Fiebre y vómitos

Share on FacebookTweet about this on Twitter

vomito4LAS ESTRELLAS DEL MOMENTO

Abril 2008

Las guardias se llenan de chicos y de padres preocupados. Las consultas telefónicas no cesan. La mayoría consulta por dos síntomas. Fiebre y vómitos, acompañados algunas veces de mocos y diarrea. Los bebés y los niños entre uno y tres años son los más afectados

El cuadro a que hacemos referencia obedece en la mayoría de los casos a una enfermedad de origen viral. Generalmente se encuentran con buen estado general, en especial cuando baja la fiebre. Es autolimitada y no tiene tratamiento específico. Obliga a padres y médicos a evitar la deshidratación que pudiera provocar. Más vomita, más sed tiene, más sed tiene, más vomita. Cortar el círculo vicioso implica reponer líquidos bien fríos y fraccionados, o sea en muy pequeña cantidad y en forma frecuente, controlando la fiebre por medio de baños, ya que si hay poca tolerancia para el agua, menos la hay para los jarabes. Se requiere mucha perseverancia y paciencia para ser estrictos y rigurosos en el aporte fraccionado pero continuo de líquidos, comenzando con comidas blandas y frías una vez superados los vómitos.