Los cortes en el cuero cabelludo

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Cabezas con sangre

hc6LAS HERIDAS CORTANTES SOBRE EL CUERO CABELLUDO

Octubre 2018

Las heridas cortantes en el cuero cabelludo de los niños constituyen  siempre un momento de angustia para todos.  La actividad y curiosidad en algunos, los inicios de la deambulación y ambientes poco adecuados para el juego en otros hacen frecuente el impacto de la cabeza y la frente con objetos de variadas características.

Por fortuna la inmensa mayoría de los traumatismos de cráneo son leves independientemente de  provocar o no cortes sangrantes sobre el cuero cabelludo.

Las heridas cortantes sobre la cabeza no guardan estricta relación con la intensidad del trauma sufrido. Por otra parte el trauma que no produce sangrado tampoco indica siempre un impacto leve.

hc2

Lo cierto es que todo traumatismo sobre la cabeza que provoque hemorragia del cuero cabelludo alarma a todos, incluso al niño que suele ponerse a llorar cuando comprueba que de su cabeza emana sangre. Sin embargo, el compromiso del cuero cabelludo es la lesión más superficial y de más fácil resolución.

Por el contrario, un traumatismo, además de afectar la piel, puede, según su intensidad lesionar el cráneo, y a través de él comprometer a los órganos que protege, el cerebro, el cerebelo y el tronco cerebral.

Las lesiones por contusión se provocan por el impacto con objetos o superficies que poseen bordes romos o estructuras lisas o planas. En estos casos el corte no es la lesión más frecuente siendo por el contrario el hematoma o “chichón” lo más habitual.

hc7

La herida cortante del cuero cabelludo suele producirse luego de impactos contra superficies que poseen bordes o filos. Otras veces una herida contusa con “chichón” comienza a abrirse y eliminar sangre de su interior, transformándose en una herida contusa y cortante. En todos estos casos la comprobación de sangre sobre la misma asusta a todos. Más aún cuando la hemorragia es difícil de detener. Algunas veces la sangre involucra a toda la cabeza no permitiendo al principio localizar el lugar del corte. Afortunadamente en la mayoría de estos casos el tamaño del corte es mucho menor de lo que la sangre diseminada sobre el cuero cabelludo parece expresar. La piel de esta zona se encuentra densamente irrigada por vasos sanguíneos provocando profusa salida de sangre ante cualquier corte.

hc1

Ante un niño con un golpe en la cabeza y con sangre sobre el cuero cabelludo será siempre importante comprobar su estado de conciencia. El llanto  y la búsqueda de consuelo casi inmediato suelen hablar por si solos del grado de lucidez del niño a pesar del golpe. Llevarle tranquilidad y seguridad es fundamental, facilitando llegar a la ubicación y profundidad de la lesión.

hc5

Detener la hemorragia es el paso a seguir. Si no hubo traumatismo de cuello o columna, la posición erguida del niño facilitará la disminución del sangrado, la compresión moderada sobre los bordes de la herida hará el resto. A ello se puede agregar el recorte del cabello circundante a la herida que permitirá su mejor visualización y posterior sutura o curación.

En caso de tratarse de una herida con bordes anfractuosos o encontrarse cuerpos extraños como vidrios, tierra, pasto, etc. es adecuado lavar la misma con solución fisiológica o directamente agua.

Una vez realizados estos pasos la herida puede ser cubierta por una gasa estéril y luego trasladar al niño a la guardia más cercana. Allí el personal médico evaluará el estado general del mismo y la lesión en particular. Generalmente la placa radiológica del cráneo suele ser solicitada. La tomografía es un estudio a valorar en caso que los síntomas y el examen neurosensorial lo justifiquen.

hc3

La sutura del cuero cabelludo no constituye una urgencia. La gran vascularización del mismo permite que el tiempo propicio para la sutura se prolongue más que en otras regiones de la piel. Se deben evitar los adhesivos de contacto para el cierre de las heridas a menos que sean utilizados por profesionales expertos y entrenados.

La sutura del cuero cabelludo es una práctica simple y segura. La anestesia local reduce en forma significativa el dolor. Sin embargo requiere de la colaboración del pequeño paciente para que pueda ser realizada sin contratiempos. Las heridas suturadas suelen tener muy buena evolución independientemente de sus características. Frecuentemente no es necesaria la indicación de antibióticos.

hc4

Es importante que el niño posea el plan de inmunizaciones completo para su edad, en especial en lo que respecta al componente antitetánico presente en las vacunas pentavalentes, cuádruple y triple bacteriana.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *