablar, ya que impedirán el desarrollo normal del lenguaje. De allí que su detección precoz  sea fundamental para poder llegar a un diagnóstico e iniciar un tratamiento y estimulación precoz.

sordera2

 La hipoacusia debe detectarse antes de los 3 meses y comenzar el tratamiento antes de los 6 meses de edad para prevenir las secuelas en el lenguaje y la comunicación. Sin embargo las sorderas tienen un período en el que pueden pasar desapercibidas, dado que justamente previo al inicio del lenguaje ningún bebé habla. No obstante ello hay muchas veces en las que los padres aportan datos significativos dirigiendo la atención del profesional a la audición del bebé. Por ejemplo la referencia que el bebé nunca se asusta frente a ruidos bruscos e intensos ni reacciona o gira su rostro cuando la madre le habla o le canta. Otras veces un chico que no habla o no tiene un desarrollo de su lenguaje acorde a su edad pone de manifiesto que no oye correctamente.

¿Por qué un niño puede nacer sordo?

Uno a tres de cada mil bebés  nacen con hipoacusia severa. Las más frecuentes son  originadas por  trastornos en la transmisión del impulso nervioso que llega al cerebro. Dicha afección es secundaria en mayor medida a trastornos genéticos y en menor porcentaje a infecciones adquiridas durante el embarazo o parto (toxoplasmosis, rubeola, etc.), a tóxicos y a trastornos obstétricos como asfixia durante el parto, prematuridad extrema y bajo peso al nacer. Dentro de los trastornos genéticos hay síndromes que asocian la sordera con otras malformaciones en distintas partes del cuerpo. Por último hay un 10% de sorderas de origen desconocido, sin antecedentes que puedan orientar en el tipo de afección.

sordera1

La audición normal requiere de un adecuado funcionamiento sensorial que es nada menos que la llegada de la señal, originada en los oídos, a la corteza cerebral. El arribo permanente de esta información motiva el desarrollo y maduración de esa zona del cerebro y su asociación con otras áreas, entre ellas la del lenguaje.

La audición pues necesita como todos los sentidos del estímulo para su correcto desarrollo. Dicha maduración es un proceso constante y dinámico. Es importante comprobar que un recién nacido oye, pero también es fundamental comprobar que ese niño sigue oyendo durante los primeros años de vida.

Para la detección temprana de los trastornos de la audición contamos con dos estudios: las otoemisiones acústicas (OEA) y los potenciales evocados auditivos del tronco cerebral (PEATC).

Las OEA son obligatorias por ley y solicitadas a todo recién nacido, generalmente antes de su alta sanatorial. Es un estudio que en forma rápida determina si ante un estímulo auditivo las células nerviosas de cada oído interno son capaces de recibirlo. En realidad investiga la normalidad en la conducción del sonido desde el oído externo hasta  el oído interno. Cuando la prueba es normal se informa que “pasa” ese estímulo para cada oído. Cuando no se obtiene la respuesta requerida se informa que “no pasa” y obliga a repetir la prueba en días posteriores dado que pueden existir falsos positivos motivados por obstrucciones pasajeras del conducto auditivo que impiden la llegada del sonido sin tener una real afección auditiva.

sordera5sordera4

Los PEACT en cambio estudian el impulso nervioso que llega al cerebro luego del estímulo auditivo. Es como obtener un electroencefalograma del nervio auditivo y de la vía auditiva en el tronco cerebral. Es el complemento perfecto de las OEA.

sordera6

Con estas pruebas de ejecución relativamente sencilla y rápida se logra obtener un diagnóstico precoz de hipoacusia que permite muchas veces lograr un diagnóstico de la afección e iniciar el tratamiento y la rehabilitación correspondientes.

Aunque los estudios en el recién nacido hayan resultado normales los padres siempre deberán estar atentos a las respuestas auditivas de sus niños. Hay patologías que comienzan a manifestarse luego del nacimiento y evolucionan a hipoacusias severas. Por lo tanto es fundamental consultar si hay dudas en la calidad de la audición de un niño.

sordera3

Existen tablas que permiten según la edad evaluar el desarrollo auditivo en relación a reacciones o respuestas obtenidas luego de un estímulo o solicitud.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Vulvovaginitis del verano

Share on FacebookTweet about this on Twitter

vulvo2Arde y pica en los veranos

LA VULVOVAGINITIS  DE LAS VACACIONES

Febrero 2018

La inflamación de la vulva y la vagina en las niñas constituye un fenómeno frecuente a partir de los 3 años de edad. Muchos factores pueden intervenir en su aparición. Sin embargo hay una condición que facilita la misma: la vulnerabilidad de la mucosa de estos órganos. Durante las edades prepúberes la zona no se encuentra protegida por la acidez que normalmente poseen las mujeres adultas. De allí que sea inflamada fácilmente por agentes físicos, químicos u orgánicos.

En números anteriores se ha comentado la frecuencia de vulvovaginitis en niñas que comienzan a limpiarse la cola, haciéndolo en forma incorrecta o sin la higiene suficiente, especialmente en el jardín de infantes. También se ha referido la posibilidad de esta afección acompañando a diarreas o parasitosis que, generalmente por incorrecta higiene de la zona o por prurito, llevan los gérmenes de la cola hacia la vagina.

vulvovaginitis2

Durante el verano las vulvovaginitis suelen reaparecer. Los síntomas habituales de prurito, ardor y dolor cuando orinan ponen de manifiesto que la enfermedad también ocurre en esta época del año.

La fragilidad de la mucosa de la zona en las niñas también es la característica que facilita la afección, pero en estos casos los agentes que motivan la inflamación suelen ser físicos o químicos, acompañándolos solo en forma secundaria las bacterias y los parásitos.

El agua de las piscinas y en especial el cloro que ellas contienen suelen ser la fuente de irritación más importante. Las actividades diarias en las colonias de vacaciones que incluye la pileta, motivan la frecuencia de muchos de estos cuadros. El traje de baño que suele secarse sobre el mismo cuerpo hace el resto. El contacto, al sentarse, con los bordes de las piscinas o con los charcos de agua del natatorio facilitan la contaminación. En otros casos el agua de mar y la arena que se introduce en la malla suelen originar cuadros similares que motivan la frecuente preocupación de los padres durante el verano.

vulvo3

Si bien como dijimos anteriormente pueden agregarse al cuadro microbios y parásitos, la gran mayoría de las vulvovaginitis de las vacaciones son de origen inespecífico. El cloro, el agua de mar y la arena provocan irritación e inflamación. La niña mediante el rascado puede incrementar la inflamación o incluso infectar la zona.

vulvo4

El tratamiento suele ser simple. En estos casos lo principal es eliminar el cloro, el agua de mar o los restos de arena con ducha. Cuando es dificultoso realizarlo, como en el caso de las colonias o durante jornadas prolongadas de playa bastará con evitar que la malla permanezca durante mucho tiempo húmeda sobre la vulva. Se aconseja secar con toalla y llevar un traje de baño supletorio o ropa interior seca. En las colonias, una vez finalizada la actividad en el natatorio, las niñas deberían cambiarse y usar bombachas de algodón y shorts. La ropa interior y la vestimenta siempre debe tender a ser holgada y cómoda evitando que la misma junto con la transpiración irriten aún más la zona. Los baños de asiento con hojas de malva pueden favorecer la resolución de la inflamación.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

La arena del verano

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Los bebés y el contacto con la playa

arena1LA INGESTIÓN DE ARENA

Enero 2018

Suele suceder que el primer contacto de los niños pequeños con la playa no sea lo tan satisfactorio que uno imagina previamente. Más allá de la protección solar y de los cuidados que los padres le prodigan durante las vacaciones, los bebés que comienzan a caminar o ya deambulan tienen distintas reacciones frente a los nuevos estímulos en superficies poco conocidas.

arena3La arena constituye un importante desafío que involucra también a los padres, más aún en los que no tienen experiencia en areneros de parques o jardines. Algunos inicialmente se resisten a caminar sobre ella, incluso si recientemente iniciaron la deambulación, dado que a pesar de brindarles sujeción o apoyo evitan apoyar los pies. Muchas veces contribuyen a esta actitud la temperatura de la arena, fría si se encuentra húmeda o muy caliente en días soleados. Esto último suele provocar quemaduras de las plantas del pie a las que el niño sólo responde con su llanto.

Una vez vencido el rechazo a esta nueva situación el niño comienza a explorar el espacio que lo rodea. Sus manos tocarán la arena y según la edad y la ayuda de los mayores intentarán traspasarla de un balde a otro, agarrar algunas cantidades, dejarla caer o tratar de arrojarla.

Un episodio frecuente, en algún mínimo descuido de los padres, es encontrarlo con arena entre sus labios o incluso llevándosela a la boca. Esto provoca la lógica alarma de los mayores,  requiriendo el enjuague de la zona acompañado generalmente de un reto seguido del llanto del pequeño. En realidad la situación es previsible dado que los niños en estas edades exploran todo lo que les llama la atención y la boca constituye la herramienta preferida para dicha función.

arena2

A pesar de ser frecuente, la ingestión de arena no suele provocar grandes inconvenientes. Al humedecerse entre los labios o en el interior de la boca la arena suele pegotearse, impidiendo una ingestión abundante. No obstante en algunos niños se han producido atragantamientos o sofocones que generalmente suelen evolucionar en forma favorable.

La arena de la playa, a diferencia de los areneros de los parques, suele ser más limpia. Sin embargo siempre existe la posibilidad de estar mezclada con elementos peligrosos abandonados en ella. Agujas, anzuelos, fragmentos de vidrios y latas pueden tomar contacto  con las manos y provocar heridas. Hay insectos que sobrevuelan la arena o se movilizan sobre ella, siendo las manos y los pies blancos frecuente de picaduras.

arena4

La arena no está libre de gérmenes. Si bien la gran mayoría de ellos no provoca enfermedades importantes la aparición de diarrea luego de su ingestión no es un fenómeno raro.

Las playas con gran concurrencia de mascotas, especialmente perros, contaminan la arena con sus excrementos pudiendo  hallarse huevos de parásitos. Entre ellos el denominado toxocara canis puede ingresar al organismo luego de su ingestión, pudiendo por medio de la circulación sanguínea localizarse y crecer en distintos órganos provocando la enfermedad conocida como toxocariasis. Dicho peligro es más frecuente en areneros de parques y plazas con difícil renovación de la arena y el libre ingreso de animales al sector de juegos.

arena5

Se conoce como hábito de pica al trastorno alimentario originado por la ingestión en forma frecuente y reiterada de sustancias u objetos no comestibles como tierra, arena, papel, etc. Generalmente su aparición se encuentra entre el año y los 6 años de edad. Dicha patología está asociada muchas veces a déficit de hierro o zinc en la alimentación, a trastornos en el desarrollo o problemas psicológicos. Los niños con este hábito en contacto con la arena intentarán ingerirla. Sin embargo esta descripción no está relacionada con el  deseo de exploración de todo niño normal referido en este artículo.

Finalmente cabe considerar el capítulo de la arena en los ojos. El juego y el viento, muy frecuente en nuestras playas provocan la irritación de las conjuntivas. Las manos también sucias de arena también contribuyen a que muchas veces el cuadro se prolongue. Generalmente es suficiente el lavado con agua limpia de ojos y manos.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Los primeros 1000 días

Share on FacebookTweet about this on Twitter

microbiota1EL INTESTINO, EL SEGUNDO CEREBRO

¿Qué es la microbiota intestinal?

Enero 2018

En los últimos años se han incrementado la frecuencia de enfermedades crónicas en el adulto que no se contraen por contagio, o sea no se contraen de persona a persona. Entre ellas podríamos mencionar a la obesidad, la hipertensión, la diabetes, asma, enfermedades alérgicas, etc. Diferentes investigaciones realizadas también en los últimos años plantean como hipótesis que existirían factores condicionantes en edades tempranas de la vida para favorecer la aparición de este tipo de enfermedades. En la misma línea de pensamiento, la epigenética ha demostrado que estímulos tanto ambientales como nutricionales pueden alterar la programación genética a pesar de no  modificar la composición de los genes. Estos factores son la causa de las mencionadas enfermedades y que ha dado su origen al planteamiento de estrategias para prevenirlas.

microbiota4Los primeros 1000 días de vida se consideran críticos ya que durante este período el ser humano se pone en contacto con los factores ambientales mencionados posibilitando acciones en salud que tendrán fuerte impacto en edades futuras. Las mismas equivaldrían a programar favorablemente a las personas en el lapso que comprenden la gestación y los dos primeros años de vida. La lactancia exclusiva hasta los 6 meses de edad es una muy buena forma de iniciar esa programación. La leche humana entre todos sus beneficios provee además bacterias que constituyen la primera flora intestinal del niño.

El ser humano constituye un ecosistema, siendo portador de 100 trillones de bacterias con 600,000 genomas bacterianos.

Se denomina microbioma humano al conjunto de los genes presentes en todos los microbios residentes en todo el organismo. El equilibrio entre ellos y el organismo intervendrá en la prevención y/o desarrollo de enfermedades autoinmunes o alérgicas. El microbioma intestinal es entonces el conjunto de bacterias que viven en el intestino del ser humano en una relación de perfecta simbiosis. Toda alteración al mismo puede ser el origen de patologías crónicas no transmisibles.

microbiota2

Esa relación entre el ser humano y la microbiota intestinal representa un super organismo con un enorme potencial para la prevención y tratamiento de muchas enfermedades.

Un estudio reciente ha presentado un catálogo con 3.300.000 genes procedentes de bacterias intestinales alojadas en nuestro organismo que representarían aproximadamente 20.000 funciones que realizan en nuestro cuerpo. En otras palabras, el ser humano vive gracias a sus genes pero también gracias a los genes no humanos procedentes de los microorganismos  que viven fundamentalmente en el tubo digestivo, desde la boca hasta el intestino grueso.

Por cada una de nuestras células existen normalmente 10 bacterias. Su cantidad representa entre uno a dos kilos de nuestro peso corporal.

En los individuos sanos, la composición de la microbiota intestinal es sumamente diversa, con cepas bacterianas protectoras que superan en número a las potencialmente perjudiciales. La microbiota es diferente en cada persona, en cada segmento del tubo digestivo, en cada edad de la vida y según las condiciones ambientales.

En el caso del recién nacido su intestino es rápidamente colonizado por las bacterias recibidas de la madre en el canal del parto constituyendo su primera flora. En caso de cesáreas las mismas provendrán de gérmenes de la piel materna. En ambos casos se agregarán los microorganismos aportados por la leche del pecho.

Se descubrió la existencia de un sistema nervioso a lo largo del tubo digestivo integrado por más de 200 millones de neuronas que envían señales al cerebro. Esto se ha dado en llamar “el segundo cerebro” dado que desequilibrios en la microbiota se pueden asociar a enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple. Modificaciones en la flora intestinal pueden provocar alteraciones en las respuestas frente a emociones.

microbiota3

El intestino con su microbioma constituye entonces una función de barrera natural, dado que se encuentra en contacto con una infinidad de sustancias y gérmenes provenientes del medio ambiente que llegan formando parte en forma mayoritaria de los alimentos. El sistema inmune del intestino es capaz de discernir entre sustancias “benignas” y agentes potencialmente patógenos. En relación a ello podrá haber una tolerancia al paso de bacterias “comensales” y una fuerte reacción de defensa en forma respectiva. Para el desarrollo de esta habilidad debe haber un proceso de maduración muy importante durante los primeros 1000 días de vida. En dicho fenómeno interviene principalmente la leche de madre, aportando la cantidad y calidad adecuada de hidratos de carbono, proteínas, grasas y defensas contra probables infecciones. Del mismo modo, la madurez se alcanza por el contacto reiterado y adecuado de antígenos provenientes del mundo exterior. En ello es importante el inicio de la alimentación semisólida y las características ambientales en las cuales se desenvuelve el niño, que continuarán modulando la respuesta intestinal. Hay una hipótesis que relaciona la extrema higiene con la aparición de enfermedades alérgicas e inflamatorias motivado por la disminución de contacto con microorganismos o parásitos ambientales.

microbiota5

La conformación de la microbiota o flora intestinal durante los primeros 1000 días de vida es fundamental para la prevención de muchas enfermedades de la infancia y de la edad adulta. Por ello es importante especialmente durante ese período prácticas alimentarias que se inician con la madre durante el embarazo y la lactancia, que continúan con la puesta al pecho en forma precoz y exclusiva durante los primeros 6 meses de vida y la posterior alimentación complementaria adecuada y oportuna.

La microflora intestinal es afectada por los antibióticos que suelen indicarse muchas veces en forma discriminada, motivando la aparición de bacterias resistentes, situación difícil de revertir por mucho tiempo.

microbiota6

Finalmente podemos concluir que el intestino humano constituye un ecosistema complejo y milenario que es crítico para el desarrollo del sistema inmunológico y para sus funciones metabólicas y nutricionales.

Fuente: Larguía M. “El microbioma intestinal del lactante”. Programa Nacional de Actualización Pediátrica. 2017

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Meningococo B

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Una nueva vacuna

meningob1LA MENINGITIS POR MENINGOCOCO B YA SE PUEDE PREVENIR

Enero 2018

Una nueva vacuna ha aparecido en el último trimestre del año recientemente finalizado. La misma cierra las puertas en forma casi total a las meningitis causadas por meningococos y sus secuelas.  Estos gérmenes poseen varios serotipos, todos causantes de enfermedades graves en el ser humano, muy especialmente en lactantes y niños pequeños.

Los tipos conocidos en la actualidad son: A, C, Y, W, B, X.  Todos ellos tienen responsabilidad en los casos de meningitis y el denominado shock séptico, infección generalizada de aparición brusca con alta tasa de mortalidad, especialmente en niños.

meningob3Si bien existe una vacuna contra los serotipos A,C,Y,W, integrada desde el año 2015 al calendario oficial de vacunas, se carecía hasta el momento de una protección contra el meningococo B.  Afortunadamente la inmunización contra dicho germen ya se encuentra disponible en nuestro país a pesar de no estar incluida todavía entre las vacunas de aplicación gratuita y obligatoria. Sin duda pronto lo estará, dado que estadísticamente dicho serotipo es el causante de aproximadamente la mitad de las meningitis causadas por meningococo ocurridas en nuestro país en los últimos años.

Muchos esfuerzos se realizaron para obtener una inmunización que protegiera contra dicho serotipo, especialmente en Sudamérica, región especialmente afectada por el meningococo B. Sin embargo  los intentos fracasaban dado que en todos los ensayos no se obtenían suficiente cantidad de anticuerpos en menores de 2 años, población principalmente afectada por el mencionado germen, según se explicó anteriormente. Finalmente y por intermedio de técnicas de última generación se logró crear una vacuna efectiva y segura contra el serotipo B, aprobada en EE.UU y Europa, habiendo arribado a nuestro país durante el último trimestre de 2017.

meningob5

Muchos agentes infecciosos pueden provocar meningitis. Los virus encabezan la lista, para los cuales no siempre hay tratamiento ni prevención, los que son seguidos de cerca por las bacterias.  El bacilo de la tuberculosis suele afectar a las meninges, especialmente en niños muy pequeños o no vacunados con BCG.  El hemophillus influenzae, el neumococo y el meningococo completan el cuadro  de gérmenes que además de producir otitis, neumonías y abscesos pueden provocar meningitis.

meningitis4

Afortunadamente la frecuencia de estas enfermedades se encuentra en retroceso en nuestro país gracias a la aplicación de las vacunas respectivas contra cada uno de los agentes involucrados. No obstante se comunican aproximadamente 300 casos al año de meningitis por meningococo de los cuales 15 % terminan con la muerte de bebés y niños pequeños. Sumado a ello suelen provocar complicaciones y discapacidades permanentes. En algunas épocas del año se producen brotes que preocupan en forma justificada a toda la comunidad.

meningob4

Con la llegada de la vacuna contra el meningococo B se cierra el cerco contra estos microorganismos, dado que complementa las defensas contra los serotipos A, C, Y, W generadas por la vacuna cuádruple antimeningocóccica (Menveo)  incluida en el calendario oficial desde el año 2015.

Contra las cepas de neumococo productoras de meningitis se encuentra la vacuna (Prevenar) y frente al hemophillus la vacuna Pentavalente y Cuádruple, todas obligatorias y gratuitas. Las formas graves de tuberculosis, entre ellas la meningitis, son evitadas con la administración de BCG al nacimiento.

meningob2

La nueva vacuna contra el meningococo B se  administra a los 2, 4 y 6 meses con un refuerzo a partir del año de edad. No se han reportado a la fecha fenómenos adversos asociados a la inmunización salvo dolor en la zona de la inyección, malestar y en algunas oportunidades febrícula.

La nueva vacuna será incluida seguramente en forma próxima al calendario oficial. Hasta que ello se produzca es conveniente la consulta al pediatra para su prescripción.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Bruxismo

Share on FacebookTweet about this on Twitter

bruxismo1EL BRUXISMO EN LOS NIÑOS

Cuando rechinan los dientes

Diciembre 2017

Se denomina bruxismo al sonido producido por el deslizamiento y la presión  de los dientes entre ambos maxilares. Vulgarmente conocido como rechinamiento de los dientes, el fenómeno es secundario a movimientos de la mandíbula durante el día y/o la noche. Se cree que durante el día esta actividad sería voluntaria a diferencia de la nocturna, que ocurre durante el sueño, cuya activación sería involuntaria.

Dicho fenómeno produce, dada su frecuencia y duración, un desgaste de las piezas dentarias que en los niños posee características especiales.

Por mucho tiempo no se  dio mucha importancia al bruxismo, en especial al de los niños. En la mayoría de los casos se le echaba la culpa a los parásitos que seguramente son albergados por muchos niños. El paso de los años sin embargo no logró aclarar su etiología, reconociéndose a la fecha algunos factores que intervendrían en su aparición. Probablemente ninguno de ellos actúe de forma aislada, sino en forma conjunta.

bruxismo2

Factores psicológicos:

Los psicólogos consideran que el bruxismo sería una respuesta a problemas personales no resueltos o bien a la imposibilidad de expresar sentimientos de ansiedad, odio y agresividad. La tensión, el stress, la vida agitada podrían explicar el origen del fenómeno. A pesar de ello no logran aclarar totalmente su aparición en los niños de muy corta edad. Hay chicos, según estudios, que elevan en forma excesiva el nivel de catecolaminas durante situaciones de conflicto. Éstos tendrían en forma más frecuente bruxismo en comparación con el resto de la población.

Otros estudios realizados para explicarlo ponen el énfasis en las condiciones socioeconómicas que podrían favorecer el stress psicológico en niños y adultos.

Factores odontológicos:

Si bien  clásicamente se le asignó gran importancia, con el tiempo se comprobó que no tienen un papel preponderante. Las malas oclusiones y las restauraciones defectuosas fueron en principio señaladas como las principales causales. Sin embargo la experiencia indicó que no todos los niños y adultos que poseen estos cuadros sufren de bruxismo como también muchos a pesar de no presentar dichas anomalías manifiestan rechinamiento de dientes.

Factores relacionados con el sueño:

El bruxismo nocturno es considerado en muchos estudios como una parasomnia. Así se denomina a los eventos psíquicos indeseables que ocurren exclusiva o predominantemente durante el sueño, a menudo asociados con variables grados del despertar. Este desorden del sueño, según esta teoría estaría mediado centralmente y precipitado por el estrés emocional. Algunas parasomnias pueden ocurrir simultáneamente, como sonambulismo y terrores nocturnos y por tanto, las personas con una parasomnia pueden presentar alguna más.

bruxismo3

Factores genéticos:

Se basan en el hallazgo de niños con bruxismo, hijos de padres que presentaron o presentan el mismo fenómeno.

Enfermedades asociadas:

Hay variadas patologías que afectan al sistema nervioso que presentan entre sus síntomas al bruxismo. Como dijimos al principio, las parasitosis como también la epilepsia, el asma, las parálisis cerebrales pueden  presentar bruxismo. Sin embargo la existencia del fenómeno no implica que sea el resultado de esas enfermedades.

Una teoría novedosa relaciona al bruxismo con la secreción aumentada de Dopamina en muchos niños y adultos. Dicho elemento es un importante neurotransmisor, presente en diversas áreas del cerebro y especialmente importante para la función motora del organismo.

bruxismo6

Establecer la prevalencia del bruxismo en la población en general es difícil dado que no todos los afectados tienen conciencia del mismo y que son variables los síntomas y signos. En las investigaciones hay intervalos tan amplios como del  15 al 90% en la población adulta y del 7 al 88% en la población infantil, lo que demuestra la dificultad para encontrar un promedio.

Los síntomas característicos del bruxismo son el inaudible o audible, consciente o inconsciente apretamiento, rechinamiento, golpeo intermitente (chasquidos) o balanceado de los dientes hacia dentro o hacia afuera, en momentos diferentes de la deglución y trituración de los alimentos, durante el día y/o la noche.

La sintomatología variará en relación a la frecuencia del fenómeno, su duración e intensidad. Las estructuras que se pueden afectar son los dientes y sus tejidos de sostén, los músculos de la masticación y la articulación de la mandíbula.

El signo más importante y habitualmente encontrado por el odontólogo es el desgaste de las piezas dentales. Si bien es menos frecuente en niños, el esmalte de los dientes temporales vulgarmente conocidos como “de leche”  contiene una menor proporción de sales minerales, lo que unido al mayor volumen de sus poros, explica el mayor desgaste que se observa en algunas oportunidades en estos dientes.

bruxismo4

El bruxismo no sólo lleva a la destrucción dental sino además puede conducir a la reabsorción del hueso que los contiene. La experiencia en niños de entre 6 y 9 años nos muestra que  un 30 y un 18% presentan dolor y crujidos en la articulación respectivamente y el 27% refieren dolor a la palpación en los músculos de la masticación. Sin embargo el bruxismo en la infancia no necesariamente es el responsable de un futuro compromiso de dientes y boca. Este hecho, sin embargo, no está del todo claro actualmente, habiendo importantes controversias entre los especialistas.

Para muchos el bruxismo se considera como un fenómeno normal, probablemente asociado con los cambios de la dentición. Los niños que bruxan empiezan a la edad de los cuatro a los ocho años y en un alto porcentaje de ellos a medida que aumenta su edad el bruxismo desaparece; siendo el bruxismo infantil, por tanto, una condición limitada que no necesariamente progresa a bruxismo en edad adulta.

 

TRATAMIENTO:

 La etiología multifactorial de este fenómeno hace algo compleja la planificación de un tratamiento específico. No obstante es el odontólogo quien deberá ocuparse de prevenir y reducir los efectos lesivos que produce el bruxismo en toda persona. Del mismo modo tendrá que estar atento a los factores psicológicos que pueden expresarse en el consultorio como nerviosismo, irritabilidad y otros indicadores de tensión que necesiten tratamiento especializado.

En los niños durante la dentición mixta que incluye dientes “de leche” y definitivos o en las etapas permanentes del desarrollo, la provisión de férulas de goma blanda puede brindar alivio. También puede beneficiarse con el uso de una férula acrílica que ajuste en los dientes del maxilar superior. Los niños que tienen sólo la dentición primaria o en quienes apenas estén erupcionados los primeros molares permanentes y poseen importante erosión de los molares primarios, se demostró el buen resultado de la aplicación de coronas de acero inoxidable.

bruxismo5

Como se ha expresado anteriormente, a pesar de que el bruxismo infantil no necesariamente progresa a bruxismo en el adulto, el odontólogo iniciará el tratamiento que corresponda, especialmente si el niño manifiesta síntomas o se observan signos de desgaste dentario.  En estos casos además se podrá complementar el mismo con apoyo psicológico de sospecharse problemas o tensiones no resueltos.

Fuente: Vallejo Bolaños E. y col. “El bruxismo infantil” Odontología pediátrica. Madrid. 2002.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Sobrepeso

Share on FacebookTweet about this on Twitter

sobrepeso7El inicio que puede encender la alarma

EL SOBREPESO EN LOS NIÑOS

Diciembre 2017

 

El sobrepeso, como su nombre lo indica, es un estado patológico que significa poseer un peso que se encuentra por encima de los valores considerados normales para  la edad y la talla del niño. En un escalón superior se encuentra la obesidad, agravamiento del sobrepeso.

Durante los 2 primeros años de vida el sobrepeso se valora relacionando en  curvas de percentilos el peso del niño y su talla con la edad. A partir de los 2 años comienza a tomarse en cuenta el llamado índice de masa corporal (IMC) resultante de dividir el peso por la talla y nuevamente por la talla. Tiene sobrepeso el niño que se encuentra entre los percentilos 85 y 97 de la curva de IMC. Sufre de obesidad aquel que supera el percentilo 97.

sobrepeso5

El sobrepeso depende de una alteración del balance entre la ingesta de calorías por intermedio de los alimentos y el gasto energético que la persona produce. En un niño ese gasto está representado por las necesidades del metabolismo, los requerimientos del crecimiento y el desarrollo, el mantenimiento de la temperatura y la actividad física.

La prevalencia del sobrepeso se ha incrementado en todo el mundo. Este incremento no respeta regiones, economías ni culturas. Más aún en muchos países como el nuestro conviven la desnutrición y el sobrepeso como indicadores de déficits cuantitativos y cualitativos de la alimentación.

En la Argentina los datos de la encuesta Nacional de Nutrición y salud del año 2007 informaban  que el sobrepeso y la baja talla  constituían las condiciones más prevalentes en niñas y niños menores de 5 años. La proporción de niños con sobrepeso es de aproximadamente del 31,5% en todo el país, independientemente de las edades consideradas.

sobrepeso6

La presencia de sobrepeso es un hallazgo muy frecuente durante la consulta al médico pediatra a pesar que en la mayoría de las veces no sea el motivo de la visita. Sin embargo su diagnostico puede iniciar el tratamiento del mismo, evitando su evolución y probables complicaciones. No obstante, suele ocurrir que en las primeras consultas el sobrepeso no se vea como una enfermedad. Generalmente reciben por parte de la familia el trato de “gorditos saludables” cuando realmente no lo son.

El sobrepeso más preocupante es el que acumula grasa a nivel central, sobre el abdomen, incrementando el diámetro de la cintura. Ocurre que esa grasa, por mecanismos hormonales puede contribuir a perpetuar  y aún aumentar el sobrepeso llevando fácilmente a la obesidad.

sobrepeso4

Hay períodos de rápida acumulación de tejido adiposo en los que es necesario estar atentos para evitar el sobrepeso:

  • Los primeros 18 meses de vida: Importante será para evitarlo mantener la lactancia materna y evitar la incorporación precoz de otros alimentos.
  • Entre los 3 y 4 años coincidentes con las edades de ingreso al jardín: los niños tienen tendencia a incrementar su tejido adiposo, especialmente la panza.
  • Durante la adolescencia.

Se han descubierto factores hormonales secretados por el tejido adiposo y el estómago que intervendrían en las sensación de saciedad luego de la ingesta y en la acumulación de la grasa corporal que son muy variables en cada niño y relacionados probablemente con factores genéticos.

La consulta periódica al pediatra es fundamental para diagnosticar en forma precoz el sobrepeso. El cambio de percentilo dentro de las curvas de IMC es siempre un elemento a tener en cuenta en la evolución y el seguimiento de todo niño. La circunferencia de la cintura que también posee curvas con percentilos también es un dato útil para el diagnóstico y el seguimiento de estos niños.

Sin embargo es muy frecuente que hecho el diagnóstico la familia no preste demasiada atención a las recomendaciones del médico. Factores socioculturales suelen llevar a la población a perder de vista al sobrepeso como una cuestión de riesgo para la salud.

Si bien la genética de cada persona puede facilitar la aparición de sobrepeso y obesidad hay también importantes factores que favorecen su aparición incluso en edades tempranas de la vida.

  • Peso al nacer: Bajo peso de nacimiento para la edad gestacional.
  • Alimentación temprana: En nuestro país, menos de la mitad de los niños tienen lactancia exclusiva hasta los 4 meses. La insuficiente alimentación con pecho materno y la incorporación de otros alimentos en momentos inapropiados puede favorecer el sobrepeso. Los niños que no reciben lactancia materna tienen mayor predisposición al sobrepeso.
  • Alimentación de la familia: Las prácticas alimentarias de los padres tienen un rol importante en el desarrollo de las preferencias y los hábitos nutricionales y eventualmente el peso de los niños. Se incluyen aquí la imagen corporal que los padres ven en el hijo, la presión para alimentar, el uso de la comida como recompensa, la calidad y las características de los alimentos que se elijen, la madre que sale a trabajar y no puede ocuparse personalmente de la comida y los hogares con escasos recursos económicos con escasa accesibilidad a alimentos más saludables.
  • La escuela: Hay experiencias que describen un menor nivel de sobrepeso en las escuelas que no poseen kioscos y cuentan en cambio sólo con bebederos de agua. La ingestión de alimentos saludables durante los recreos es fundamental.
  • Duración y calidad del sueño, consumo de bebidas gaseosas, sedentarismo.

sobrepeso2

Un estudio publicado recientemente concluye que “la quinta parte del tiempo de propaganda televisiva está destinado a alimentos y bebidas. Los productos más publicitados fueron los lácteos, seguidos de golosinas, luego productos de cadenas rápidas y bebidas. Las dos terceras partes de los alimentos y bebidas publicitados eran considerados poco saludables.

En  la infancia y la adolescencia, la obesidad con aumento de la grasa abdominal se asocia a un mayor riesgo de sufrir hipertensión arterial, incremento de las grasas en sangre, apneas nocturnas, hígado graso y diabetes.

ESTRATEGIAS EN LA PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO:

Las estrategias se deben iniciar durante la gestación del niño, con el control adecuado del embarazo, evitando un excesivo incremento del peso materno durante el mismo.

La lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida es fundamental y sólo a partir de allí ir incorporando otros alimentos. No sobrealimentar al bebé, prestando atención a los signos de saciedad que puede expresar el niño. Utilizar el agua como mejor bebida. Evitar alimentarlo mientras está encendida alguna pantalla. No recompensar nunca al niño con comida.

El embarazo, la lactancia y la primera infancia son momentos oportunos para el cambio de hábitos familiares.

sobrepeso1

  • Se deben respetar los horarios de las comidas evitando comer fuera de la mesa o “picotear”.
  • Ingerir diariamente 4 porciones de fruta y verdura, 2 o 3 en los más pequeños.
  • Las porciones de alimentos no deben superar el tamaño de la mano del niño.
  • Elección de alimentos saludables.
  • Las golosinas y alimentos de copetín (papas fritas, chizitos y/o similares) no deben ser parte de la mesa familiar).
  • Se pueden anotar los alimentos y comidas diarias, cantidades, horarios y raciones.
  • Promoción de la actividad física.

Fuente: Ferraro M. “Sobrepeso en pediatría. ¿Inicio del problema? ” Programa Nacional de Actualización Pediátrica. 2017

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Alopecía areata

Share on FacebookTweet about this on Twitter

areata1¿QUÉ ES LA ALOPECÍA AREATA?

Lo que hay que saber

Diciembre 2017

Con el término “alopecía” se denomina a la ausencia o caída del pelo en zonas del cuerpo que normalmente lo poseen. Por dicho motivo las alopecías están referidas especialmente en el cuero cabelludo y en todas las etapas de la vida.

La alopecia es un padecimiento común en los individuos, asociada algunas veces a otras enfermedades.

La alopecía “areata” se caracteriza por la pérdida de pelo sin cicatriz en áreas circulares u ovaladas de diverso tamaño generalmente en el cuero cabelludo. También puede afectar cejas, pestañas o en cualquier lugar donde normalmente haya pelo. En los adultos, además de las áreas mencionadas se pueden observar “parches” de alopecía en la barba y en la región pubiana.

areata4

La característica mencionada, “en parche” es la más frecuente en relación a su presentación. Son zonas, generalmente redondeadas con límite neto, encontrándose piel sana sin pelo en su interior.

La alopecía areata afecta aproximadamente entre el 1 y el 2% de la población mundial siendo variable su frecuencia en distintas regiones geográficas. No distingue géneros, dado que no se han encontrado diferencias significativas entre los casos reportados por hombres y mujeres. Los rangos de edad en los cuales suele presentarse oscilan entre los 4-5 años y los 15-40 años, con una mayor incidencia entre los 10 y 25 años. Es rara la manifestación en mayores de 60 años. Si bien es menos frecuente, el padecimiento puede ocurrir desde los primeros meses de la vida.

areata5

Su origen a la fecha es desconocido a pesar que hay varias teorías que proponen explicarla en relación a las etapas de crecimiento que el pelo posee.

Hay 3 fases de evolución normal en el  folículo piloso: 1) anágena: de crecimiento, 2) catágena: de detención del mismo y 3) telógena: de caída del mismo. En la alopecía areata estaría afectada alguna de las etapas del proceso mencionado por probables orígenes que a la fecha se discuten.

Los factores ambientales han sido propuestos inicialmente como los más importantes en la aparición de esta patología. El stress, las crisis de ansiedad, las tensiones nerviosas han sido señalados como los orígenes en muchos casos. También se ha asociado la aparición de la enfermedad luego de infecciones, tóxicos y trastornos alimentarios.

Hay investigaciones que sugieren la intervención de mecanismos inmunológicos que explican el fenómeno. La asociación con vitíligo, lupus, artritis reumatoidea y otras enfermedades autoinmunes podrían fundamentar dicha teoría. Se sugiere, en relación a la misma, que en estos casos se desarrollarían anticuerpos contra los folículos pilosos en la fase de crecimiento. Esta teoría estaría avalada por estudios que incluyen biopsias demostrando la presencia de glóbulos blancos en la periferia de los folículos en el transcurso de la enfermedad.

areata3

Si bien la mayoría de los casos son esporádicos existen también reportes de casos que se repiten en familias y en distintas generaciones, sugiriendo el origen genético de la patología.

En los chicos el motivo de consulta es habitualmente la pérdida de cabello en áreas circulares u ovales, únicas o múltiples en la cabeza. Los familiares suelen referir que desde un tiempo variable notaban la disminución del pelo en esa zona. No obstante, al momento del examen llama la atención la región “pelada” bien limitada sin ningún tipo de inflamación, dolor o prurito. Algunas veces pueden encontrarse motivos emocionales o coincidir con la convalescencia de enfermedades que posibiliten explicar el fenómeno.

No obstante en la mayoría de los casos no existen antecedentes a destacar. Es importante la diferencia con la alopecía causada por tracción o tironeamiento del pelo, secundarias a peinados o a violencia doméstica. En estas situaciones la pérdida de pelo no se encuentra tan circunscripta y uniforme pudiendo acompañarse de dolor.

areata2

Las alopecías causadas por micosis denominadas “tiñas” tienen también características muy distintas. En estas el fondo es sucio, hay signos de inflamación y prurito.

No hay un tratamiento específico para la alopecía areata dado que aún no se conoce su etiología. No obstante hay buenas experiencias con inmunoterapia tópica, corticoides y otros medicamentos cuya indicación es exclusiva de los especialistas.

El curso de la alopecía areata tanto en niños como en adultos es impredecible, siendo frecuente las mejorías y las recaídas.

El apoyo psicológico de los niños suele ser importante dado que la alopecía motiva la baja autoestima, la ansiedad, la depresión y los efectos negativos en la calidad de vida, pudiendo repercutir en el crecimiento y desarrollo normal.

Fuente: Juárez Rendón K. y col. “Alopecía areata. Actualidad y perspectivas”. Archivos Argentinos de Pediatría. 2017

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

El desayuno

Share on FacebookTweet about this on Twitter

desayuno3La importancia del desayuno

DESAYUNAR NO ES SÓLO TOMAR LA LECHE

Noviembre 2017

Los nuevos estilos de vida van cambiando hábitos y costumbres. El trabajo fuera de la casa de ambos progenitores cada vez más frecuente, los horarios dispares de cada integrante de la familia y la rapidez con la que se vive en la actualidad hacen que se modifiquen o desaparezcan ciertas costumbres, alguna de ellas saludables. Es el caso del desayuno. El compartir las comidas con toda la familia, por lo menos en el medio urbano, es algo que viene siendo poco frecuente. En contraposición ha crecido la influencia del desayuno dentro del comedor escolar. Sin embargo éste no debería reemplazar a la mesa familiar, ya que corresponde también al hogar la formación de hábitos alimentarios correctos.

Las comidas familiares no solo constituyen un modelo de alimentación, sino que también son un punto de encuentro, con repercusiones que van más allá del ámbito de la salud. Vivir en familia con los padres y desayunar con ellos son factores que se asocian a un mejor hábito de desayuno en los adolescentes.

desayuno2

Los cambios demográficos también han modificado estos hábitos. Los hogares conducidos sólo por una madre o un padre, las familias integradas, las compuestas y los menores al cuidado de otro menor son cada vez más frecuentes. Se agregan a ellas factores económicos como los hogares en situación de pobreza. En todos estos ejemplos la primera comida del día no suele ofrecerse en la casa sino en la escuela.

El desayuno podría definirse como la comida sólida consumida antes de iniciar la jornada laboral o escolar o, durante los fines de semana la realizada antes de las 11:00 h o, simplemente, como la primera comida del día. Su sola mención, sin embargo, no deja entrever la importancia que posee dentro de la dieta total. Nuestra cultura o idiosincrasia hace pensar en el desayuno como una comida generalmente liviana y breve, razonamiento que no se comparte en otras partes del mundo. Su inclusión de manera diaria y regular se ha asociado con mayor rendimiento físico e intelectual. Su aporte calórico nutricional puede ser tal que con la incorporación de alimentos de todos los grupos constituya un aporte energético fundamental de todos los días.

desayuno4

Estudios realizados en nuestro país han encontrado que en escuelas de educación primaria el 55% de los niños ingresa sin haber desayunado en sus hogares. La falta de este hábito se asoció además con aspectos familiares desfavorables, sumándose ausencia de desayuno en los padres y paradójicamente frecuente obesidad del niño. A medida que se interrogan alumnos de mayor edad, en especial los adolescentes, la proporción se incrementa.

desayuno5En Argentina, 1 de cada 10 preescolares presenta obesidad. Aunque es una patologíamultifactorial, los determinantes sociales (bajo nivel socioeconómico) y los estilos de vida (dieta no saludable, no desayunar o desayuno insuficiente o sedentarismo) juegan un papel muy importante, asociándose a obesidad durante la infancia y la adolescencia.

El niño que no desayuna realiza frecuentemente ingestas energéticas no recomendadas entre horas o mayor ingesta calórica en las siguientes comidas del día, con el consiguiente aumento de peso.

Todos estos hallazgos han llevado a que distintas sociedades científicas recomienden realizar el desayuno diariamente como una de las estrategias para evitar la obesidad y la mala alimentación, dado que se encuentra mayor porcentaje de niños obesos que omiten el desayuno en comparación con niños de peso normal, identificando este hábito como factor protector para un adecuado estado nutricional.

desayuno1

Hay también características socioculturales que determinan la presencia del desayuno y la composición de sus alimentos. Por ejemplo, se ha encontrado una relación positiva entre el nivel educativo de los padres, el hábito  del desayuno y la participación en deportes. De forma contraria, las familias que presentan mayores privaciones económicas no tienen garantizada la presencia diaria del desayuno ni su calidad.

Todos los niños y adultos deberían desayunar, entendiéndose como tal la posibilidad de alimentarse en forma variada y saludable, aportando la energía necesaria para la primera mitad del día, compartiendo luego de cada despertar la mesa familiar, más aún cuando los almuerzos en familia son escasos, especialmente durante los días laborables.

Tomar la leche o ingerir el primer alimento del día en la escuela se asocia frecuentemente a trastornos en el rendimiento durante la primera mitad de la jornada.

La falta de desayuno suele provocar en el niño la ingesta de alimentos de baja calidad, con escaso valor nutritivo como golosinas y dulces en los kioscos escolares. La asociación de estos hábitos con el sobrepeso y la obesidad están, como vimos, ampliamente demostrados.

Fuente: Gotthelfa S., Tempesttia P. “Desayuno, estado nutricional y variables socioeconómicas en alumnos de escuelas primarias de Salta” Archivos Argentinos de Pediatría. 2017.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook