Estomatitis

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Llanto, babeo, dificultad para alimentarse

CUANDO LA BOCA SE INFLAMAestomatitis4

Junio 2018

Se denomina estomatitis a la inflamación de la boca, más precisamente al compromiso de la mucosa bucal. La misma incluye generalmente a las encías, la lengua, el paladar y los carrillos.

Si bien este cuadro puede aparecer a cualquier edad, es más frecuente en los niños pequeños, provocando gran dificultad para alimentarse y babeo debido al intenso dolor.

estomatitis1

La estomatitis es causada por infinidad de agentes entre los que se destacan los físicos, infecciosos, alérgicos y los ocasionados por trastornos en la inmunidad. Del mismo modo la inflamación puede presentarse en forma aislada o ser parte de una enfermedad con síntomas y lesiones en otras partes del cuerpo.

Los signos fundamentales a tener en cuenta en todas ellas son el enrojecimiento y la tumefacción de la región afectada. Con gran frecuencia se agregan  placas blanquecinas que llegan a ulcerarse denominándoselas habitualmente “aftas”.

estomatitis3

Entre los agentes físicos que la provocan se destacan las lesiones en encías, secundarias a incorrecto cepillado de dientes. Aquí es importante la herida provocada por el traumatismo del cepillo contra la encía y la lesión, generalmente única manifestada como una “afta” muy dolorosa e irritativa.

Entre las infecciosas se destacan las provocadas por los virus. Algunas veces la estomatitis es parte de una enfermedad con manifestaciones y síntomas generales. Otras veces la misma está localizada principalmente en la boca. Muchos y variados virus pueden comprometer la mucosa bucal. La forma de contagio es oral por medio de la saliva o en forma indirecta motivado por el uso de chupetes, tetinas o cubiertos contaminados.

estomatitis5La estomatitis herpética es, como su nombre lo indica, provocada por el virus herpes. Produce generalmente gran decaimiento y fiebre elevada. Se caracteriza por la importante afectación de las encías que  suelen verse tumefactas, muy rojas y con sangrado espontáneo o ante el más débil contacto. Generalmente los niños pequeños son los más afectados. El babeo por la dificultad al tragar y el mal aliento son característicos. El malestar general, la fiebre y la imposibilidad de alimentarse hacen del cuadro un proceso altamente traumatizante para los padres y familiares. Puede también acompañarse de lesiones en amígdalas y labios complicando aún más el panorama.

La enfermedad pie-mano-boca suele afectar en forma casi simultánea a estas 3 partes del organismo. Si bien no siempre se manifiesta en forma completa, las lesiones en la boca, especialmente sobre paladar, lengua y carrillos adoptan la forma de vesículas y úlceras pequeñas con intenso dolor, fiebre y la consiguiente dificultad para la alimentación.

estomatitis6

El denominado “muguet” es la inflamación de carrillos, paladar y lengua de los bebés de origen micótico. El hongo responsable es la Cándida Albicans provocando lesiones características en las zonas antes mencionadas. Suele acompañar a procesos diarreicos y a dermatitis del pañal provocadas por el mismo agente. En estos casos generalmente están contaminados también las tetinas, los chupetes e incluso en algunas oportunidades los pezones maternos.

estomatitis7

Hay estomatitis que se presentan en forma cíclica repitiendo varios episodios en un determinado período de tiempo. Afectan a distintas regiones de la boca y aún no se ha determinado sus orígenes. Algunos estudios responsabilizan su aparición a alteraciones en la flora bacteriana normalmente presente en la cavidad bucal. Los síntomas son similares a los descriptos aunque generalmente no hay afectación del estado general ni fiebre.

Las enfermedades autoinmunes como el Lupus y la artritis reumatoidea pueden manifestarse también en la boca. La estomatitis también puede ser parte de una enfermedad inflamatoria intestinal. Otras veces también de una enfermedad celíaca.

Las alteraciones en los mecanismos de defensa del organismo como los enfermos por VIH, cánceres o tratamientos prolongados con corticoides pueden desencadenar cuadros de estomatitis generalmente de origen micótico. Algunas veces pueden extenderse hacia la garganta presentando generalmente evoluciones tórpidas o prolongadas.

estomatitis2

El tratamiento de la mayoría de las estomatitis es meramente sintomático, intentando aliviar el dolor para asegurar la hidratación y a partir de allí una mejor alimentación, especialmente si se trata de niños pequeños. Los líquidos y las papillas frías son siempre mejor tolerados. Por el contrario se deben evitar los alimentos que requieran masticación, frutas cítricas, comidas muy condimentadas o infusiones y caldos calientes.

La medicación sintomática suele quedar restringida a analgésicos de contacto sobre las zonas de la boca más afectadas previo a la ingesta de  alimentos. Los signos y síntomas generales como la fiebre y el malestar pueden ser controlados con los antitérmicos habituales.

recien nacido boca

La gran mayoría de las estomatitis tienen una evolución espontánea hacia la curación. Las de origen viral luego de aproximadamente 5 a 7 días comienzan a retroceder, disminuyendo  los signos de inflamación, mejorando el estado general y la actitud alimentaria.

Las de etiología micótica requerirán generalmente la medicación específica para lograr la curación definitiva.

Es importante insistir en la prevención de estos cuadros. El lavado de manos frecuente del niño y de sus cuidadores, evitar la contaminación de chupetes, tetinas y cubiertos especialmente en las guarderías o jardines.

La evolución de las estomatitis que forman parte de otras enfermedades, generalmente graves o crónicas, dependerá del tratamiento y resolución de las mismas.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *