La bronquiolitis en niños muy pequeños

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Recién nacidos y prematuros en alerta 

bronquiolitis bebe1LA BRONQUIOLITIS TAMPOCO RESPETA A LOS MÁS PEQUEÑITOS

Julio 2018

El virus sincicial respiratorio es el principal agente causal de bronquiolitis. La misma es una enfermedad que afecta a los bronquiolos, los conductos más pequeños del árbol respiratorio, obstruyéndolos con secreciones y moco, provocando dificultad respiratoria de distinto grado.

Es una enfermedad que ataca especialmente a los niños comprendidos entre los 2 meses y  2 años de vida. Los  aún más pequeños poseen defensas contra el virus transmitidas por la madre durante la gestación y reforzadas por el amamantamiento. Sin embargo no es infrecuente tener conocimiento de bronquiolitis durante el primer mes de vida de un bebé o más aún en niños prematuros transcurriendo su primer trimestre de vida. En ellos la evolución de la enfermedad posee generalmente características especiales, referidas a una vía aérea aún más pequeña, a una maduración incompleta de los mecanismos defensivos y a  la dificultad para la utilización de músculos accesorios que mantengan el esfuerzo respiratorio por períodos prolongados.

dificultad respiratoria2

Por todo ello la bronquiolitis  durante los primeros meses de vida y especialmente en los prematuros suelen ser más graves y con evoluciones más prolongadas, requiriendo muchos de ellos internación y asistencia respiratoria mecánica. Por otra parte, la asociación entre enfermedad respiratoria por virus sincicial respiratorio en edad temprana y la aparición posterior de episodios recurrentes de obstrucción bronquial en estos niños continúan siendo motivo de innumerables informes e investigaciones.

La época de nacimiento de un bebé suele ser importante en relación a la posibilidad de sufrir bronquiolitis siendo todavía muy pequeño. Nacer durante la época invernal o transcurrir los primeros meses de vida durante esos días incrementa el riesgo de ser afectado por la enfermedad. El virus sincicial, como los demás virus respiratorios, hacen su pico de incidencia durante el invierno y el contagio entre niños mayores y adultos es sumamente frecuente.

bronquiolitis bebe2

El arribo de un recién nacido al hogar, luego de su estadía en la maternidad, generalmente es un motivo de alegría y reunión familiar. Sin embargo, especialmente durante los meses de frío, los familiares y amigos que llegan para conocerlo pueden presentar resfríos o catarros que no son tenidos en cuenta en el momento de acercarse y acariciarlo. Las gotitas de flugge, emitidas por algún estornudo pueden transportar el virus respiratorio y provocar la enfermedad en el pequeño.  Lo mismo ocurre con los hermanos en edad escolar, deseosos de estar cerca del nuevo integrante de la familia, suelen transportar los mocos “cosechados” en el colegio.

El lavado de manos no siempre es tenido en cuenta en la prevención de enfermedades respiratorias. Un estornudo detenido con las manos puede convertir a las mismas en transmisoras de virus a cualquier persona y en este caso al bebé. El uso de pañuelos descartables y la higiene adecuada de manos son medidas fundamentales para prevenir enfermedades, especialmente protegiendo al recién nacido de agentes infecciosos.

bronquiolitis bebe3

Los  ambientes cerrados, con calefacción sofocante, también frecuentes durante los días de frío, facilitan la diseminación de los virus y se deben evitar. El humo del tabaco, además de contaminar el aire, facilita la aparición de enfermedades respiratorias que pueden contagiar a los más pequeños.

El prematuro está aún más indefenso. Los de muy bajo peso suelen poseer el antecedente de haber permanecido durante algunas semanas en la terapia neonatal, algunos venciendo su inmadurez respiratoria y sobreponiéndose a intercurrencias infecciosas durante la internación. Indicada el alta arriba a su hogar con la posibilidad de exponerse a virus respiratorios sin tomarse las debidas medidas de prevención ya referidas.

bronquiolitis bebe4

La evolución de las bronquiolitis en estos grupos suelen ser más complicadas. Con mayor frecuencia requerirán internación con aporte de Oxígeno y posibilidad de infecciones secundarias como neumonías y sepsis durante las mismas. Además, por motivos probablemente alérgicos desencadenados por la primera infección, algunos de estos niños suelen iniciar ciclos de bronquitis obstructivas recidivantes debiéndose recurrir en forma frecuente a medicación broncodilatadora.

Para evitar la infección por el virus sincicial respiratorio en prematuros de muy bajo peso se cuenta actualmente con drogas antivirales, indicadas previo al alta sanatorial y durante las épocas de mayor diseminación de la enfermedad.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *