Los miedos

Share on FacebookTweet about this on Twitter


miedos3LOS CHICOS Y SUS MIEDOS

Por la Dra. Minu Polvere

Febrero 2010
Con frecuencia los padres consultan por miedos que presentan los chicos, en la

mayoría de los casos, remiten espontáneamente sin intervención de un psicoanalista.

Cuando se manifiesta como un miedo intenso ante un objeto un animal o una cierta configuración de espacio( agorafobia, claustrofobia) o ante situaciones concretas hablamos de fobias.
Su mayor frecuencia en los primeros años de la vida, nos conecta con la idea de las fobias universales.
Es decir aquellas que todo sujeto atraviesa.
Las fobias universales cumplen una función. Y que esta función tiene relación con la constitución del sujeto lo demuestra el hecho, de que cuando el niño no las atraviesa, nos encontramos con que padece algo mas serio.
Pero la pregunta que se harán es: de que función se trata mas allá de la patología?
Las fobias universales son una experiencia fundamental y fundante y su presencia denota que la constitución del sujeto está en marcha.
Como manifestación temprana de fobias podríamos mencionar en primer lugar:angustia del octavo mes, angustia ante el extraño.
Pero aún, en los brazos de la madre y ante el extraño, el niño también se angustia.

No se trata de eventual ausencia de la madre, lo que marca es que se quiebra una premisa fundamental que presidía hasta entonces el desarrollo de la subjetividad.
En este mundo primero en que todo es madre, la introducción en la simbolización de algo como extraño es una verdadera crisis . El bebé siente que si por lo menos hay uno que sea extraño a ella( la mamá) él también lo es. Ya no es todo madre y ello angustia. Pero es necesario que esta etapa se cumpla.
Hay otras dos manifestaciones tempranas de fobias que junto con la del octavo mes se llaman fobias universales y son las fobias a la oscuridad y a la soledad.
También puede presentarse una fobia a la comida que a veces puede ser tan intensa que lleva a la anorexia.
Existen otros tipos de fobias que se dan entre los tres y cinco años, se trata de zoofobias, en este subgrupo se incluyen las fobias ligadas a la escolaridad del chico y a su socialización.
Otras fobias de esa época se desarrollan como inhibiciones corporales, temores a todo aquello que implique situaciones de puesta en juego del cuerpo con cierta violencia o agresividad.
En la pubertad aparecen las fobias al propio cuerpo, fobias ligadas a la diferencia sexual y a la experiencia genital.
por ultimo las fobias mas tardías se relacionan con la paternidad y la maternidad.

miedos2


¿Qué es lo que marcan estos momentos de fobias universales?

El concepto básico es el de imagen inconsciente del cuerpo, que es diferente a la idea del esquema corporal que es un concepto neurológico mas ligado a lo consciente.
Un bebé nace con un cuerpo, pero que llegue apropiárselo a reconocerlo como suyo a nivel simbólico y no solo a nivel consciente es otra cuestión.
Esta imagen inconsciente del cuerpo se constituye en base a como intervienen sobre el cuerpo de ese chico los padres o los que lo cuidan. La forma como marcan ese cuerpo, por la forma en que lo nombran, que empiezan a hablar de él etc. Todo eso interviene en la imagen inconsciente del cuerpo.
Un ejemplo : un niño con dificultad para integrar a la imagen incnscientedel cuerpo a las manos, puede representar un gráfico sin brazos o con manos que se separan que no estan como integradas al conjunto, no hay unificación de ese cuerpo, puede ocurrir que esté funcionando de una manera muy particular un mensaje que viene de las funciones parentales por ej. del ordenno toques, prohibición de tocar formulada muy tempranamente y además muy repetitivamente, no solo una prohibición de tocar objetos sino una prohibición de hacer sus manos, porque las manos se hacen tocando, de la misma manera que la boca se hace succionando.
Esta imagen inconsciente del cuerpo tiene dos aspectos una imagen de base y una dinámica.
La imagen de base tiene que ver son cierta estabilidad alcanzada, que le permite poner en juego su propio cuerpo y no sienta que lo perdió en el camino. Es un chico que salta, corre, cabreolea, se cae, se levanta…en fin pone en juego las mas diversas manifestaciones.
El otro aspecto es el dinámico, concierne no al cuerpo en su estabilidad en su unificación sino al cuerpo movido por el deseo.
El problema aparece cuando el chico se atreve a desear, cuando efectúa ese movimiento que transgrede el cuerpo materno, movimiento que lo lanza a cierta soledad. Pero soledad en el sentido de que él solo desea ese movimiento y asume él solo, los riesgos de ese movimiento.
Para que este movimiento pueda hacerse, con la posibilidad de superar la angustia que todo movimiento de deseo provoca, el chico debe estar suficientemente seguro de que su unificación corporal no se va a perder en el momento que se lance a ese movimiento.
En la experiencia de un chico esto se reitera continuamente y poco a poco se va integrando en la medida que un niño aprende un ritmo de ida y vuelta. Que en verdad su unificación no se rompe tan fácil y soporta el peso del desear sin romperse tan facilmente.
Pero este no es un proceso que el chico haga libre de angustia, implica toda una seria de experiencias angustiosas, de afrontar el desear y de querer volver a una unión mas primordial donde tenía garantizada esa unificación.
Estas idas y vueltas son las que van a marcar los momentos de las fobias universales es una larga batalla que el niño va realizando.
Pero cuando pasamos de fobias universales al de patologia fóbica algo ha fracasado en el nexo entre imagen de base e imagen dinámica como si la bisagra que las articula no está, está rota, ha fallado o es precaria.
La transformación de la vascilación en inhibición va a marcar el comportamiento fóbico.
El niño queda en un impasse permanente hasta que no se resuelva terapéuticamente.

apndicitis6


En Austria y en Alemania hay una poesía que es tan popular como el arroz con leche nuestro, dice así:

Juanito pequeño
pequeño Juanito se fue solo
al amplio mundo
bastón y sombrero
le quedan bien
está de buen animo
pero la madre llora tanto
ya no tiene a Juanito
entonces reflexiona el niño
vuelve a casa rápidamente

Es mejor el Arroz con leche: «con esta sí, con esta no» se quiere casar y hasta elige con quien.

Bibliografía: Ricardo Rodulfo, Francoise Doltó ,Isidoro Vegh