El desarrollo del lenguaje

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Lenguaje3EL DESARROLLO DEL LENGUAJE EN LOS NIÑOS

MAYO 2011

El lenguaje es un proceso tan complejo que involucra muchas sistemas que en forma coordinada ponen al niño en condiciones de expresarse por la palabra. Interactúan de esta forma la correcta audición, la recepción del sonido por el cerebro que registra y procesa lo escuchado, la normalidad anatómica, para que la voz sea bien emitida y el estímulo de los que rodean al niño para motivar la aparición y el enriquecimiento del mismo.

En realidad el proceso de adquisición del lenguaje se inicia desde muy temprana edad. Hay una comunicación previa, que incluye un conjunto de miradas, gestos y vocalizaciones. Se denominan conductas preverbales y  en realidad incluyen el lenguaje mismo que se va expresando de acuerdo a los diferentes niveles de complejidad en relación a la edad del niño. El cerebro va procesando el procesamiento de diferentes estímulos que le permite en el futuro desarrollar conceptos lingüísticos. Cuanto más estimulación tenga del medio mejor evolucionará la adquisición del lenguaje.

El lenguaje se inicia mucho antes de que un niño pueda expresar su primera palabra. Comienza cuando la madre y el niño crean una estructura de acción conjunta que les sirve para comunicarse y crear una realidad compartida.

Los padres, en condiciones normales, son capaces de desarrollar una gran capacidad de interpretación y otorgar así significados a lo que el bebé mira, dice o toca. Se sienten felices de escuchar sus primeras palabras perpetuando un círculo virtuoso que continúa estimulando la aparición de nuevos fonemas.

El lenguaje, entonces, se desarrolla en interacción, remarcando la importancia de la adecuada estimulación del medio para su desarrollo. Por lo tanto tiene dos aspectos: uno individual y otro social, los dos de gran valor e importancia.

 

LAS ADQUISICIONES DEL LENGUAJE SEGÚN LAS EDADES:

 

Entre el mes y los 5 meses

    • Desde aproximadamente los dos meses discriminan las expresiones faciales del ser humano. Prefieren la expresión de alegría o sonrisa a todas las demás.
    • Miran con atención al que habla.
    • Se sobresaltan o miran con atención ante un ruido. Giran la cabeza ante los sonidos.
    • Gritos y llantos diferenciando la satisfacción de sus necesidades. (Alimento, brazos, etc.).
    • Vocaliza, responde con vocales cuando se le habla. (gorjeos).
    • Sonrisa y risa ante sonidos, voces o estímulos.

Entre los 6 y los 11 meses

    • El niño es capaz de seguir la línea imaginaria que realiza la mirada del “otro” cuando se refiere verbalmente a algún objeto o situación.
    • Aparecen las sílabas que se van duplicando: papapa, mamama (balbuceo).
    • Comienza a comprender la distinta entonación de las palabras, capta la intención de las palabras del adulto.
    • Es capaz de detener una acción o retraerse al escuchar el “no” de los padres.
    • Comprende ciertas palabras que escucha: mira al hermano al pronunciar su nombre, o se inclina para adelante al solicitarle un beso.
    • Maneja adecuadamente la comunicación “no verbal”. Por ejemplo, señala los objetos que desea, levanta los brazos o tira de la ropa de sus padres para atraer la atención.

12 a 14 meses

    • Aparición de las primeras palabras.
    • Palabra frase: una palabra expresa varios significados.
    • Sigue instrucciones simples con pistas. Por ejemplo se le dice dame la pelota,- extendiendo la mano para recibirla.

A partir de los 18 meses

    • Comienza la combinación de palabras. Utiliza 2 o 3:
    • Identifica imágenes: (Pelota, zapato, cuchara).
    • Señala parte de su cuerpo si un adulto le pregunta.
    • Sigue instrucciones simples sin pistas gestuales.
    • Aparece la “simplificación” de las palabras, omitiendo letras, sustituyéndolas o modificándolas. Utilizan un lenguaje “telegráfico”.

24 a 30 meses

    • Aparece la modulación de la palabra. La forma de expresarla.
    • Aumenta el número de palabras conocidas.
    • Utiliza términos más complejos y que siempre sorprenden a los padres.
    • Aparece el “yo”, utilizando tres o cuatro palabras en frases.

A partir de los 3 años

    • Se entiende mucho mejor lo que dice o expresa.
    • Es capaz de participar en conversaciones y ser comprendido por los otros.
    • Se siguen incorporando palabras, perfeccionando la modulación y la complejidad de las mismas.

A partir de los 4 años

    • Son los grandes preguntones.
    • Utilizan en forma correcta los adverbios de tiempo y espacio. (Aquí, mañana, después, etc.)
    • Puede haber todavía algunos defectos en la fonación de palabras más complejas o que utilicen la “r”.

El niño pre escolar

    • Poseen un lenguaje adecuado.
    • El lenguaje se semeja al de los adultos, excepto en la complejidad de los términos usados.
    • Los defectos en la fonación se encuentran resueltos.
    • No obstante aún no comprenden chistes ni comparaciones.

 


¿QUÉ SON LAS DISLALIAS?

 

Son trastornos en la emisión de fonemas (sonidos del lenguaje) sin que existan defectos anatómicos que lo justifiquen a partir de los 4 años de edad. Se pueden producir por omisión: “aoz” por “arroz”, sustitución: “adoz” por “arroz” o distorsión en donde el fonema sufre algún cambio que no llega a expresar otra palabra.

Deben ser evaluados y controlados siempre cuando persisten en edades pre escolares, (4 a 5 años).

(Fuente: Programa Nacional de Actualización Pediátrica. Sociedad Argentina de Pediatría. 2010