Dientes sanos desde el comienzo

Share on FacebookTweet about this on Twitter

salud dental5La salud bucal desde los primeros meses
¿QUÉ HACER CON LOS DIENTES DEL BEBÉ?

 

 

Marzo 2017

A toda edad es saludable el uso del cepillo de dientes para la correcta higiene dental. Sin embargo es frecuente la duda sobre lo que se debe hacer cuando el bebé comienza a tener dientes, generalmente a partir de los 6 meses. Hay pocos casos en los que el bebé nace con un diente ya erupcionado en los que se debe tener atención en la posible lesión de la lengua.

pecho a demandaLos bebés con lactancia materna corren con ventajas para poder prevenir caries. La leche de madre posee en su composición factores protectores que dificultan su producción. Entre ellos se pueden mencionar anticuerpos, enzimas y minerales que intervienen tanto en la eliminación de los gérmenes como en el fortalecimiento de los dientes. Por otra parte, la acidez adecuada que posee hace menos probable la agresión de los dientes por parte de los gérmenes. La succión del pezón favorece la correcta maduración de la musculatura bucal con una mejor preparación para la etapa masticatoria.

Se ha demostrado la transmisión de bacterias de la mamá al bebé por intermedio de la saliva. La salud bucal materna por lo tanto también puede llegar a ser importante para la del niño. Se recomienda por lo tanto no chupar el chupete del bebé o acciones similares que pongan en contacto ambas salivas.

A partir de los 6 meses el niño comienza a alimentarse con semisólidos. Inicia la función de masticación y es en este segundo semestre cuando los primeros dientes aparecen. Suelen ser los incisivos centrales inferiores. Es en esta edad donde generalmente se aconseja realizar la primera consulta al odontopediatra.

salud dental8

La erupción dentaria cambia la percepción de los alimentos por parte del niño. Requiere una maduración neuro-muscular que posibilite la correcta posición de la lengua y la mandíbula para posibilitar la masticación.

salud dental4Se recomienda higienizar los dientes del bebé a partir este período, ya sea que el niño se alimente con pecho exclusivo, fórmula u otros alimentos. Se aconseja realizarlo luego de las ingestas pero principalmente antes del sueño nocturno con una gasa seca. Al incorporar más piezas a su dentadura se debe utilizar un cepillo pequeño especial para estas edades. El mismo debe usarse seco y sin dentífrico. A partir de los 2 años puede utilizarse un dentífrico especial, en pequeñas cantidades, indicado por el odontólogo.

Muchos bebés alimentados con fórmula suelen dormirse con el biberón en sus bocas. En otros casos las mamaderas contienen jugos o bebidas azucaradas. Independientemente del perjuicio nutricional, las consecuencias de sustancias con alto contenido en sacarosa facilitan la producción de caries de rápida evolución y con gran destrucción del esmalte.

salud dental9

La succión no nutricional, especialmente del chupete, más allá del año de vida, puede convertirse en un hábito. El mismo puede retrasar desde la relación entre ambas arcadas dentarias hasta la maduración de la deglución y fonación. Lo mismo ocurre con la succión del dedo o cualquier objeto que el niño elija. Algunas veces dicha situación se observa en niños escolarizados. La misma seguramente posee connotaciones psicológicas que generalmente serán abordadas por especialistas.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *