Archivo de la categoría: ANUARIO

Vacunación Covid en los más pequeños

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Vacunación Covid a niños y adolescentes

DOCTOR ¿VACUNO A MIS NIÑOS?mevacune

Noviembre 2021

Las vacunas se han convertido en uno de los principales avances en la prevención de toda enfermedad infectocontagiosa. La inmunidad se denomina de “rebaño” cuando un programa de vacunación alcanza altas tasas de inmunizaciones disminuyendo la circulación comunitaria del agente infeccioso, beneficiando de esta forma también a la población no vacunada.

Más de 6.5 billones de vacunas contra el SARS-CoV-2 se han colocado en todo el mundo, en lo que ya es la campaña de vacunación más importante de la historia y los efectos adversos y efectos colaterales relatados son muy bajos en forma global.

Las vacunas contra el Covid que a la fecha se vienen aplicando en el mundo poseen distintas plataformas, o sea, en su elaboración intervienen distintas tecnologías que, si bien son diferentes, todas se dirigen a inducir la producción de anticuerpos en la persona que las recibe.

lovacuno1

Tanto la vacuna Sputnik como la Aztra-Zeneca se basan en llamados “vectores virales” responsables de generar anticuerpos mediante la introducción de virus. Ellos transportan la información del Covid necesaria para que, frente a la infección, las defensas puedan responder. Están también las vacunas que, mediante la introducción de nano partículas del virus, provocan la producción de anticuerpos, son los casos de la Pfizer y la Moderna, con amplia distribución en los países del hemisferio Norte. La vacuna de origen chino Sinopharm en cambio, emplea virus del Covid muertos, una tecnología muy conocida y efectiva en la elaboración de muchas vacunas, algunas incluidas en el Calendario Oficial, como la anti poliomielítica entre otras.

lovacuno3

Todas las vacunas conocidas contra el Coronavirus han cumplido la fase 3, en la que se investiga la eficacia de la inmunización en una población considerable de voluntarios. En la denominada fase 4, etapa en la cual se encuentran todas las vacunas contra el Covid que conocemos, miden la efectividad de las mismas en el mundo real, o sea cuando se administran a gran escala como sucede en la actualidad.

La efectividad para todas las vacunas que se están aplicando han sido comprobada en estudios sobre millones de personas, algo inédito por la rapidez en que estos estudios están apareciendo. Se ha comprobado tomando en cuenta el origen de la vacuna, por los tipos de esquema utilizados, en distintos rangos etarios, distintos orígenes étnicos, e incluso ante diferentes variantes del virus. Paradójicamente, en esta etapa, la población no vacunada se constituye en el grupo control, que facilita la comprobación de la mencionada efectividad.

lovacuno5

Según los conocimientos actuales, realizados en población general, todas las vacunas contra este virus muestran que disminuyen los casos graves, la internación y la mortalidad, lo que no es para nada poco a esta altura de la pandemia.

A favor de esta última afirmación, las cifras de enfermos graves y muertos por Covid fueron disminuyendo en la medida que los planes de inmunización fueron ampliando las edades de cobertura. En contrapartida, los niños y adolescentes que no fueron alcanzados por la vacunación en un principio comenzaron a ser más afectados proporcionalmente. En nuestro país, hasta mediados de marzo de este año, los menores de 18 constituían entre el 5 y el 7% de los casos Covid confirmados; entre el 27 de junio al 10 de julio llegaron al 10% y siguieron subiendo hasta superar el 20% del 19 al 25 de septiembre. Si bien la mayoría de ellos no presentan casos graves, al aumentar su frecuencia se constituyen en focos de contagio para adultos mayores o personas con inmunodeficiencias alcanzadas o no por la vacunación. Por otra parte, el incremento de casos en niños y jóvenes probablemente aumente la cantidad de enfermos graves, complicaciones o muertes en comparación con el año anterior, tomando esta franja etaria como referencia.

lovacuno2

Esto ha llevado a varios países, como el nuestro, a ampliar la indicación de la vacuna, en principio a adolescentes y luego a niños con y sin comorbilidades. Estas decisiones además están relacionadas con los reportes científicos y en la disponibilidad de vacunas.

Recientemente se ha comenzado a inscribir y prontamente a vacunar a niños y niñas a partir de los 3 años de edad. Dicha determinación ha despertado la lógica inquietud en padres y madres acerca del beneficio y/o la inocuidad de su aplicación. La vacuna que se ha dispuesto para esta franja etaria es la Sinopharm de origen chino. Los pediatras han recibido gran cantidad de consultas al respecto y la Sociedad Argentina de Pediatría, en relación a la documentación recibida por intermedio del Ministerio de Salud de la Nación ha aprobado su aplicación, instruyendo a sus afiliados para promover y garantizar la inmunización.

lovacuno4

La plataforma científica sobre la cual se basa la vacuna Sinopharm es la más “simple” y probada con la cual se tiene más experiencia al respecto. La estrategia de inocular virus muertos se viene realizando desde hace mucho tiempo y tiene como evidencia entre otras a la vacuna Salk o anti poliomielítica entre otras. Seguramente estos antecedentes y la eficacia ya comprobada hayan determinado la elección de esta vacuna.

La reducción de los enfermos, pero especialmente de los casos graves o muertes por Covid, constituyen el resultado de la efectividad de las vacunas. La aplicación de las mismas en los niños y niñas es una estrategia más para terminar cuanto antes con la pandemia. Seguramente muchas más se deberán incluir para que la inmunidad sea más perdurable y dejemos definitivamente atrás el peligro de la enfermedad.

Fuentes:

    – Ministerio de Salud de la Nación. 2021

   – Roa R. “Vacunación Covid en adolescentes”. La Biblioteca de Springfield. 2021

  • Comunicado Vacunas Covid 19 en menores de 17 años. Sociedad Argentina de Pediatría. 2021

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

El estridor de la laringe

Share on FacebookTweet about this on Twitter

EL ESTRIDOR Y SU SIGNIFICADO

Lo que hay que saberestridor3

Noviembre 2021

La respiración normal en un lactante o un niño pequeño debe ser silenciosa. Toda obstrucción o estrechez en las vías aéreas provocan un sonido que podrá ser más o menos audible.

En las vías respiratorias bajas, la obstrucción de los bronquios suele provocar sibilancias, un sonido fino que generalmente es escuchado cuando el médico apoya su estetoscopio. En cambio, cuando la estrechez se encuentra entre la laringe y la tráquea el sonido suele escucharse de manera directa y se lo denomina estridor. El mismo podrá escucharse cuando el niño inspira el aire, cuando lo exhala o en los dos tiempos respiratorios, dependiendo generalmente de la localización de la obstrucción.

estridor1

La laringe interviene tanto en la deglución como en la respiración y su compromiso tendrá repercusión en alguna de ellas o en ambas. La afectación de la voz o el llanto en los niños pequeños suele ser característica, dada la presencia de las cuerdas vocales en su interior.

El estridor como tal puede tener diferentes orígenes y probablemente los síntomas que lo acompañen, la edad y algunos antecedentes pueden guiar no sólo al médico sino también a los padres para encontrar el motivo de ese “ruido” al respirar.

En los recién nacidos y lactantes las malformaciones a nivel de la laringe suelen ser las causas frecuentes del estridor y, dentro de ellas, el cuadro denominado laringomalacia es el de mayor incidencia.

La causa es la flaccidez o debilidad de las paredes laríngeas que en el momento de la inspiración colapsan, estrechando de ese modo la luz y generando el sonido. En estos casos el estridor comienza habitualmente durante la primera semana de vida y suele incrementarse durante el llanto, la alimentación o cuando se pone al bebé boca arriba.

La laringomalacia requiere la consulta a un especialista que generalmente, por medio de la observación endoscópica de la laringe, confirmará el diagnóstico. Según la zona comprometida de la misma y su extensión dependerá el tratamiento y su evolución. Generalmente el cuadro se resuelve en forma espontánea y definitiva a partir de los 6 meses a medida que las paredes de la laringe adquieren mayor estructura y dejan de colapsar. Sin embargo, durante su transcurso habrá que tener cuidado durante la alimentación, evitando atragantamientos, controlando si la obstrucción produce además dificultad respiratoria o si como resultado de la misma no se observa un progreso de peso adecuado. Del mismo modo si aparecen apneas durante el sueño. Algunas veces sucede que el estridor reaparece en la adolescencia y los padres recuerdan el antecedente de la laringomalacia.

estridor2

Hay muchas otras malformaciones sobre la laringe que pueden provocar signos y síntomas similares, pero son mucho menos frecuentes. No obstante, el diagnóstico dependerá, como se dijo anteriormente, de la observación de la laringe por el especialista.

Los cuerpos extraños constituyen también la atención en esta parte del árbol respiratorio. La laringe es la localización menos frecuente de los mismos, a excepción en los menores de un año en los que pueden constituirse en una emergencia al obstruir la luz en forma parcial o total. Numerosos objetos pequeños deglutidos por niños durante estas edades pueden quedar atravesados en esta región. Los cuerpos extraños pueden ser finos y puntiformes como las espinas de pescado, redondeados y blandos como las aceitunas y las uvas o laminares y blandos como los trozos de cáscara de huevos.

estridor4

La obstrucción de la laringe en estos niños puede comprometer la vida si el objeto no permite la entrada y salida de aire por esta vía. El episodio se presenta bruscamente durante la comida llevando al ahogamiento del niño provocando brusco estridor y tos como intento en desobstruir la laringe. Hay maniobras específicas que todo padre o cuidador debe conocer y que pueden salvar una vida.

estridor6

estridor5Si la obstrucción es parcial, el objeto queda alojado a nivel laríngeo y comienza a dar síntomas que al inicio pueden confundirse con laringitis infecciosas. De esta forma aparece el estridor, la tos, la disfonía y la dificultad respiratoria en forma progresiva. El objeto en cuestión queda adherido a las paredes produciendo lesiones laríngeas de distinta índole. Estadísticamente ocurre en forma más frecuente en varones entre 1 y 3 años. La curiosidad, la exploración del ambiente por medio de la boca, la deglución inmadura, la propensión de los niños a la distracción y a jugar mientras comen y la falta de experiencia en diferenciar los objetos que se comen de los que no son comestibles son los principales motivos de estos accidentes durante esta etapa de la vida.

Aunque la obstrucción pueda ser parcial algunas veces el edema producido por la inflamación de las paredes puede terminar ocluyendo en forma total la luz y producirse la asfixia seguida de muerte.

En caso de imposibilidad de respirar, tos brusca, gran dificultad para hacer ingresar el aire y tonalidad azulada de sus mucosas, (cianosis), es probable que la obstrucción sea total. Se debe actuar rápidamente iniciando las maniobras de desobstrucción. Sin embargo, si el niño puede respirar, a pesar de la tos y el estridor, es aconsejable no realizarlas dado que pueden mover al objeto y obstruir la luz en forma total. La consulta a un servicio de urgencia es fundamental.

En realidad, el mejor tratamiento debería ser siempre la prevención, controlando a los niños pequeños durante la alimentación y/o el juego, descartando objetos pequeños o punzantes que puedan ser deglutidos.

Muchos niños con tos a repetición y cuadros interpretados al inicio como laringitis terminan siendo cuerpos extraños alojados en la laringe, encontrando seguramente algún episodio de ahogamiento no tenido en cuenta en su momento. En estos casos la extracción del objeto y el tratamiento de las lesiones provocadas por el mismo son siempre resorte del especialista en endoscopía.

Fuente: Rodríguez H. y col. «Estridores laríngeos en recién nacidos y niños». Programa Nacional de Actualización Pediátrica. S.A.P. 2021.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

Ronquidos y obesidad

Share on FacebookTweet about this on Twitter

El sueño en los niños obesos

TRASTORNOS RESPIRATORIOS DURANTE EL SUEÑO EN NIÑOS Y ADOLESCENTESronq3

Noviembre 2021

Los trastornos respiratorios durante el sueño en niños y adolescentes se caracterizan por la obstrucción de las vías aéreas superiores de distinta índole que pueden ir desde el simple ronquido a episodios de pausas respiratorias, (apneas), durante el sueño.

Si bien hay muchas causas anatómicas que pueden provocarlo, se reconoce a la obesidad como un factor de riesgo marcado para el desarrollo de este trastorno. La misma es un problema de salud mundial, debido al incremento de su prevalencia. Más del 50% de los niños obesos lo continuarán siendo durante su vida adulta con las lógicas consecuencias para la salud.

ronq1

El ronquido es generalmente el primer signo que puede alertar sobre un trastorno durante el sueño. En los niños suele acompañar al incremento en el tamaño de las adenoides, que, sumado a otros trastornos pueden indicar la necesidad de la extirpación de las mismas.

Los problemas en el sueño pueden manifestarse también con intermitencias, pudiendo aparecer sudoración nocturna, sueños intranquilos y bruscos despertares durante las noches, secundarios generalmente a la presencia de apneas o pausas respiratorias que “obligan” al organismo a finalizar el sueño a fin de no disminuir el Oxígeno en la sangre.

ronq2

Los adolescentes obesos suelen presentar estos trastornos durante el sueño asociados a valores elevados de tensión arterial que persisten al inicio y durante el mismo. La posibilidad de presentar colesterol y triglicéridos elevados, así como el desarrollo de diabetes es elevada, constituyendo un cuadro que requiere un tratamiento integral.

Evidentemente los trastornos en el sueño en estos adolescentes es sólo uno de los síntomas, pero muchas veces pueden alertar acerca del avance de la enfermedad.

El ronquido en el adolescente obeso está probablemente relacionado con las turbulencias del aire inspirado, sobre todo cuando hay estrechamientos en la vía aérea superior, al aumentar su velocidad, y a la flacidez y/o incremento parietal de los tejidos blandos de la vía aérea superior. De esta forma puede vibrar desde algunas partes de la vía aerodigestiva hasta el velo del paladar.

ronq4

Los depósitos de grasa en la vía aérea también pueden originar ronquidos por el mecanismo recientemente descripto.

En adultos, la circunferencia de la cintura es un valor que se considera habitualmente para el control evolutivo de los adultos obesos. Su aparición precoz en niños y adolescentes suele asociarse a trastornos respiratorios durante el sueño y riesgo de enfermedad cardiovascular que continuará probablemente durante la vida adulta.

Se sabe que el aumento del tamaño del cuello en adultos obesos puede predecir la aparición de apneas durante el sueño. Los adolescentes no escaparían a esta regla, encontrándose esta relación en forma frecuente.

ronq6

Cambios socioculturales, el aumento de actividades curriculares y extracurriculares, el uso de pantallas y comunicaciones en línea a toda hora, especialmente durante la pandemia, hacen más vulnerable al adolescente tanto por la duración como por la calidad del sueño, lo que incrementa las posibilidades de presentar trastornos respiratorios durante el mismo. Vale recordar además que se ha demostrado la influencia del sueño inadecuado en la etiopatogenia de la obesidad y la hipertensión arterial. Del mismo modo, se ha observado también una relación entre la disminución en las horas de sueño y la hipertensión.

De esta forma queda claro la necesidad de controlar a todo niño que posea trastornos durante el sueño, entre ellos los ronquidos, más aún en adolescentes con obesidad.

Fuente: Fraire J. y col. «Prevalencia de trastornos respiratorios del sueño en adolescentes y su relación con la presencia de obesidad e hipertensión arterial» . Archivos Argentinos de Pediatría. 2021

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

Vacunación contra el Covid en los niños

Share on FacebookTweet about this on Twitter

VACUNACIÓN CONTRA EL COVID

¿Preparamos a los niños?vac7

Octubre2021

Recientemente se ha autorizado en nuestro país la vacunación contra el Covid 19 a niños y niñas entre 12 y 17 años que posean morbilidades, o sea, enfermedades crónicas que puedan agravar la evolución del Covid en caso de contagio. Aunque la población pediátrica no ha sido la más afectada durante la pandemia, los niños también pueden enfermar, cursar formas graves y constituirse en focos de contagio de la enfermedad.

vac3

Como toda vacuna, la inmunización contra el Covid 19 resulta ser una herramienta valiosa para lograr la inmunidad denominada “de rebaño” frente a las nuevas variantes del virus. Cuanto mayor población sea alcanzada más cerca estaremos de terminar con la pandemia.

Como se dijo en artículos anteriores, las vacunas poseen distintos tipos de plataformas, o sea, en su elaboración y composición intervienen distintas estrategias para obtener, una vez aplicadas, las defensas necesarias para evitar o atenuar la enfermedad. Las vacunas que utilizan ARN mensajeros han sido las primeras autorizadas para ser administradas en niños por la Food and Drugs, (FDA) y la Agencia Europea de Medicamentos, (EMA).  Dicha plataforma transmite información genética del virus a las células del organismo para que puedan defenderse.

vac5

En relación a la mencionada experiencia y a la disponibilidad de vacunas, las autoridades sanitarias de nuestro país decidieron la extensión de la vacunación al mencionado grupo etario, empleando para ello vacunas con la plataforma señalada anteriormente.

La primera vacuna arribada a nuestro país con estas características fue la SPIKEVAX (M.R.) del laboratorio MODERNA (M.R). A la fecha es la que se está empleando para inmunizar a esta franja etaria. Por compartir la misma plataforma, la vacuna desarrollada por el laboratorio PFIZER (M.R.), llegada al país en forma más reciente, podría también ser utilizada para similar propósito, Más aún, esta última se estaría comenzando a aplicar a menores de 12 años en algunos países.

vac4

Ambas vacunas, como todas las empleadas en nuestro país, han demostrado ser seguras y confiables, siendo estas últimas firmes candidatas para encabezar la vacunación en toda la franja pediátrica en un futuro cercano.

Yendo específicamente a la vacuna MODERNA, la misma ha demostrado ser eficaz frente a la variante delta, presentando como contraindicaciones la presencia de antecedentes alérgicos o enfermedades infecciosas graves en el momento de su aplicación, contraindicaciones similares a las establecidas con el resto de las vacunas Covid.

vac1

Se recomienda, no obstante, que las vacunas contra COVID-19 administradas a niños y adolescentes cuenten con un estricto monitoreo de seguridad, recibiendo esquemas completos de vacunación (dos dosis con un intervalo de 28 días, en el caso de la Moderna.

Los principales efectos secundarios vinculados con la vacuna Moderna a nivel local son dolor, enrojecimiento y tumefacción en el sitio de inoculación que, como en el resto de las vacunas, es en la zona del brazo, cercana al hombro. Los principales efectos secundarios generales son: sensación de cansancio, dolores musculares, cefalea, fiebre y escalofríos, náuseas y vómitos.

vac2

Las autoridades sanitarias establecerán la mejor estrategia para cubrir la mayor población posible tomando en cuenta la disponibilidad de vacunas, las experiencias científicas internacionales y la evolución de la pandemia. En muchas partes del mundo se está autorizando una tercera dosis de refuerzo para aquella población con mayor riesgo de contraer la enfermedad o presentar complicaciones por la misma. La disyuntiva será si se avanza con la población infantil o si una tercera dosis termina por establecerse. Lo ideal sería contar con ambas alternativas, pero todos sabemos que lo ideal no suele ser siempre lo posible. Mientras tanto continuemos cumpliendo las medidas de prevención y con la vacunación en las edades establecidas hasta la fecha.

Fuentes:

  • “Manual del vacunador. Vacuna Moderna.” Ministerio de Salud de la Nación. 2021
  • “Posicionamiento frente a las vacunas Covid-19 en Pediatría”. Sociedad Argentina de Pediatría”. 2021

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

 

Los pies y las consultas

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Desde el pie plano al “juanete”

ALTERACIONES EN LA FORMA Y POSICIÓN DE LOS PIESpie4

Octubre 2021

Las alteraciones en el pie o en la marcha de los niños constituyen una consulta bastante frecuente en pediatría. El motivo de la misma generalmente es por alteración en la forma de los pies o en la marcha; también puede ser por la deformación que los padres observan en el calzado o la aparición de callosidades o dolor. La gran mayoría corresponde a procesos normales formando parte del crecimiento del niño, no constituyendo patología.

Las deformidades observadas en los pies suelen ser flexibles durante estas edades, o sea con una maniobra o en una posición la alteración disminuye o desaparece. Es el caso del pie plano. El mismo es una condición normal durante los primeros años de vida y con el crecimiento el arco se va manifestando. En realidad, generalmente se acompaña de un desvío hacia adentro de la parte posterior del pie agregándose la característica de “valgo” a la denominación original. El pie plano en los niños es producto de lo laxo de las articulaciones y la escasa osificación en estas edades. Lo flexible de esta “deformidad” se comprueba generalmente cuando el niño se para en puntas de pie, observándose en esa posición el arco longitudinal, que a simple vista no se podía apreciar. Generalmente no presentan síntomas ni deterioro en la marcha o actividad deportiva.

pie2

Hay algunas patologías que, en relación a la hiperelasticidad que suelen presentar en todo el cuerpo, exacerban las características del pie plano en los niños. Distintos síndromes de transmisión familiar pueden expresar en forma más evidente esta deformidad.

Los niños con pie plano no requieren generalmente tratamiento dado que es una condición que se revertirá con el crecimiento. No obstante, se estima que un 10% de los adultos persistirá con pie plano de distinta magnitud, siendo en su gran mayoría asintomáticos y sin presentar repercusión en la postura.

La indicación más adecuada para estas deformidades leves y flexibles es el uso de un calzado adecuado. Éste otorga protección al pie, proporciona un apoyo más confortable y aporta cierto grado de estabilidad, especialmente en niños pequeños. Desde luego no contribuyen a cambiar la historia natural de las deformidades ni a modificar la anatomía del pie durante el crecimiento. Las conocidas “plantillas” suelen brindar un mejor apoyo y alineación al pie, siempre y cuando se las use con un calzado adecuado. No “curan” al pie plano ni afectan el desarrollo del mismo.

pie6

A diferencia de todo lo comentado hasta aquí, hay deformidades fijas, las cuales no pueden ser corregidas mediante un cambio de posición o maniobra. Muchas son secundarias a traumatismos o enfermedades degenerativas que involucran a casi todo el organismo. Otras son secundarias a mal formaciones óseas que impiden una correcta posición del pie y dificultando por lo tanto el inicio de la marcha.

pie5Hay una deformidad en los pies, algo frecuente en adultos que puede comenzar a manifestarse, especialmente en niñas, durante la segunda infancia. Se denomina Hallux valgus juvenil, siendo “juanete” su nombre más conocido a nivel popular. Es una deformidad progresiva y congénita que produce una desviación del dedo gordo del pie, sin provocar inicialmente síntomas. Puede dificultar el calzado debido al ensanchamiento de la parte anterior del pie, provocando dolor con el avance de la desviación. Habitualmente el tratamiento es conservador, evitando el uso de zapatos que exacerben la deformidad, controlando la aparición de dolor o callosidades sobre la deformidad.

pie7

Para todos los casos, la consulta médica oportuna podrá orientar o alertar sobre la aparición o desarrollo de algunos de los fenómenos comentados hasta aquí.

Fuente: Martínez G. «Deformidades de los pies en niños» . Revista Médica Clínica Las Condes. 2021

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

 

Los traumatismos en el abdomen

Share on FacebookTweet about this on Twitter

El pelotazo y la patada

GOLPES EN LA PANZAabdomen7

Octubre 2021

La gran mayoría de las veces no son de importancia, otras son de tal envergadura que comprometen la vida. Estamos hablando de los traumatismos y en este artículo de los que ocurren en el abdomen de los niños. Desde el frecuente golpe en la panza en la casa o en la escuela hasta el ocurrido por  violencia, accidentes de tránsito, caídas o riñas callejeras.

abdomen4Lo que no todos conocen es que el trauma es la primera causa de muerte en niños mayores de un año y que el traumatismo del abdomen representa la tercera causa. Más aún, el abdomen es el responsable de la mayor cantidad de muertes por lesiones inadvertidas que no presentan síntomas inmediatos o que no son tenidos en cuenta en un principio. Se cree que entre un 5 y un 10% de los niños que sufren un traumatismo en el abdomen tendrán una lesión de distinta importancia en algún órgano en su interior.

El traumatismo de abdomen se clasifica tanto en niños como en adultos en romos y penetrantes. Los primeros son los más frecuentes, (85%). Entre ellos se destacan las colisiones vehiculares, las caídas en los domicilios, los debidos a maltratos y secundarios a actividad deportiva, estos últimos generalmente en adolescentes. Los traumatismos penetrantes son generalmente provocados por amas de fuego o armas blancas y más del 90% de ellas ocurren en niños mayores de 12 años.

Dentro de las heridas contusas del abdomen se deben destacar las asociadas al uso del cinturón de seguridad, luego de un grave accidente de tránsito, o las producidas por manubrios de bicicleta. Existen, desde luego, traumatismos romos y penetrantes o la combinación de ambos en una misma herida.

abdomen6

Los niños suelen ser más susceptibles a los golpes en la panza debido a la menor superficie corporal, incrementando la posibilidad de sufrir lesiones en múltiples vísceras frente al mismo impacto. El abdomen en ellos es más pequeño, los músculos de la pared son también de menor tamaño siendo escasos de grasa, en comparación con una persona adulta, ofreciendo menor resistencia al trauma que le llega del exterior. Otra diferencia importante lo constituye la mayor laxitud de las cápsulas que rodean a las vísceras, facilitando la acumulación de sangre, (hematomas), retardando algunas veces la aparición de síntomas en los niños.

Es por todo ello que siempre se le debe dar importancia a cualquier traumatismo que ocurra en el abdomen de un niño, más aún si el mismo provocara lesiones o marcas visibles sobre la piel. Obviamente los traumatismos penetrantes son generalmente tenidos más en cuenta, motivando la consulta urgente a servicios de guardia. Por otra parte, muchos traumatismos abdominales se hallan acompañando también a traumatismos en otras partes del cuerpo, frecuentemente en el tórax y en la cabeza como sucede en los accidentes de tránsito.

abdomen3

Como en todo traumatismo es esperable el dolor en la zona del impacto. No siempre guarda relación con la importancia del mismo. Muchas veces, una patada o una caída en la escuela provocan que el niño se queje en los momentos inmediatos al episodio para luego calmarse y tranquilizar a todos. Sin embargo, la región del abdomen afectada por el golpe y las características de las vísceras probablemente involucradas hacen que muchas veces una lesión más o menos importante pueda pasar desapercibida en esos instantes. La evolución del estado general del niño, el dolor de la zona especialmente cuando se la palpa y los signos y síntomas relacionados con el órgano afectado alertarán sobre la gravedad del problema.

El hígado y el bazo se alojan en el cuadrante superior derecho e izquierdo respectivamente. El bazo es el órgano intraabdominal más comúnmente afectado, acompañado generalmente de hematomas en la zona de la piel y distensión general. Cuando el órgano se rompe la hemorragia puede ser importante debiéndose en algunas oportunidades extraerlo en forma completa. Dado que el bazo está involucrado en funciones inmunológicas, un niño sin bazo presentará riesgo aumentado de procesos infecciosos con respecto a la población general.

abomen1

El hígado es el segundo órgano en frecuencia más involucrado y de la misma forma que el bazo suele provocar hemorragias que, en su inicio, pueden llegar a retenerse en la cápsula que los rodea, retardando algunas veces la manifestación completa de los síntomas y signos.

Las lesiones en los riñones se presentan con una frecuencia inferior y suelen manifestarse además del dolor con la presencia de sangre en la orina.

Otros órganos que pueden involucrarse con menor frecuencia son los intestinos y el páncreas, especialmente frente a heridas corto-punzantes o por armas de fuego.

abdomen2

Todo traumatismo en la panza debe ser controlado por pequeño que parezca. El dolor permanente referido a la zona del impacto, la aparición de vómitos, orinas y cacas con sangre deben acelerar la consulta a un servicio de urgencias. Allí una batería de estudios valora especialmente el estado general, la pérdida de sangre y el funcionamiento de los órganos probablemente involucrados. Los estudios ecográficos y radiográficos explorarán el abdomen y la cirugía algunas veces llega a ser la resolución definitiva.

Fuente: Neira P. y col. “Traumatismo de abdomen en pediatría”. Manual de la Sociedad Latinoamericana de Cuidados Intensivos Pediátricos. 2015

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

Las infecciones que se repiten

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Mi hijo no para de enfermarse

INFECCIONES RECURRENTES EN LOS NIÑOSinfrec1

Septiembre 2021

Ante la reiteración de infecciones en un niño surge rápidamente la duda en los padres acerca de la posibilidad de un problema en las defensas del organismo que sea el causante de dichas enfermedades.

Todos los niños presentan cuadros infecciosos generalmente virales y bacterianos, especialmente a partir de los 2 a 3 años cuando ingresan al jardín o en aquellos que conviven con hermanos o con familias numerosas donde los contagios son frecuentes en el mismo seno del hogar.

infrec6

Es difícil señalar un número exacto de infecciones al año por encima del cual la situación se considere patológica. Del mismo modo, no todas las infecciones tienen la misma importancia a la hora de valorar si puede o no existir en el niño algún problema en sus defensas. Los resfríos, las anginas, las laringitis y las infecciones urinarias son patologías frecuentes en todos los niños durante las edades escolares y no deberían constituirse en alarmas para sospechar alguna enfermedad de base que pudiera facilitar la reiteración de esos cuadros. Las infecciones en piel, por ejemplo, pueden ser secundarias a mala higiene o a afecciones alérgicas que al ingresar gérmenes provocan enfermedad, sin tener relación con algún defecto inmunológico.

infrec2

Más aún, un niño sano durante su primera infancia suele tener una media de 6 a 8 infecciones respiratorias altas por año, pudiendo incluso llegar a 10 o 12 si asiste a jardín maternal, tiene hermanos pequeños o factores predisponentes como el asma o el reflujo gastroesofágico. La mayoría de estas infecciones suelen ser virales, las cuales tienen una recuperación espontánea sin tratamiento y poseen escaso compromiso del estado general. Del mismo modo, una vez curados pueden volver a las actividades habituales sin inconvenientes, a pesar de la reiteración de los cuadros infecciosos.

Las enfermedades banales por reiteradas en su aparición no suelen provocar alteraciones en el crecimiento y desarrollo de los niños. Algunas veces puede aparecer algún freno en la curva de peso coincidente con alguna de ellas, que se recupera en forma rápida al superar la infección.

infrec4

En contraposición, las estadísticas consideran que un 10% de niños con infecciones a repetición pueden tener algún problema en sus defensas. Así como anteriormente considerábamos como banales a los resfríos y a las anginas, la reiteración de sinusitis y neumonías deben llamar la atención para investigar algún tipo de predisposición a presentarlas. Lo mismo ocurre para las diarreas crónicas o infecciones en la boca por micosis en niños mayores. Más aún si hay un deterioro progresivo del estado general y una detención en el crecimiento, expresada especialmente en la talla.

Estos niños poseen una afectación cualitativa y cuantitativa de cualquier componente del sistema inmunitario. Tanto las defensas naturales o innatas como las adquiridas, constituidas especialmente por los anticuerpos, pueden estar comprometidas y ser los causantes de las infecciones recurrentes.

infrec5

Será importante la detección precoz de estos cuadros que, aunque poco frecuentes, más del 80% inician sus manifestaciones en edad pediátrica.

Afortunadamente del otro lado se encuentra la gran mayoría de niños que pueden en algún momento de sus vidas presentar enfermedades infecciosas a repetición, origen de la frecuente preocupación de padres y que suelen curar en forma espontánea en casi todos los casos. Será importante entonces tener en cuenta los datos aquí vertidos para comenzar a aclarar las dudas sobre supuestos problemas en las defensas de los niños.

Fuente: Galicchio M. “Infecciones recurrentes en el consultorio del pediatra. Programa Nacional de Actualización pediátrica. Sociedad Argentina de Pediatría. 2021

 

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

El coronavirus y su variante delta

Share on FacebookTweet about this on Twitter

La pandemia nos sigue desafiando

LA VARIANTE DELTA Y NUESTROS NIÑOSdelta1

Septiembre 2021

La pandemia por coronavirus que aún seguimos transitando nos enfrenta a distintos desafíos. Uno de ellos es la variante delta. La misma ha sido calificada como una variante preocupante por la OMS debido a su alta transmisibilidad. A la fecha ya ha sido notificada en más de 150 países y todo indica que seguirá propagándose para convertirse en la clase predominante.

Si bien parecería no presentar cuadros más graves que las otras variantes, su alta contagiosidad puede provocar rebrotes en lugares donde la pandemia se creía controlada.

En nuestro país hay suficientes casos para pensar que la transmisión intracomunitaria de la delta ya se encuentra en desarrollo. Por otra parte, la determinación de la variante que enferma a cualquier persona no se hace en la mayoría de los casos, dependiendo de centros asistenciales “pilotos” para considerar el avance de la misma en relación a los resultados que se van obteniendo.

delta3

La primera pregunta que surgió frente a esta variante fue la protección conferida por las vacunas que a la fecha se están aplicando en todo el mundo. Afortunadamente todas las investigaciones están conduciendo a confirmar la efectividad de las mismas, pero con la recomendación de cumplir con las dos dosis de la inmunización. Como se ha comentado en varias oportunidades. las vacunas protegen a la mayoría de las personas de la enfermedad, pero ninguna vacuna es 100 por ciento efectiva. Un pequeño número de personas vacunadas puede infectarse con COVID-19; es lo que se denomina infección intermitente, pero es probable que tengan síntomas más leves. Lo mismo ocurriría frente a esta nueva variante.

delta2

La segunda pregunta, surgida de algunos comentarios divulgados, es la posibilidad que esta “clase” de coronavirus afecte más a los niños o provoque cuadros más graves de los que a la fecha se habían conocido.

En principio los estudios indican que la misma no está dirigida específicamente a los niños y que debido a la alta contagiosidad de esta variante puede provocar que los casos se multipliquen aún más en lugares muy concurridos, como pueden ser las comunidades escolares y estudiantiles en general.

delta4

En Estados Unidos se han reportado más internaciones por Covid en niños en comparación con las del año pasado y probablemente ese dato ha provocado lógico temor. Sin embargo, esta estadística sólo estaría confirmando la disminución en la edad promedio de las personas que requieren internación debido a la protección conferida por las vacunas.

Los niños y jóvenes constituyen en todas partes la población con menor tasa de inmunizaciones. Los primeros porque aún no han sido alcanzados por la aprobación en la aplicación y los segundos en parte porque se rehúsan a recibirla. La reducción global de los casos de Covid hace que los cuadros más graves aparezcan en personas no vacunadas o con esquemas incompletos. Por lo tanto, debería ser lógico esperar mayor número de casos correspondientes a esas poblaciones.

delta5

No obstante, la variante delta parece seguir produciendo cuadros más leves en niños, lo que no quita riesgos en cuanto a sus complicaciones y contagiosidad.

Las medidas para prevenir la transmisión de la enfermedad siguen siendo las mismas que con las anteriores variantes y la posibilidad de confinamientos podrá constituirse en una alternativa en la medida del avance del virus.

delta6

Continuar vacunando, completando las dosis faltantes y alcanzar a niños y jóvenes son las metas que se deberían cumplir para reducir la mayor cantidad de casos graves por esta variante. La posibilidad de la combinación de distintos tipos de vacunas ya es una realidad, del mismo modo que una tercera dosis en poblaciones o grupos con mayor riesgo de contraer la infección.

Fuente: “Lo que necesitas saber sobre la variante Delta” UNICEF. 2021.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

Reacciones alérgicas graves

Share on FacebookTweet about this on Twitter

ANAFILAXIA

Todo puede desencadenarse de golpeana2

Septiembre 2021

La anafilaxia o reacción alérgica grave es una situación potencialmente critica que puede requerir de un tratamiento urgente dada la posibilidad de muerte de la persona que lo padece. Es un fenómeno de aparición súbita luego de la ingestión, contacto o inhalación de una sustancia que actúa como alérgeno, o sea un elemento con la cualidad de provocar alergia al individuo. Éste, al ingresar al organismo provoca fenómenos inflamatorios en cadena que se van diseminando, más aún habiendo existido anteriormente un primer contacto con el mismo.

ana4No obstante ser un episodio de aparición brusca, la anafilaxia puede provocar una reacción de todo el organismo y de esta forma evolucionar al shock y la muerte. Se entiende al shock como una incapacidad para mantener la perfusión adecuada de los órganos vitales del organismo, explicándose de esta forma la potencial gravedad del cuadro.

La presentación en los niños no es infrecuente y, a diferencia de los adultos, el elemento (alérgeno) que provoca la alergia suele desconocerse o no haber presentado reacción alguna hasta ese episodio. Por otra parte, hay también casos leves o moderados que no son considerados en ese momento como reacciones alérgicas y suelen recordarse más adelante cuando vuelven a presentarse, generalmente de mayor gravedad.

Las causas principales de anafilaxia en niños son los alimentos, los fármacos y las picaduras por himenópteros, (abejas, avispas y hormigas).

Cualquier alimento de origen vegetal o animal puede provocar alergia, constituyendo la primera causa de anafilaxia en niños y adolescentes. La leche, el huevo, el pescado, las legumbres y los frutos secos suelen estar involucrados en los episodios, especialmente los dos primeros en menores de 2 años. El maní es un desencadenante en niños de cualquier edad.

ana7

La anafilaxia por todos ellos suele aparecer dentro de la primera hora de la ingestión, siendo muchas veces ignorada por los padres o cuidadores. Aunque poco frecuentes, se han descrito casos de anafilaxia por el contacto cutáneo con los alimentos desencadenantes, así como por la inhalación de los vapores producidos durante la cocción de los mismos.

La picadura de insectos se considera como la segunda causa de alergias pero suele ser también la más peligrosa con alta frecuencia de casos graves y muerte.

ana3

La alergia producida por medicamentos constituye la tercera en frecuencia, provocada generalmente por antibióticos, antiinflamatorios y vacunas. En estas últimas, la reacción suele ocurrir durante los primeros 20 minutos de la aplicación. De allí la observación durante ese período de toda persona luego de la inmunización.

ana1

Los síntomas de toda reacción anafiláctica suelen iniciarse en la piel y las mucosas manifestándose con prurito, enrojecimiento e hinchazón por edema. Los respiratorios son los que causan más preocupación pudiendo haber congestión nasal, disfonía, afonía, edema o cierre de glotis, sibilancias, dificultad para respirar e incluso llegar al paro respiratorio. La crisis puede presentar también vómitos, dolor abdominal, cólicos y diarrea. La taquicardia, el síncope, los mareos, las arritmias cardiacas y la hipotensión suelen hablar de la progresión y gravedad de la crisis.

Todo lo hasta aquí comentado no hace más que poner en evidencia la necesidad de prever y prevenir las reacciones alérgicas, especialmente en toda persona que haya presentado episodios graves frente a una determinada sustancia o elemento. Es muy importante especialmente en niños considerar las reacciones alérgicas frente a determinados tipos de alimentos para evitar su ingesta.

ana6

Las picaduras de insectos, especialmente durante actividades al aire libre, deben merecer siempre una atención especial, más aún cuando se trate de abejas, avispas, hormigas o arañas.

Frente al inicio de una reacción anafiláctica grave la medicación para detenerla debe ser aplicada en forma parenteral de manera rápida y con una dosis eficaz y adecuada. La adrenalina es la droga indicada para estos episodios.  Familiares y cuidadores, en caso de niños con antecedentes de reacciones graves, deben ser adiestrados para la aplicación de la misma en forma precoz para detener la progresión del fenómeno. Es probable que el uso de auto inyectores con la dosis ajustada para la edad del niño pueda constituirse de gran utilidad frente a una emergencia. De todas formas, será el médico de cabecera, alergista o pediatra el que finalmente adiestre a la familia en relación a su uso y dosis.

ana5

La prevención como siempre es lo fundamental, especialmente en niños con antecedentes de reacciones frecuentes y más aún fuera de casa cuando se dificulta controlar lo que comen y lo que tocan.

Fuente: Juliá B. y col. “Anafilaxia en Pediatría”. Asociación Española de Pediatría. 2019

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

CANNABIS

Share on FacebookTweet about this on Twitter

MARIHUANA, EMBARAZO Y LACTANCIA

Lo que hay que sabermarihuanaemb4

Agosto 2021

El consumo de marihuana, (cannabis), ha aumentado sensiblemente en la última década, siendo la cuarta sustancia más consumida por adolescentes y personas en edad fértil, según la encuesta de 2017 realizada por el SEDRONAR.

El mayor consumo se produce por vía inhalatoria, aunque en los últimos años se ha incrementado su uso por vía oral, en forma de alimentos y con la utilización de aceites de procedencias poco fiables o de origen desconocido.

Como se comentó en un artículo anterior, el organismo posee receptores específicos para esta droga, distribuidos en distintas regiones, entre las que se destaca especialmente el sistema nervioso.

El cerebro desde su crecimiento y desarrollo en el embrión durante ya los posee. Debido a ello, el consumo de marihuana en sus distintas formas y cantidades durante el embarazo y la lactancia provoca la interacción con los mencionados receptores, generando cambios en las diferentes etapas de la vida embrionaria y perinatal.

Diferentes estudios demuestran los efectos adversos de estas sustancias sobre la gestación y el recién nacido prolongándose los mismos hasta la infancia y la adolescencia. Tales efectos se potencian aún más dada la unión de los metabolitos del cannabis al tejido graso, lo cual resulta en su acumulación en el organismo y la consecuente prolongación de su daño.

marihuanaemb2

El cannabis ingresa a la sangre del bebé debido al consumo de su madre, por intermedio de la placenta durante la gestación y posteriormente a través del pecho materno. De esta forma, tanto el feto, el recién nacido y el lactante pueden verse expuestos. En relación a ello se han detectado metabolitos del cannabis en la sangre fetal, representando entre un tercio y una décima parte del nivel encontrado en la sangre materna. En la leche materna se pueden encontrar concentraciones ocho veces mayores que en la sangre.

marihuanaemb5

Los efectos de la marihuana comienzan en la placenta, disminuyendo la circulación y modificando en consecuencia el aporte de nutrientes por la arteria uterina. Si se consume en forma fumable, su uso más popular, disminuye el aporte del oxígeno al feto, dado que sus metabolitos poseen afinidad por la hemoglobina encargada de transportarlo. Cuando se la asocia al tabaco, como suele ser la regla, se generan alteraciones múltiples en la placenta y el feto, registrándose retraso del crecimiento dentro del útero, amenaza de aborto, prematurez y riesgo de muerte súbita en el lactante.

Como se dijo anteriormente, la leche de madres que consumen dichas sustancias poseen los mismos metabolitos, identificándoselos también en las heces y en la orina.

pechocovid5

Durante el seguimiento de muchos de estos recién nacidos se han comprobado alteraciones en el crecimiento y desarrollo, especialmente durante el primer año de vida. Fenómenos como alteración de la conciencia, debilidad en la succión y la disminución en el tono muscular no son infrecuentes.

Más adelante, durante la infancia y adolescencia, los efectos nocivos pueden perdurar. Se ha demostrado en los primeros disminución del tamaño cerebral y en la etapa escolar alteraciones neurológicas y cognitivas: disminución de la agudeza visual y de la percepción, problemas en la adquisición de la lectoescritura, la comprensión verbal y en la memoria. Ya en la adolescencia se describen alteraciones en la impulsividad e hiperactividad. Todos estos problemas tendrían explicación por la temprana interacción del cannabis en las etapas tempranas del neurodesarrollo.

dejarpañales2

Lamentablemente las alteraciones también alcanzan a las defensas del organismo frente a cualquier infección, observándose mayor susceptibilidad a las mismas, efectos que se prolongan hasta la edad adulta.

Frente al consumo más frecuente de estas sustancias y a la banalización de sus efectos, generalmente promovidos por diversos tipos de intereses, es importante tener en cuenta los efectos nocivos que producen tanto a la madre como al producto de su gestación, afectando fuentes tan nobles en la alimentación como la placenta en el feto y la leche de pecho en el lactante.

Fuente: “Marihuana 0 durante el embarazo y la lactancia”. Grupo de Trabajo de Adicciones. Sociedad Argentina de Pediatría. 2020.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook