¿Qué le cocino hoy?

Share on FacebookTweet about this on Twitter

cocinarPLATOS RICOS Y PRÁCTICOS PARA LOS BEBÉS 

MAYO 2013

 

A partir de los 6 meses, edad hasta la cual el bebé tomó pecho en forma exclusiva, se inicia la alimentación con semisólidos por medio de papillas. La lactancia materna no se suspende, muy por el contrario continúa mientras se incorporan alimentos y número de comidas
¿Cuántas comidas debe recibir un bebé además del pecho?
A modo orientativo:

Entre los 6 y 7 meses
LECHE MATERNA + 1 comida
Entre los 7 y 8 meses
LECHE MATERNA + 2 comidas

Entre los 9 y 12 meses
LECHE MATERNA + 3 comidas

Durante el 2º año de edad
LECHE MATERNA + 4 comidas

Siempre se debe recordar que, a partir de los 6-7 meses el bebé conoce una nueva forma de comer. En realidad comienza un aprendizaje que, con la ayuda y paciencia de los padres, superará con éxito. Es importante que se elija para su inicio el momento del día donde haya más tiempo para brindarle. Puede ser al mediodía, a la tarde o durante la cena. Es muy frecuente que el papá también quiera estar o presenciar ese momento y es importante poder cumplir su deseo.
Los primeros pasos serán que el bebé conozca a una amiga que lo acompañará durante toda su vida: “la cucharita”. Se debe jugar con ella, que la toque, que se familiarice con su presencia, que la lleve a la boca, que siga con la vista el recorrido de la boca al plato y que escuche el ruido de la cucharita cuando llega al mismo. A veces lleva varios días hasta que la acepte.
Otro paso será la llegada del alimento a la boca del bebé. Hasta ese momento el niño sabe succionar y por lo tanto pretenderá hacer lo mismo con la comida que le llega. Debido a ello es frecuente que las primeros bocados sean expulsados de la boca por la protusión de la lengua. Con la paciencia de todos el bebé en forma progresiva aprenderá a comer. El hecho que mucha comida pueda caer también le sirve al niño. Es frecuente verlos siguiendo con su mirada el recorrido de la comida desde su mesita hasta el piso. El bebé entonces se familiariza con el espacio y su entorno.
Se debe permitir tocar a los alimentos, mientras no estén calientes, especialmente si se incorporan en forma reciente. Se deben respetar sus texturas, a pesar de presentarse pisadas o trituradas. El niño debe distinguir los distintos gustos, comenzar a reconocerlos y disfrutarlos.
Se tratará de presentar los nuevos alimentos de a uno por comida para que el niño se acostumbre progresivamente al nuevo sabor.

¿Qué alimentos?

Cereales: en papillas de harinas o sémolas de maíz, (polenta, maizena), trigo, arroz, quínoa, avena, cebada, cereales precocidos.
Alrededor de los 9 meses ya come fideos, pan, galletas, arroz. Para hacer más nutritivos los platos se les puede agregar leche entera.

Carnes: vaca, cordero, conejo, pollo y otras aves. Hígado, menudos. Todo bien cocido. No debe nunca haber jugo. El pescado se incorpora progresivamente a partir del año.

Verduras: Purés de zapallo, zanahoria, papa, batata, mandioca o harina de tapioca. Se les agrega aceite, manteca o caldo.

Huevos: Duros, bien cocidos. Comenzar con la yema y a partir de los 11 meses agregar la clara.

Frutas: El mejor postre. Siempre bien maduras y lavadas con agua potable o agua hervida o agua con lavandina. Preferentemente ofrecer frutas de estación y de cultivos cercanos ya que son las más frescas y por otra parte más baratas.

Leche: Para preparar alimentos se puede utilizar la misma leche materna o leche entera.

Quesos blandos: Tipo Mendicrim o Casancrem.

Bebidas: agua potable.

Young Woman Preparing Noodles --- Image by © Royalty-Free/Corbis

ALGUNOS PLATOS PARA PREPARAR AL BEBÉ DURANTE EL PRIMER AÑO:

Papilla de carne, papa y zapallo: Una cucharada sopera colmada de hígado o carnes cocidas (trituradas, ralladas, desmenuzadas), una papa chica, una tacita o 1/4 de taza de zapallo, 2 cucharaditas de aceite.
Papilla de leche y cereal: Una taza mediana de leche, 2 1/2 cucharadas soperas de cereal precocido o sémola o polenta o arroz o avena. (cocinar en la leche).
Papilla de polenta y carne: Una cucharada sopera colmada de carne cocida, (triturada, rallada, desmenuzada), 3/4 de tacita de polenta cocinada, una cucharadita de aceite. Para que sea más nutritiva, la polenta se puede cocinar con leche.
Pastel de zapallo y carne: 2 cucharadas soperas de carne bien cocida. Una taza de zapallo. Una cucharadita de aceite.
Fideos con carne: 1/2 tacita de fideos o cereal (sémola, polenta, avena o arroz), 2 cucharadas soperas de carne bien cocida. Una cucharadita de aceite.
Papilla con leche: Una vainilla o 2 cucharadas al ras de cereal. 1/2 taza de leche.
Budín de vegetales y carne: 2 cucharadas soperas de carne bien cocida, una taza de vegetales (papa, batata, zapallo), una cucharadita de aceite.
Guiso de arroz y carne: 2 cucharadas soperas de carne bien cocida, 1/2 tacita de arroz, 1/2 taza de vegetales verdes (acelga, zapallitos, berenjenas), una cucharadita de aceite.