No se palpan los testículos

Share on FacebookTweet about this on Twitter

criptorquiedia5¿QUÉ ES LA CRIPTORQUIDIA?

Agosto 2016

Se denomina criptorquidia a la falta de descenso de uno o ambos testículos. En estos casos el testículo no se encuentra alojado en la bolsa del escroto y por lo tanto no se palpa durante el examen habitual.

Los testículos son órganos sexuales masculinos encargados de producir espermatozoides y hormonas sexuales masculinas.

criptorquidia1Mientras el feto va creciendo en el vientre materno los mismos van descendiendo desde el abdomen hacia la ingle, llegando a los escrotos generalmente alrededor del tercer trimestre del embarazo. De allí que los recién nacidos prematuros puedan tener testículos aún no descendidos, llegando a sus ubicaciones normales durante los primeros meses de la vida.

Sin embargo hay otras circunstancias que provocan que los testículos no arriben a los escrotos. La mayoría de las veces es uno sólo el afectado. Un testículo ausente en el escroto puede estar en cualquier lugar del trayecto habitual de descenso comentado. Hay veces, incluso, que pueden estar perdidos fuera de ese camino.

Es  el neonatólogo y luego el pediatra que confirma la ubicación de los testículos dentro de los escrotos. Lo sucesivos controles incluirán siempre la palpación de los mismos.

criptorquidia3En caso de no palparse en las bolsas habrá que buscarlos. Algunas veces se palpan en las cercanías del escroto e incluso se pueden descender manualmente. A pesar de ello muchas veces puede ascender nuevamente y volver a la posición donde se lo había hallado. En otras,  el testículo se palpa en la ingle, siendo dificultoso y peligroso intentar movilizarlo. Por último, hay casos en los cuales no se pueden palpar en ningún sector del trayecto.

Lo cierto es que, durante los primeros meses de vida, cuanto más cerca del escroto se encuentren los testículos más probabilidades habrá que desciendan solos. Si descienden espontáneamente durante el primer año de vida habrá que controlarlos hasta la pubertad dado que aproximadamente el 40% de ellos pueden volver a ascender.

Entre las causas que pueden provocar la falta de descenso testicular se encuentran generalmente las anomalías en el trayecto desde el abdomen hacia las ingles, otras veces el motivo puede ser la falta de los mecanismos de fijación al escroto, la asociación con hernia inguinal, la cortedad de vasos que los nutren, etc.

Si bien el diagnóstico se realiza en el examen pediátrico, en algunas oportunidades y en las que no se palpa alguno de ellos, se pueden solicitar estudios ecográficos para ubicarlos.

criptorquidia2

No es conveniente que un testículo se encuentre fuera del escroto por muchos años. Si permanece así antes de la pubertad puede producir menos espermatozoides comprometiendo la fertilidad futura. Por otra parte, los testículos no descendidos tienen 4 a 5 veces más riesgo de presentar cáncer en la vida adulta. Este riesgo es mayor en los pacientes con testículos no descendidos en ambos lados.

Todos los niños con testículos no palpables y que no pueden ser hallados durante el examen médico requieren cirugía para su localización y reubicación en el escroto. Lo mismo ocurre cuando se palpan pero en localizaciones atípicas o alejadas de las bolsas.

criptorquidia4

Los testículos palpables en el canal, en las cercanías del escroto, pueden ser pasibles de tratamiento hormonal. En caso de no tener éxito esta conducta se debe proceder a la cirugía. Cuando se asocia a alguna hernia, la terapéutica es siempre quirúrgica. En todos estos casos la participación de un endocrinólogo suele complementar el estudio del niño.

Menos frecuentemente, la falta de descenso testicular se acompaña de otras anomalías en los genitales o incluso en el resto del cuerpo. Estas características obligan a la participación del médico genetista y también desde ya del endocrinólogo.

logo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *