Embarazo adolescente

Share on FacebookTweet about this on Twitter


adolescentesexo1SEXUALIDAD RESPONSABLE

Los que eran niños ya son adolescentes

Junio 2014

El comienzo de la vida sexual entre los que hace poco eran niños dispara preocupaciones centradas en el ejercicio de la sexualidad responsable. Será importante si durante toda la infancia el tema de la educación sexual fue abordado tanto en el hogar como en la escuela. Es difícil empezar a hablar de ello durante la adolescencia si nunca se trató el tema en la casa.
El ejercicio de la sexualidad responsable implica llegar a la primera relación sexual teniendo en cuenta el respeto por el cuerpo del otro u otra. Esto quiere decir que las mismas tienen que ser plenamente aceptadas por la pareja y evitar que secundariamente se produzcan daños a la salud o consecuencias no deseadas que modifiquen en forma permanente la vida futura. Entre lo primero debemos referirnos a las enfermedades de transmisión sexual y entre lo segundo el embarazo no deseado.

                                      adolescentesexo3

Según las últimas encuestas realizadas en colegios secundarios de todo el país, aproximadamente el 23% de los adolescentes debuta sexualmente antes de los 14 años. Si bien la cifra es un promedio ya que el porcentaje varía según las regiones, es casi universal el comienzo de la actividad sexual en edades cada vez más precoces, más aún, cada vez hay menor diferencia entre los valores obtenidos entre varones y mujeres.
El inicio precoz de las relaciones sexuales es preocupante también porque aumenta las chances de que los adolescentes no se cuiden con preservativos o no tengan la madurez suficiente en casos de producirse un embarazo. En la encuesta mencionada, sólo el 43% de los entrevistados dijeron que usaban condón en sus relaciones siendo las mismas generalmente frecuentes y con más de una pareja.

Aunque no hay consenso sobre cuál es la edad ideal, se recomienda a una persona tener relaciones sexuales cuando decida por sí misma, sin ningún tipo de presión de su pareja, sus amigos o familiares, cuando tenga un conocimiento adecuado de su cuerpo, cuente con toda la información necesaria para prevenir embarazos no planificados y enfermedades de transmisión sexual, y tenga la maduración afectiva y orgánica indispensables para transitar esta primera experiencia.
La realidad dista mucho de la recomendación. Es más, algunas niñas tienen su primera relación sexual debido a un abuso, y muchas en esa primera experiencia quedan embarazadas.

                                      adolescentesexo4

Profundizando aún más el problema, es creciente el número de embarazos en niñas menores de 15 años. Se puede afirmar en relación a las cifras que en nuestro país cada 3 horas una niña da a luz y se convierte en madre de otro niño o niña. La maternidad durante la adolescencia temprana (en niñas menores de 15 años) es un indicador de inequidad que parece estar fuera de la agenda de las políticas públicas. Hay grandes diferencias en distintas regiones del país y también entre poblaciones de distinto nivel socio-cultural. Las consecuencias de un embarazo a tan temprana edad afecta muy seriamente el presente y el futuro al convertirlas en madres-niñas. Del mismo modo los bebés se encuentran expuestos en forma más frecuente a enfermedades.
Es difícil modificar esta realidad. Seguramente el comienzo está en la casa. El tema del sexo debe ser conversado desde niños y continuar desde luego durante la adolescencia. La escuela debe cumplir su función al respecto. Las políticas de estado deben promover la protección de los adolescentes en cuanto al derecho a saber sobre estos temas y a su atención en los hospitales y centros de salud. La ley 26.150 sancionada en la Ciudad de Buenos Aires establece que todos los educandos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada.
Del mismo modo se deben promover acciones educativas y de promoción de la salud sexual y reproductiva para aquella población sin acceso al sistema educativo formal. La justicia social en el campo sanitario implica eliminar las brechas existentes y asegurar igualdad en el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos a toda la población de nuestro país.


adolescente2En síntesis, la familia debe promover desde chiquitos el cuidado del propio cuerpo y el de los demás. La sexualidad responsable es parte de ese cuidado llegada la adolescencia.

La educación sexual en la casa y en las escuelas debe ser una continuidad en la afirmación de ese respeto. El Estado debe promover y garantizar la educación sexual de los adolescentes en todos los ámbitos, sean públicos o privados, eliminando las diferencias o desigualdades socioeconómicas que puedan interferir en la misma.

Fuentes: