Consumo de marihuana

Share on FacebookTweet about this on Twitter


marihuana4EL CONSUMO QUE CONSUME

¿Estará fumando?

Noviembre 2015

Luego del alcohol, la marihuana sigue siendo la droga ilegal más popular del mundo. Se la lama con distintos nombres: hierba, yerba, pasto, etc.
Se obtiene de una planta, la Cannabis sativa, de rápido crecimiento y proliferación. La misma posee una sustancia que afecta especialmente la psiquis del individuo, iniciando sus efectos a los 10 minutos si es inhalada y entre 20 a 60 minutos si es consumida por vía oral. Es una mezcla verde, marrón o gris de hojas, tallos, semillas y flores que son secadas y trituradas. Se suele fumar por medio de cigarros o pipas. Menos frecuente es el consumo por vía oral mezclándola en la comida o por medio de caldos o tes.

                    marihuana2
marihuana3

La marihuana, pocos minutos después de fumarse, altera los estados de percepción, comportamiento y emoción, efectos que perduran por varias horas. No obstante ello, es raro que provoque episodios de violencia, alucinaciones o agitación.
El humo tiene un olor picante característico, generalmente agridulce.
La marihuana produce adicción. Aproximadamente 1 de cada 6 personas que inician su consumo en la adolescencia y entre el 25 al 50% de las personas que la consumen a diario se vuelven adictas.
La adicción guarda relación con los síntomas de abstinencia en caso de no continuar con su consumo. La misma generalmente es de tipo psicológica, muy similar a la que sucede cuando se intenta dejar el tabaco. Los síntomas habitualmente reportados se relacionan con irritabilidad, dificultad para dormir, deseos vehementes de continuar con la droga y ansiedad. Es decir, el equilibrio psicológico de la persona requiere, dado su adicción, la presencia de la droga. Sin embargo, la falta de consumo no trae aparejado desequilibrios orgánicos que pongan en riesgo la vida del paciente.
El consumo de marihuana está asociado según los últimos estudios a un nivel reducido de logros educativos. Esta característica guardaría relación con una disminución de los esfuerzos para lograr dichos objetivos.

                                          marihuana1

¿Cómo darnos cuenta si se consume marihuana?
Si bien muchas veces su consumo puede ser ocasional o aislada, la frecuencia en su uso lleva especialmente a alteraciones en el estado de ánimo, la memoria, el sentido del tiempo y la percepción de su misma persona. Hay una mayor sensación de bienestar o euforia que no permite la planificación de actividades, especialmente a nivel escolar o universitario.
La percepción alterada del tiempo es bastante común. Los minutos suelen parecer horas. El pensamiento se vuelve confuso y la ansiedad algunas veces puede reemplazar a la euforia. Es importante destacar que, dado que estos efectos pueden aparecer rápidamente, la mayoría de los usuarios pueden regular su ingesta y evitar dosis excesivas que produzcan estos efectos desagradables.
Los fumadores de marihuana suelen presentar signos y síntomas similares a los producidos por el tabaco, dado que irrita los pulmones. Se exacerban los catarros con presentación frecuente de tos, flemas y mayor frecuencia de enfermedades bronquiales.
Los ojos suelen estar irritados con frecuencia y suelen referir visión amarillenta o centelleo de colores. Es frecuente el aumento del apetito y la sequedad de boca y garganta por lo que incrementan también sus deseos de beber.

                            marihuana4

La marihuana se puede detectar en orina hasta después de un mes del consumo habitual. En los que esporádicamente consumieron la detección se logra hasta los 7 a 10 días.

La marihuana suele denominarse “droga de portería”, dado que suele ser la puerta de entrada para el consumo de otras drogas “más duras” como por ejemplo el paco o la cocaína. La adquisición de marihuana y su consumo muchas veces inicia el círculo adictivo. Habilita al vendedor para ofrecer otros productos y puede transformar al ocasional consumidor en cliente adicto, estado del que difícilmente se pueda retornar.