¿Cómo está creciendo mi hijo?

Share on FacebookTweet about this on Twitter

percentiles1

HERRAMIENTAS PARA COMPROBAR EL NORMAL CRECIMIENTO DE UN NIÑO


Septiembre 2013
Uno de los indicadores más importantes de salud y bienestar de niño es la forma en que crece. Un incremento de estatura menor de lo que debería ser requiere una investigación, una indicación o tal vez un tratamiento.
Las llamadas tablas de crecimiento son herramientas que usa el médico para evaluar la salud de sus pacientes. Por medio de ellas se puede conocer si por ejemplo la talla se encuentra dentro de un rango considerado como normal para una población determinada. La utilidad de la herramienta consiste en comparar los valores obtenidos con el resto de los niños de su misma edad que viven en una región determinada y poseen valores promedios. Esto quiere decir que hay un rango de valores entre un mínimo y un máximo que pueden considerarse como normales. En otras palabras, tomamos como referencia por ejemplo las tallas de todos los niños de la misma edad y sexo considerados como normales que habitan en la misma región o país.
percentiles2Para la construcción de las tablas de referencia se mide a una muestra representativa de niños de una región, (en este caso nuestro país) a distintas edades con la condición que no posean patologías que puedan alterar el crecimiento. De esto surge, como dijimos anteriormente, que no existe un solo valor normal sino una variación de valores normales para una misma edad. Esta variación está expresada en lo que llamamos estadísticamente “percentiles”. Se denomina así a carriles o sendas que unen distintos puntos de tallas a distintas edades. Señalan el porcentaje de niños normales que se encuentran por debajo de dicho percentil. Por ejemplo si un niño transcurre su talla en el percentil 3, le indica al pediatra que sólo un 3% de los niños normales poseen una talla menor. Por lo tanto habrá mayor probabilidad que el paciente en cuestión pueda presentar alguna patología que motive esa talla ya que, como dijimos antes sólo un 3% de niños normales poseen esa altura.

Existe una variada gama de tablas. Las más usadas son las de peso, talla y perímetro cefálico, esta última generalmente en los niños pequeños. Siempre se relacionan con la edad para finalmente considerar si la medida tomada corresponde a la de niños considerados como normales por los referidos gráficos. No hay que olvidar que las tablas siempre están desarrolladas tomando como ejemplo a la población sana de una determinada región o país y que sus valores pueden diferir si se comparan distintos países.


percentilesniños 

                   El niño que crece y es sano generalmente transcurre por su carril, (percentil) a lo largo de su vida. En realidad expresa el mandato genético para crecer de esa forma. Los niños a partir de los 2 años de vida suelen establecerse en un carril y crecer dentro del mismo siempre y cuando no existan patologías importantes que lo alteren.
Cuando medimos a un niño y trasladamos los valores a un gráfico en realidad estamos obteniendo una foto del mismo en ese percenilosniñasmomento. Si el punto cae dentro del área considerada como normal podemos inferir que el niño a la fecha se encuentra con una talla adecuada y que no ha tenido problemas importantes en su pasado que le hayan impedido alcanzarla. Desde luego, más seguridad tendremos si logramos recopilar los valores determinados en el pasado a distintas edades donde veríamos seguramente las medidas siempre dentro del mismo carril o percentil.
Lo que no podemos saber, generalmente con esta tabla, es cómo está creciendo el niño en ese momento, el más inmediato. Para ello el pediatra debe recurrir a otra herramienta: las tablas de velocidad de crecimiento para cada edad y sexo. También cuentan con percentiles y los valores se obtienen comparando distintas medidas en un transcurso generalmente corto de tiempo. De esta forma sabemos de qué forma están creciendo al presente y si alguna patología puede estar repercutiendo en la evolución de la curva.