Eccemas

Share on FacebookTweet about this on Twitter

DARTROS VOLANTE

Lo que hay que saberdartros2

Julio 2019

Es una patología de la piel, benigna, común en la infancia cuya importancia radica especialmente en comprometer el aspecto o estético del niño, en relación a la ubicación y tamaño de las lesiones. Ha recibido varios nombres entre los que se destacan el de pitiriasis seca, pitiriasis alba, etc. además del mencionado en el título.

Se identifica por placas o manchas blanquecinas, (hipopigmentadas), de tamaño variable, únicas o múltiples resaltando la diferencia de color especialmente en pieles oscuras o mates. Constituye el segundo o tercer motivo de consulta en los consultorios de piel. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo pero según los sectores afectados dependerá la frecuencia y la rapidez en la consulta. En este sentido la localización en el rostro encabeza las mismas por motivos obvios.

dartros4Las manchas, típicamente blanquecinas tiene según los últimos estudios una progresión característica hasta llegar al color final. En principio suelen ser pequeñas y rosadas, ligeramente sobreelevadas y con un fino relieve rugoso, luego van  incrementando su tamaño, pasan a ser hipopigmentadas, de mayor superficie, irregulares, con bordes difusos y con fina descamación.

Si bien como se dijo anteriormente pueden presentarse en cualquier zona del cuerpo tienen predilección sobre las áreas expuestas al sol, predominantemente en la cara, siendo la frente y los pómulos ubicaciones características al igual que alrededor de la boca y los ojos. Otros lugares frecuentes corresponden a la cara externa de las extremidades superiores y en menor medida el cuello, tronco y extremidades inferiores. El número de lesiones puede variar desde una mácula aislada hasta más de 20 lesiones.

Si bien en un principio se  creía que la exposición solar era la culpable de estas lesiones en la actualidad hay fuertes indicios que el Martos volante o la pitiriasis alba están relacionados con lo que se conoce como “atopía”, una característica que define un estado o reactividad alérgica del organismo con blancos especiales a nivel de la piel y el aparato respiratorio. Más aún, se suelen encontrar antecedentes familiares de atopía en muchos niños y a la vez muchos catalogados como “alérgicos” desarrollan posteriormente las lesiones. La acción del sol podría acelerar el desarrollo de las mismas o desencadenarlas.

dartros3

No obstante ello, el origen continúa siendo desconocido habiéndose también asociado su aparición a la presencia de gérmenes de distinto tipo. Así distintos tipos de microorganismos entre los que se destaca el estreptococo,  el estafilococo y el pityrosporum ovale fueron aislados de la piel de estos niños en forma más frecuente y abundante que en las pieles normales.

Los factores ambientales ocuparían sólo roles desencadenantes o perpetuadotes. Entre ellos se destacan como dijimos la exposición solar, pero también la temperatura, la humedad, los vientos y la altitud. Entre los factores metabólicos asociados también se han mencionado en algunos estudios la desnutrición asociada a deficiencias vitamínicas y de cobre.

La asociación del dartros con las parasitosis intestinales parece pertenecer a creencias populares, ya que hasta el momento no hay estudios que confirmen esta hipótesis. Ciertos hábitos higiénicos, muy frecuentes en los niños, también favorecen la presencia de estas lesiones: los baños frecuentes y prolongados, la temperatura elevada del agua, y el uso de esponjas y jabones abrasivos.

dartros1

Los estudios fisiopatológicos concluyen que las lesiones son secundarias a procesos inflamatorios que aún no están totalmente aclarados y que afectarían la producción y distribución de melanina en estas áreas lo que originaría el color blanquecino característico.

No existe tratamiento específico para estas lesiones. Si bien se conoce que su evolución es autolimitada, el tiempo de permanencia de las mismas es muy variable de un niño a otro. Del mismo modo también es frecuente que las manchas cambien de ubicación lo que le da el nombre al dartros de “volante”.

Deben evitarse todas las prácticas que ocasionen sequedad en la piel, así como el uso de jabones abrasivos, duchas calientes y prolongadas, contacto con agentes irritantes como perfumes o cosméticos. Es primordial una adecuada protección solar. Se recomienda la utilización de medios de barrera, como sombreros, sombrillas y camisetas. Se ha observado que el uso frecuente de protector solar con factor de protección solar mayor a 15 reduce el desarrollo estas lesiones. La aplicación de cremas hidratantes suele ser beneficiosa.

Siempre es útil la consulta al especialista. El conocimiento y la experiencia en estos procesos son fundamentales, dado que no hay a la fecha datos de laboratorio o estudios especiales que diagnostiquen en forma específica esta patología.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *