Espasmo del sollozo

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Un susto para padressollozo4

¿QUÉ ES EL ESPASMO DEL SOLLOZO?

Enero 2019

Se denomina “espasmo del sollozo” a un fenómeno de aparición brusca más frecuente en lactantes y preescolares. El llanto del niño provoca una espiración muy profunda seguida de un detenimiento en la respiración originando una apnea, (pausa respiratoria). Dicho fenómeno motiva la disminución del oxígeno que llega al cerebro dando inicio al cuadro.

Generalmente  el niño pierde la conciencia, se pone fláccido o rígido y sus labios manifiestan palidez o incluso cianosis.

sollozo1

Suele aparecer entre los 6 y los 12 meses de vida. En la gran mayoría de los casos desaparece antes de los 6 años de edad. La mayor frecuencia ocurre entre el año y los dos años de edad.

El llanto puede ser motivado por distintos estímulos como pueden ser generalmente el dolor, la sorpresa o frustración.

Lo cierto es que la aparición de estos episodios provoca la lógica preocupación y angustia de padres y cuidadores que no encuentran explicación a la brusca pérdida de conciencia en un niño que previo al llanto se encontraba en perfectas condiciones.

sollozo5

Sin embargo, al cabo de unos segundos el niño recobra la respiración en forma espontánea con una duración máxima de todo el fenómeno entre 1 y 4 minutos.

Las últimas investigaciones relacionan al espasmo del sollozo con un reflejo infantil primitivo con cierto grado de relación familiar, dado que es frecuente que los padres o parientes cercanos hayan sufrido de chicos los mismos episodios. Algunos relacionan la aparición del fenómeno en la deficiencia de hierro que suelen poseer muchos de los niños afectados. Otros estudios sugieren  una inmadurez del sistema nervioso.

sollozo6

Es difícil mantener la calma frente a estos cuadros. Siempre los familiares tratan de sacudir al niño, estimularlo, tratando que tome aire y reinicie el llanto.

Afortunadamente la resolución del episodio es siempre espontánea y satisfactoria. El niño luego de continuar con su llanto suele dormirse y a partir de allí continuar con su vida normal. El susto y el desasosiego quedan para los adultos.

Algunas veces los cuidadores confunden este cuadro con convulsiones. El antecedente de la relación con el llanto orienta definitivamente el diagnóstico.

Los episodios pueden repetirse en el mismo niño frente a situaciones similares que motiven el llanto. La experiencia de conocer su evolución espontánea hace que los padres tomen con mayor calma los nuevos accesos.

Durante el espasmo se debe tratar de retirar los objetos o alimentos que el niño posea en la boca. Del mismo modo se lo debe alejar de superficies duras que motiven traumatismos. Se le puede aflojar la ropa, mantener el ambiente bien ventilado y estimularlo hablándole suavemente.

sollozo3

No se debe intentar detener el espasmo ni iniciar maniobras de resucitación.

En forma errónea se suele estimular al niño de de distintas formas para que comience a respirar. Algunas veces el baño con agua fría ha provocado aspiraciones que han agravado la situación.

Los espasmos del sollozo no requieren medicación. No hay droga que los prevenga ni los detenga. Van desapareciendo en relación al crecimiento del niño. Es útil adoptar estrategias para que el llanto no se origine de forma brusca evitando situaciones de ira o enojo. Esto muchas veces puede traer aparejado ciertos problemas en la relación de los padres con el niño o conduciéndolo a una sobreprotección injustificada.

sollozo2

Finalmente y para la tranquilidad de las familias el espasmo del sollozo no se asocia con desarrollo posterior de epilepsia ni con trastornos del aprendizaje.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *