Los niños y el aprendizaje de la natación

Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

natacion4¡ESTE VERANO LE ENSEÑO A NADAR!

Febrero 2013

La natación es un excelente deporte para niños y adolescentes a la par de ser un reaseguro de supervivencia ante una emergencia. Es un deporte “para toda la vida”. Las lesiones óseas, articulares o musculares por la práctica de este deporte son absolutamente excepcionales. Se ha catalogado erróneamente a la natación como deporte solitario. Todo lo contrario: el niño socializa desde que ingresa al club, en los vestuarios y en el agua, con sus pares, instructores y también con su familia.

natacion

No obstante la natación requiere para su aprendizaje y su práctica saludable una evolución intelectual y neuromuscular que estarán presentes entre los 3 y 5 años de edad. El riesgo de los comienzos “precoces” o “anticipados” suelen terminar frecuentemente en fracaso, displacer y aun provocar  rechazo en el niño, condicionando el desánimo para un segundo intento en edades posteriores. La docencia “familiar” suele ser menos eficiente en resultados, alarga el proceso y aumenta los fracasos transitorios, con las excepciones que pueden existir.

natacion7La enseñanza de la natación debe ser siempre en aguas claras sin movimiento, esto es piscinas. Iniciar a un niño en la natación en aguas oscuras y en movimiento, (mares, lagos, ríos), entraña siempre riesgo. Lo ideal es la enseñanza a cargo de personas capacitadas y con experiencia en natación infantil. La proporción ideal entre docente-alumno en estas primeras edades debe ser siempre de 1 a 1 y con una distancia que no supere la “distancia de brazo”. El profesor debe tener un estado físico que permita sostener a un niño de 4 años promedio. Las clases grupales quedarán destinadas para más adelante, cuando el chico es más grande y para el perfeccionamiento, nunca para su aprendizaje.

Las piletas para aprender a nadar deben poseer:

  • Temperatura adecuada, (no siempre en verano la temperatura del agua fría es agradable para aprender natación).
  • Control bacteriológico adecuado.
  • Cloración controlada: Los niños suelen tragar agua durante las clases. La calidad de la misma debe ser siempre supervisada.

Se aconseja iniciar la actividad luego de 3 hs. de haber existido una ingesta de comida importante.

natacion3

Luego de finalizar un período aceptable de  aprendizaje, con resultados satisfactorios, viene la etapa de perfeccionamiento y mantenimiento, para que “saber nadar” represente realmente una alternativa de supervivencia ante una emergencia. La posibilidad que además se convierta en un deporte favorito dependerá de las cualidades propias del niño, de la constancia de padres o cuidadores y la posibilidad que durante el resto del año las distintas actividades escolares permitan que el niño concurra al natatorio.

La natación y los bebés:natacion1

Existen diferentes métodos o programas orientados a que lactantes y niños pequeños floten primero y luego avancen pequeñas distancias, habitualmente entre padres e instructores o utilizando el borde de la piscina o andariveles. La actividad acuática de lactantes y niños pequeños debe estar estrictamente supervisada por recurso humano capacitado y con experiencia, en lo posible en relación 1 a 1.

natacion2Es fundamental explicitar inequívocamente a los padres, que la participación de sus hijos en estos programas de ninguna manera garantiza que exista una razonable certeza de que puedan mantenerse a flote o “nadar” hasta que llegue el eventual auxilio en una emergencia. Se debe evitar la falsa sensación de seguridad de los padres de poseer un niño con experiencia en el agua o que “no le tenga miedo al agua”. Debe recordarse que la “noción del peligro”, que es un conjunto de percepciones y aprendizajes que resguardan la integridad física de riesgos o agresiones externas, se adquiere en forma eficiente alrededor de los 4 años. No obstante, es conveniente promover la enseñanza de la natación desde temprana edad, especialmente en familias que posean piscinas en sus casas o terrenos linderos.

natacion9Prevención de ahogamientos:

  • Piscina con agua y fondo claros.
  • Control visual permanente.
  • Dicho control, en caso de pileta familiar debe ser realizado por persona mayor de 18 años, con facilidad para sumergirse en caso de emergencia y en condiciones físicas e intelectuales para socorrer. Muchas veces quedan niños en la piscina de la casa a cargo de algún hermano mayor, no siempre en condiciones, por edad, responsabilidad o distracción de responder en forma inmediata ante una emergencia.
  • En el otro extremo, niños pequeños no pueden estar al cuidado de personas mayores con incapacidades físicas relacionadas con su edad.

Niños que requieren una vigilancia especial:

  • Niños de cualquier edad que ya tuvieron un episodio de riesgo en la piscina.
  • Niños que atraviesan cualquier tipo de estrés psicológico personal, familiar o comunitario.
  • Niños con capacidades diferentes, aun en grado leve.
  • Son más frecuentes los accidentes en varones (proporción de 3-1 a 4-1 respecto de las niñas).

natacion5Condiciones que deben reunir las piscinas para ser seguras:

  • Cerco perimetral completo de 1,30 m de alto como mínimo, enterizo o con barrotes verticales separados por una distancia máxima de 10 cm (jamás barrotes trasversales que faciliten el “efecto escalera”).
  • El cerco debe tener una puerta única con un mecanismo de apertura-cierre no accionable por niños pequeños.
  • No dejar mesas, sillas o reposeras próximas al cerco, que faciliten su escalamiento.
  • Los “cobertores de piscina” de material rígido o flexible, manuales o automáticos, no excluyen en absoluto la presencia del cerco
  • Los bordes y el piso de la piscina deben ser de material antideslizante.
  • Las escalinatas de acceso deben ser de poca pendiente y tener escalones anchos, rectos, con baranda al menos de un lado y piso antideslizante.
  • Las piletas “inflables” o “desarmables” que no cuenten con cerco, deben ser siempre vaciadas totalmente luego de su uso diario.
  • Los recipientes de “tipo piletón” (especialmente para menores de 2 años) como bañeras inflables, palanganas, baldes y tambores, deben permanecer siempre vacíos.
  • Las bocas de succión de piletas medianas o grandes deben estar recubiertas por una rejilla de trama estrecha (deben impedir que entre la mano o el pie de un niño).
  • Para uso nocturno, la piscina debe tener una iluminación aérea “a giorno”. Las luces en las paredes de la piscina jamás las reemplazan y requieren una instalación absolutamente hermética y eléctricamente segura.
  • Todo niño menor de 4 años, o que no nade con eficiencia debe tener colocado chaleco salvavidas en toda el área cercana a la pileta. Es importante tener en cuenta que para ser considerado eficiente, el chaleco debe mantener a flote al niño, con la cabeza fuera del agua, aun en caso de que por alguna contingencia quede inconsciente. Si no cumple este requisito su utilidad es totalmente relativa. Esta es la principal diferencia con los flotadores inflables que habitualmente se usan con los niños y que sólo sirven como juego.
  • No dejar juguetes u objetos atractivos que floten en la piscina, pues llaman la atención de los más pequeños, que no tienen “noción del peligro”.

natacion8Como se dijo anteriormente no se aconseja con niños la enseñanza ni la práctica de la natación en aguas oscuras: (río, mar, lago, etc.). Las características naturales de todas ellas hacen dificultosa la flotación, la visualización y el control de un niño pequeño, incluso al lado de algún mayor.

El ahogamiento es en nuestro país la segunda causa de muerte, de 1 a 15 años (detrás de los accidentes viales). Por debajo de los 5 años, esto sucede generalmente en piscinas de clubes o de familiares, con la presencia más o menos cercana de adultos.

Los preadolescentes y adolescentes se ahogan generalmente en aguas oscuras en movimiento (incluso algunos que nadan aceptablemente).

Las causas primarias y generales de los ahogamientos son el incumplimiento parcial y a veces casi total de las pautas de seguridad enunciadas

.