Copiar y pegar

Share on FacebookTweet about this on Twitter

LA COSTUMBRE DE COPIAR Y PEGAR

copiar-y-pegar2Enero 2017

Comprender, redactar, explicar son procesos que requieren la intervención de centros cerebrales superiores que se van  enriqueciendo y fortaleciendo en la medida que se los utilice.

La mera información no basta para entender algún tema. Menos aún para transmitirlo a otros. Sin embargo el auge de las redes sociales hace que diariamente se reciba información que casi sin análisis es reenviada o copiada a otro contacto. El caudal que se recibe es tan amplio y diverso que casi no da tiempo a su estudio o  comprensión. En concordancia con este fenómeno, niños y jóvenes suelen realizar el mismo procedimiento mientras cursan materias o temas, transfiriendo información desde sus computadoras hacia un cuaderno o carpeta sin un análisis previo. De esta manera, el proceso de copiado y pegado comienza a constituirse en algo frecuente. La transmisión desde lo que dice  el autor hasta la presentación de algún trabajo no pasa siempre por la comprensión del alumno. No está mal que el alumno copie y pegue párrafos. Lo  perjudicial es que no los comprenda y lo  peor es que dicho procedimiento sea suficiente para aprobar algún tema.

copiar-y-pegar1

En las monografías el proceso de copiado y pegado alcanza su mayor expresión. Los docentes suelen solicitarlas y muchos alumnos mediante el sencillo procedimiento obtienen fácilmente el resultado requerido. Sin embargo, los párrafos vertidos no siempre se corresponden con el tema solicitado y otras veces no se relacionan con el conocimiento real de lo redactado. De esta forma las cosas no se aprenden. Quedan en una carpeta con una linda presentación. Pero cuando se deben explicar, el déficit en la comprensión queda de manifiesto. Lo peor es que algunos docentes pueden conformarse con el simple copiado y pegado sin intentar profundizar en el conocimiento del tema por parte del alumno. En cambio, la comprensión y la redacción personal del tema que se estudia enriquecería y pondría en práctica reglas gramaticales y ortográficas que no son percibidas en el proceso de copiado y pegado.

Algunos docentes y disertantes en general suelen aprovechar los beneficios de la computación en sus presentaciones. Los Powerpoints están de moda y gracias a ellos las exposiciones son más claras y prácticas. Sin embargo también en estas circunstancias el proceso de copiado y pegado puede estar presente. La copia en estos casos se encuentra proyectada sobre una pared o pantalla. Si bien  en algunos casos sirve para que el orador recuerde ciertos datos,  en muchas oportunidades constituye el centro de la exposición, transformándose en un mero proceso de lectura en voz alta al auditorio.

copiar-y-pegar4

Como ya se ha comentado en artículos anteriores, el desarrollo de las conexiones entre las neuronas se mantiene partir del estímulo que reciben. La interpretación y comprensión de lo que se lee o escucha son funciones superiores que requieren la integración de dichos centros o circuitos. Leer o escuchar sobre un tema, poder explicarlo o incluso ponerlo en práctica es el objetivo de la enseñanza. La memoria debe constituir sólo una herramienta para lograr los mejores resultados. La excesiva utilización de los procesos de copiado y pegado por medio de computadoras pueden comprometer el completo desarrollo de funciones superiores, y lo que es peor, hacer creer a padres y docentes el cumplimiento de objetivos pedagógicos.

copia-y-pegar3

Se debe hacer un esfuerzo para que la información no desborde a la comprensión. La interpretación de lo que leemos o escuchamos a diario requiere de ese ejercicio.

logo-facebookSeguí también a La Carta del Doctor también en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *