La maduración de la visión en los niños

Share on FacebookTweet about this on Twitter


vision mad1AL VER, VERÁN

Abril 2015

Los primeros años de vida son fundamentales para el desarrollo de la visión normal.
Se nace con un sistema visual que requiere un proceso constante de crecimiento y maduración. De esta forma, la agudeza visual se desarrolla desde el nacimiento hasta los 7 u 8 años de edad, siempre y cuando los ojos reciban estímulos adecuados durante ese período. Todo obstáculo que actúe dificultando la visión durante ese transcurso, y en especial en los dos primeros años de vida, pueden llegar a impedir el normal desarrollo de la vista.

La falta de desarrollo de la visión se denomina ambliopía y puede ser prevenida si se resuelven a tiempo los obstáculos que impiden la correcta recepción de las imágenes en las retinas.

desarrollo vision2La mala alineación de ambos ojos, denominada estrabismo, suele ser muchas veces el motivo de una mala maduración de la visión, llevando finalmente a la ambliopía. En estos casos un ojo es el que fija la mirada mientas que el otro, dada la desalineación queda sin enfocar la imagen, no estimulando en consecuencia su retina.


vision mad6Otras veces los motivos del pobre desarrollo visual, cuando aparecen a muy pequeña edad, son los llamados vicios de refracción como los astigmatismos, miopías o hipermetropías. En ellos hay alteración en los ejes del globo ocular, llevando a que las imágenes no hagan correcto foco en las retinas y por lo tanto no estimulen la maduración de las mismas.

Finalmente hay ambliopías por motivos que no permiten que el estímulo llegue adecuadamente a los ojos. Es el caso de niños con cataratas congénitas, opacidades en la córnea, etc.
La ambliopía afecta aproximadamente a un 4% de los niños y sólo puede ser tratada antes de los 8 o 9 años de edad. Su importancia radica en que el ojo no desarrollado durante ese transcurso tendrá una visión pobre durante el resto de su vida no modificable por ningún tipo de lente o anteojo.

Durante los primeros meses de vida hay pautas madurativas en la visión de los niños que se deben tener en cuenta. Así, el recién nacido posee normalmente una mirada vaga e incierta que responderá aproximadamente desde la segunda semana a estímulos luminosos. A partir del mes fija la mirada, en especial en el rostro de su madre usualmente cuando es alimentado. Al segundo mes suele seguir objetos en movimiento, al tercer mes comienza a mirarse la mano lo que lo habilita para empezar a tomar objetos.

Durante el primer semestre de la vida pueden existir breves instantes de desalineación de los ejes que se irán corrigiendo en forma espontánea. A partir de los 6 meses en adelante los mismos deben verse alineados. Todo estrabismo detectado por los padres debe ser consultado.
El fondo de ojo efectuado en los recién nacidos además de examinar las retinas comprueba que no haya obstáculos en la llegada de las imágenes a las mismas.

El reflejo rojo ocular, aquel que suele manifestarse como «ojos rojos» en las fotos, es sumamente útil cuando demuestra asimetría o incluso ausencia en uno de ellos.

                                vision mad7

A partir de los 3 años puede realizarse un examen de agudeza visual mediante juegos utilizando el reconocimiento de figuras. Habrá que estar atento si observamos que el niño acerca demasiado la cabeza cuando realiza alguna manualidad o si la suele inclinar hacia un lado para mirar o ver televisión.
Es aconsejable un control de agudeza visual aprovechando el ingreso al ciclo preescolar aprovechando la colaboración del niño y períodos de atención más prolongados.

                          clases visual

Los vicios de refracción que se inicien a partir de los 10 años de edad tendrán poca influencia en la maduración de la visión debiéndose sólo corregir generalmente por medio de lentes dichas alteraciones. En contrapartida, toda alteración no detectada hasta esa edad provocará un irreversible defecto visual.