El asma

Share on FacebookTweet about this on Twitter

asma2¿QUÉ ES EL ASMA?

Mayo 2013

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas que secundaria a una respuesta exagerada de las mismas ante variados estímulos. Generalmente se usa el término “hiperreactividad bronquial” para referirse al mencionado estado. El asmático, frente a agresiones externas, (humo, polvo, etc) o internas (catarros, faringitis, etc.) responde con una inflamación excesiva en sus vías respiratorias, especialmente a nivel bronquial. Esa situación provoca un incremento en la secreción de moco, un engrosamiento de las paredes de los bronquios y contracción de la musculatura de los mismos. Todo esto lleva a la obstrucción al paso del aire desencadenando dificultad para respirar.

 

El asma es caracterísiticamente episódica, por lo tanto los signos y síntomas revierten para luego reaparecer en períodos variables de tiempo.
El origen del asma es aún incierto. En algunos niños se pueden encontrar antecedentes familiares y, en otros, la aparición de signos de atopía a temprana edad hace preveer una mayor posibilidad de enfermedad asmática en el futuro. El niño atópico es aquel que presenta generalmente signos inflamatorios en la piel manifestados como dermatitis recurrentes en distintas partes del cuerpo.

Algunos estudios relacionan al asma con infecciones respiratorias generalmente virales durante los primeros meses de vida. Las mismas, probablemente por predisposición genética, podrían inciar el proceso de la hiperreactividad bronquial. La bronquiolitis, enfermedad viral del lactante, no estaría relacionada con el asma ni tampoco condicionaría en el futuro la presentación de la misma. Si bien hay signos y síntomas similares, la reaparición de la dificultad respiratoria incluso fuera de la época invernal puede orientar a una hiperreactividad bronquial. Si los episodios de bronquiolitis superan a 2, se habla generalmente de bronquitis obstructiva recidivante, (B.O.R.). La mayoría de estos niños evolucionan favorablemente, espaciándose cada vez más las crisis de silbilancias hasta desaparecer a medida que crecen. Una muy pequeña proporción de los que no mejoran serán futuros asmáticos.

asma3

El diagnóstico de asma entonces se fundamenta en la aparición de episodios reiterados de obstrucción bronquial y en la revesibilidad de los mismos ya sea en forma espontánea o por medio de la administración de broncodilatadores. La tos y sol silbidos, que los médicos llamamos “silbilancias”, son secundarios a la obstrucción bronquial. La intensidad de la misma y la frecuencia en la aparición indican la severidad de la enfermedad y orientan a elegir el tratamiento adecuado.

Aproximadamente un 5% de los niños con asma presentan sólo tos persistente como único síntoma. Generalmente es seca y predominantemente nocturna.

No hay análisis de laboratorio que confirmen el diagnóstico de asma. Algunos niños tienen elevados algunos anticuerpos. Otras veces se pueden detectar alergias a ciertas sustancias mediante tests cutáneos.

asma8Es interesante señalar que durante un episodio de obstrucción bronquial el aire no puede entrar ni salir con la misma velocidad que lo hace normalmente. Las pruebas espirométricas, solicitadas muchas veces por los médicos, comprueban dicho fenómeno haciendo soplar en forma forzada al paciente a través de un tubo, midiendo la demora en la expulsión total del aire. Dicha prolongación se corrige repitiendo la prueba con la previa inhalación o nebulización de un broncodilatador. Esta recuperación tan rápida del paciente demuestra la hiperreactividad bronquial y su reversibilidad caracterísiticas del asma. Desde luego para la realización de estos estudios se debe contar con la colaboración del paciente, lograda generalmente en chicos mayores y adultos.

El asma se clasifica en grados, (leve, moderada o grave), considerando principalmente la frecuencia de las crisis. Hay casos especiales en los cuales la enfermedad se manifiesta sólo durante el ejercicio físico, otros que presentan síntomas nocturnos y algunos más severos que siguen presentando silbilancias aun fuera de los episodios.

asma7El tratamiento de la crisis asmática incluye siempre a broncodilatadores de acción rápida como el Salbutamol, por medio de inhalación en aerocámara o nebulización. El mismo posee acción sobre el espasmo y la inflamación bronquial. En relación a la gravedad del episodio de pueden agregar corticoides por vía oral o parenteral, requiriendo generalmente en estos casos la atención por guardia. Las crisis graves pueden provocar insuficiencia ventilatoria, requiriendo Oxígeno e internación.

El tratamiento de la enfermedad asmática tiene justamente como objetivo reducir el número de crisis y disminuir la intensidad de las mismas mejorando la calidad de vida de los pacientes.

Hay asmas leves, que dada la pequeña frecuencia y/o intensidad de los episodios no requieren tratamiento, a excepción desde luego de las crisis. Otras en cambio requieren medicación permanente por medio de broncodilatadores de acción prolongada, corticoides sólos o asociados a los primeros y drogas antinflamantorias orales de acción específica sobre el árbol bronquial.

La utilidad de los tratamientos desensibilizantes dirigidos a eliminar la alergia a ciertos tipos de sustancias aún es tema de debate científico.

asma1El tratamiento también incluye medidas preventivas como el saneamiento del ambiente, evitando principalmente el humo del cigarrillo, el polvillo y el pelo de mascotas. Se debe tener cuidado con los equipos de climatización, manteniendo siempre sus filtros limpios. La limpieza por medio de aspiradoras está contraindicada del mismo modo que el plumero, dado que se dispersan en el aire pequeñas partículas que pueden provocar la reacción bronquial. Se deben evitar los muñecos de peluche que fácilmente adhieren polvo protegiendo en forma adecuada a colchones y almohadas. La participación de ácaros, artrópodos microscópicos presentes en el polvo, están asociados a la enfermedad asmática dada la sensibilización y alergia que originan. Un colchón puede albergar a millones de estos organismos que son fácilmente inhalados por el niño.

asma6