El dolor de piernas en los chicos

Share on FacebookTweet about this on Twitter

dolordepiernas1¡Mamá me duelen las piernas!
EL DOLOR DE PIERNAS EN LOS NIÑOS

Enero 2013

– ¡Nuestro hijo se queja de dolor de piernas, se queja casi todas las noches! Salvo eso lo vemos bien, juega y corre todo el día.

Esta es la consulta habitual de un niño o niña entre los 4 y 12 años. Corresponden generalmente a chicos sanos con actividad habitual para la edad y que refieren dolor de una o ambas piernas cuando vuelven de la escuela, luego de la cena, en la cama o más aún son despertados por el dolor. Suelen calmar con masajes, algún analgésico aconsejado por el médico o incluso sin medicación alguna. Muchas veces denominamos a estos cuadros: “dolores de crecimiento”. Si bien el niño crece, no hay suficientes argumentos en la literatura médica para confirmar que esos dolores tengan dicho origen. No obstante, poseen características que generalmente suelen orientar a la familia y al médico para confirmar que los síntomas expresados por el niño no responden a ninguna patología o lesión. Estos dolores, los de “crecimiento” ocurren generalmente durante la segunda mitad del día, habitualmente a la noche. Los mismos nunca alteran la actividad del niño. Por ejemplo no les impide jugar ni concurrir a la escuela. No dejan de saltar o correr. Raramente abandonan un juego o alguna tarea que les resulte atractiva. Suelen localizarse sobre los miembros inferiores, desde muslos hacia abajo pudiendo ser uni o bilaterales. No se acompañan de fiebre, palidez o decaimiento del estado general.

Algunas veces los “dolores de crecimiento” también pueden interrumpir el sueño, usualmente durante las primeras etapas del mismo. Suelen calmar también con masajes o analgésicos suaves hasta que el sueño se vuelva a conciliar. Es característico no referir el mismo dolor al despertarse por las mañanas.

Generalmente cuando la consulta llega al médico es por el lógico temor de los padres en que los síntomas correspondan a alguna enfermedad. Las características referidas asociadas al examen clínico efectuado en el consultorio generalmente bastan para descartar una enfermedad orgánica o grave. Habrá que estar alertas ante la presencia de factores emocionales o psicológicos que provoquen una mayor sensibilidad del niño al dolor y por ese medio lograr motivar la atención de sus padres.

dolordepiernas4Hay chicos, además, que poseen o desarrollan una hiperlaxitud articular. Ésto significa que pueden, por causa genética o por medio del deporte, extender o flexionar más allá de lo usual sus articulaciones. Se cree que el 37% de los chicos en edad escolar poseen o adquieren dicha característica. Si bien en el momento que realizan la actividad no presentan dolor, es común que tal cualidad motive el síntoma por la noche o cuando descansan. En muchas oportunidades ni los padres conocen las características de la actividad física que desarrollan sus niños. No obstante ello, tampoco en estos casos el examen médico encuentra alguna patología, son niños normales con crecimiento y desarrollo acordes a la edad.

Finalmente podemos decir que es frecuente que los niños se quejen de dolor de piernas. Como todo dolor se debe acudir a calmarlo pero teniendo en cuenta que muy frecuentemente sean de origen funcional. No obstante ello siempre se debe estar atento al momento de la aparición, la evolución, el antecedente de traumatismo sobre la región y principalmente si dicho síntoma está alterando la actividad normal del niño, si se lo nota decaído, si se agrega fiebre, inapetencia, palidez, etc., motivos que alertarán para una consulta con el pediatra a la brevedad.

dolordepiernas2