El agua de las piletas

Share on FacebookTweet about this on Twitter

natacion4LA HIGIENE DE LAS PILETAS DE NATACIÓN

Diciembre 2006

No siempre somos concientes de la calidad del agua que utilizamos para refrescar a los chicos cuando hace calor, nadar o divertirse.  Probablemente  confiamos en el mantenimiento de los grandes natatorios de los clubes o entidades a los que concurrimos ya que los mismos cuentan con personal  especializado para tales efectos sumados a los controles que debería realizar la autoridad sanitaria correspondiente. Especial consideración merecen las piletas para bebés o niños pequeños con las que generalmente cuentan los mismos clubes. El agua de las mismas debería ser cambiada diariamente dado que muchos de los pequeños que concurren no controlan esfínteres o no lo hacen todavía en forma completa.

Por último debemos hablar de las piletitas de lona. Disfrutar de las mismas debe significar también higienizarlas, controlar la calidad del agua y estipular las condiciones para su uso. Si no se cuenta con elementos químicos o filtros para conservar el agua, la pileta debe ser vaciada diariamente. Se debe entrar al agua previamente higienizado, sin usar ropa interior y menos aún ropa de calle. Cuando hay chicos pequeños es muy frecuente la deglución del agua en forma voluntaria, con las consecuencias lógicas de prever si las condiciones sanitarias no son las adecuadas.