Constipación y encopresis

Share on FacebookTweet about this on Twitter


constipacion1NO HACE…HACE MUY DURO… ENSUCIA


Agosto 2015
El término constipación hace referencia a una frecuencia de deposiciones menor a 3 por semana o también al dolor, esfuerzo al evacuar o a la retención de materia fecal, aún cuando la frecuencia en las deposiciones sea tres o más por semana.
Se denomina encopresis a la pérdida involuntaria de materia fecal que acompaña a la constipación, observándose generalmente en niños mayores de 4 años de edad. Se la asocia generalmente con retención de materia fecal que va llenando y dilatando el recto hasta que, finalmente por rebasamiento, se produce escurrimiento de la misma, ensuciando la ropa interior.


constipacion5Más del 90% de los niños constipados presentan una constipación denominada «funcional». Esto significa que no hay una anormalidad u obstrucción que dificulte la expulsión de la materia fecal.

Son muchos los factores que pueden influir en la constipación funcional: constitucionales, hereditarios, psicológicos y dietéticos. Lo importante es saber que muchos niños constipados en forma crónica son el resultado de una constipación aguda que probablemente tuvo un manejo inadecuado.

La frecuencia en las deposiciones diarias va variando con la edad y es influenciada por el tipo de alimentación. Así, generalmente los menores de 4 meses alimentados a pecho tienen mayor cantidad en comparación con los alimentados con fórmulas. El promedio en esta etapa de la vida varía entre 1 a 7 por día. A medida que el niño va creciendo el número de deposiciones diarias disminuye, siendo a partir de los 2 años de aproximadamente 1 a 3.
El mecanismo de la defecación incluye mecanismos involuntarios y voluntarios, dependiendo de 2 esfínteres: el interno y el externo en forma respectiva. La regulación evacuatoria consciente se alcanza en promedio alrededor de los 28 meses. Esta edad varía levemente en función de distintas poblaciones, grupos culturales, estimulación y entrenamiento.


constipacion2La constipación es un motivo de consulta frecuente en los consultorios pediátricos. El origen de muchos cuadros es la eliminación de materia fecal muy dura que suele provocar una lesión denominada «fisura anal». La misma algunas veces puede observarse como una fina línea roja que puede incluso sangrar, extendiéndose como rayo desde el ano hacia la periferia. Dicha lesión provoca intenso dolor en el acto evacuatorio lo que lleva al niño muchas veces a retener la materia fecal para evitar el dolor. El resultado es la instalación de un círculo vicioso que hace que las heces se acumulen en el recto, lo dilaten, se hagan cada vez más duras, escurriéndose la parte más blanda o líquida por el ano, (encopresis). Si este ciclo se mantiene en el tiempo, el recto se torna cada vez menos sensible a la llegada de materia fecal, es decir, el niño no puede percibir su recto ocupado, favoreciendo aún más la perpetuación de la encopresis.

Otras veces es el bajo contenido de fibra de la dieta lo que favorece la constipación. Se ha determinado que el tiempo de tránsito intestinal es más rápido con su ingesta favoreciendo el incremento del volumen y de la cantidad de agua de las heces. La fibra induciría la estimulación mecánica para eliminar la materia fecal y al mismo tiempo, por fenómeno osmótico, incrementaría el contenido acuoso de la misma.

 La encopresis es una complicación de la constipación de larga evolución.

Algunas veces el origen de la constipación y la posterior encopresis es debida a trastornos psicológicos que inician la retención sobre la cual se agregan los fenómenos ya comentados. A la inversa, el niño con encopresis origina situaciones conflictivas que lo afectan psicológicamente repercutiendo a nivel del grupo familiar y escolar. Ambos casos requieren frecuentemente apoyo o tratamiento por el especialista.
Otros motivos de constipación, pero mucho menos frecuentes, son los relacionados con una obstrucción a nivel intestinal o una falta de inervación en parte del intestino grueso impidiendo un adecuado peristaltismo para la eliminación de la materia fecal.

                                          constipacion4

El tratamiento de la constipación funcional pasa en principio por eliminar la materia fecal retenida en el recto. En algunas oportunidades se hace necesaria la llamada «desimpactación» por medio de enemas cuya composición será siempre indicada por el médico. Las fisuras anales deben ser curadas evitando el dolor durante la defecación.
El ‘punto más importante es evitar la reacumulación de materia fecal mediante una dieta rica en fibra natural contenida en frutas, verduras, cereales y legumbres. Se deberá incrementar el aporte de líquidos por medio de agua. Hay que evitar ciertos alimentos que pueden favorecer la constipación: arroz, polenta, féculas, papas y pastas no rellenas.

Recomendaciones en la dieta:

Vegetales Todos, preferentemente los de hoja
Frutas Se recomiendan crudas y enteras o compotas de ciruelas, jugos de frutas sin colar, fríos y preferentemente en ayunas.
Evitar banana, manzana y membrillo
Cereales y derivados Mejores resultados con los integrales, (trigo integral, avena, maíz entero) y salvado puro.
Galletitas y panes integrales.
Ingerir abundante cantidad de líquidos.
Evitar arroz, polenta, féculas, papas y pastas no rellenas

 

Estrategias:

Un punto importante a considerar es la adquisición por parte del niño de hábitos evacuatorios. La familia y la escuela deben facilitar y promover la sentada en el inodoro después de las comidas principales, momentos en los cuales la defecación es favorecida por mecanismos reflejos.
Se debe tener en cuenta los movimientos adecuados para expulsar la materia fecal. En este sentido se debe adecuar el tamaño del inodoro, indicando su reacondicionamiento de acuerdo a la edad y altura del paciente, colocando una base (banquito), para tener un buen punto de apoyo de los miembros inferiores.
El entrenamiento de los hábitos evacuatorios es en especial valioso para los niños que poseen una disminución en su sensibilidad rectal debido a la prolongación de su constipación.
En conclusión, la terapéutica de la constipación con o sin encopresis se basa en la educación, la eliminación de la materia fecal acumulada en el recto, la prevención de su reacumulación y el entrenamiento de los hábitos evacuatorios normales.

                                             constipacion3