Dermatitis seborreica

Share on FacebookTweet about this on Twitter

CASPA Y COSTRITAS dermatitis seborreica3

 

Agosto 2014

La dermatitis seborreica es una consulta frecuente que suele preocupar a los padres durante las primeras semanas de vida del bebé. De origen desconocido, aproximadamente el 20% de los niños lo presentan.


dermatitis seborreica1Es una afección de la piel que suele iniciarse sobre el cuero cabelludo, siguiendo por la frente, mejillas, detrás de las orejas e incluso tórax. Comienza con una leve irritación para luego continuar con la aparición de pequeñas escamas que se pueden extender constituyendo costras blanquecinas muy adherentes. El niño siempre se encuentra con buen estado general y alimentándose en forma normal.

La dermatitis seborreica se produce por una estimulación de las glándulas sebáceas que incrementan la producción de sustancia grasa. No se conoce el motivo de tal fenómeno. Lo cierto es que, habitualmente, es precedida de cierta irritación de la piel lo que probablemente sea el origen del incremento en la secreción de las mencionadas glándulas. Algunos estudios indican que el proceso pueda responder a fenómenos alérgicos desencadenados por la alimentación materna. Otros en cambio creen que se hallan implicados mecanismos hormonales que desencadenarían el fenómeno. No obstante no hay una teoría que explique en forma total la aparición del brote.


dermatitis seborreica2Lo cierto es que en forma espontánea generalmente la dermatitis seborreica aparece en las primeras semanas de vida y suele desaparecer a finales del segundo mes de edad. A pesar de ello, siempre un brote en piel a tan corta edad origina preocupación en la familia y motiva la consulta.

No obstante la benignidad del cuadro, algunas veces las escamas, producto de la secreción grasa que se seca, requieren algún tratamiento tópico, más aún cuando las mismas son extensas y comienzan a abarcar cuello y tórax. Un motivo también estético motiva la consulta médica y la solicitud de alguna medicación.


dermatitis seborreica4Lo principal es remover la secreción de grasa con sustancias que no irriten aún más la piel del bebé. Son aconsejables jabones suaves, que puedan ser usados tanto para el cuero cabelludo como para el resto de la piel. Con ph neutro, evitando el uso de perfumes o colorantes en la composición de los mismos. Es conveniente también aumentar la frecuencia del baño si la extensión de la dermatitis es importante. No usar, por lo dicho anteriormente, champúes o aceites para bebés de difusión comercial.

Se aconseja también el uso de ropa de algodón, evitando el contacto de lana con la piel del bebé, el lavado de las prendas con jabón blanco suave y separándolas del resto de la ropa de la familia.
Cuando las costras de grasa son extensas o se hallan muy adheridas a la piel, especialmente sobre cuero cabelludo, suelen aconsejarse topicaciones con alguna sustancia oleosa facilitando el desprendimiento de las mismas.
Es importante destacar que la afección no es contagiosa ni está relacionada con la falta de higiene. No obstante ello, algunas veces la no remoción de las escamas puede provocar en forma secundaria la contaminación por hongos, especialmente en pliegues de cuello y región del pañal.