Alcohol adolescente

Share on FacebookTweet about this on Twitter

alcohol y sexo¿CUÁNDO HABLAR DE ALCÓHOL CON NUESTROS HIJOS?
¡SIEMPRE!

Mayo 2009

¿ POR QUÉ?

Porque el 40% de menores de 14 años consume alcóhol(edad de inicio de cerveza 13 años). Porque el 70% de los adolescentes consume alcóhol antes de la primera relación sexual poniéndolos en riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual, de embarazarse o ser víctimas de violencia.

 

¿QUÉ DECIR, QUÉ HACER?

Abrazar a sus hijos, mimarlos y decirles que los quieren.
Dar el ejemplo: los hijos aprenden más de lo que hacen los adultos que de lo que dicen.
Facilitar el acercamiento y la comunicación sin recriminar, estigmatizar, hacer sentir culpable y ocultar problemas. Dialogar con ellos.
Establecer normas claras de funcionamiento familiar (poner límites).
Respetarlos en su independencia.
Confiar en sus capacidades.
Ser prudentes en el uso de bebidas alcohólicas
Hablar con los hijos del proyecto de futuro
Conocer y relacionarse con el grupo de amigos de los hijos y con sus padres
Proponer y planificar el tiemo de ocio, para que resulte gratificante: deporte, diversión, paseos, vacaciones.
Pedir asesoramiento profesional, si lo consideran necesario
Considerar que los chicos tienen acceso a mucha información y se dan cuenta cuando no somos honestos y coherentes.
Promover su autocuidado.
Naturalizar actividades no saludables puede confundirlos, (previas, boliches, trasnochadas)
Es necesario diferenciar actitudes violentas que los puedan poner en peligro.
Es posible divertirse, estar con amigos y no consumir alcóhol.
Los menores de edad no deben consumir alcóhol, pero, como no podemos desconocer la realidad, tenemos que advertirles sobre los riesgos de:
Mezclar bebidas o agregarles drogas.
Conducir después de beber
Beber sin comer
Beber estando embarazada

Tener relaciones sexuales alcoholizado y sin preservativos.

¿Y SI EL QUE BEBIÓ ES EL AMIGO?

Que no lo deje solo.
Que no lo deje manejar.
Que lo abrigue
Ponerlo de costado para evitar que se aspire si vomita.
Pedir ayuda o llamar a una ambulancia si pierde la conciencia o tiene convulsiones.
NO darle café. SÍ jugos azucarados.

Actualmente lo más frecuente es que los adolescentes mezclan alcóhol con otras sustancias o con bebidas energizantes, por lo que los signos puros de ebriedad no están siempre tan claros.

¿CÓMO NOS DAMOS CUENTA SI NUESTRO HIJO ABUSA DEL ALCÓHOL?

Pérdida de apetito y alteraciones en el sueño
Cambio en los hábitos de higiene y de carácter
Cambio en el grupo de amigos
Pérdida de interés en actividades deportivas y/o sociales que hasta poco tiempo antes prefería.
Faltas a la escuela injustificadas
Bajo rendimiento escolar

Aumento de conflictos familiares o con amigos