La torsión de un testículo

Share on FacebookTweet about this on Twitter


torsiontesticular2TESTÍCULO EN EMERGENCIA


Junio 2015.

El dolor de un testículo en niños siempre es motivo de preocupación para la familia y el médico. La función de los testículos está relacionada con la futura fertilidad del niño y al mismo tiempo con la producción de hormonas masculinas Toda posibilidad de lesión puede significar no sólo una enfermedad en el mismo niño sino también una probable discapacidad futura en la procreación y en el funcionamiento hormonal.


torsiontesticular3Los dos testículos se encuentran expuestos a traumatismos, generalmente leves, durante actividades deportivas o juegos y es muy frecuente que el niño venga de la escuela con dolor, producto de algún golpe o patada recibida. Estos episodios se ven facilitados cuando no se utiliza protección adecuada durante la práctica de deportes. Suelen ser más usuales también en los meses de verano, cuando por el calor los testículos descienden levemente quedando más expuestos. No obstante ello, en la mayoría de los traumatismos, luego de los primeros instantes, el dolor cede y no quedan secuelas del golpe.

Sin embargo, hay situaciones en que uno de los testículos puede estar comprometido en forma grave, generalmente sin antecedente de traumatismo y que principalmente se manifiesta también con dolor y habitualmente enrojecimiento de la piel que los rodea, (escroto). El cuadro es causado por la torsión del cordón de arterias y venas que nutren al testículo y que en caso de no resolverse llevan a la pérdida del mismo con sus lógicas consecuencias. Vulgarmente llamada torsión del testículo constituye una de las principales emergencias a resolver en las guardias pediátricas.
Ya dijimos que el síntoma que alerta a todos es el dolor, localizado en uno de ellos, generalmente de aparición reciente sin relación con algún traumatismo. Al referido síntoma suele observarse rubor o enrojecimiento de la zona e hinchazón o edema del escroto. Generalmente se nota una ligera elevación del testículo afectado. El dolor algunas veces puede ser tan intenso que llega a provocar náuseas, vómitos y dolor abdominal.
El cuadro es más frecuente en edades peripuberales, o sea entre los 10 y 20 años de edad. El factor predisponente para su producción suele ser un defecto anatómico. Habría una falta de fijación del testículo que facilitaría su posterior torsión durante las edades señaladas. Los antecedentes familiares similares son datos también a tener en cuenta ya que suelen asociarse.


torsiontesticular1La consulta a la guardia pediátrica no se debe demorar. Si bien no hay signos específicos de torsión testicular el médico puede sospecharla por las características del dolor junto al probable hallazgo de un escroto inflamado y elevado.

Ante toda sospecha de torsión de testículo el tiempo urge, dado que cuanto más se tarde en su resolución habrá más posibilidades de que el mismo tenga alguna lesión irreversible, afectando su fertilidad o su función hormonal.

La ecografía color doppler suele ofrecer buenas imágenes y en manos expertas informa con buena certeza la presencia o ausencia de flujo sanguíneo en el testículo afectado.
El tratamiento de la torsión es quirúrgico, comprobando la viabilidad del testículo luego de su desrotación y su posterior fijación para evitar nuevos episodios. También debe incluir la fijación del otro testículo dado que la torsión del mismo suele darse en un 40% de los casos.
El salvataje testicular se consigue en un 80% de los casos cuando la cirugía se realiza dentro de las 6 hs. desde el inicio de los síntomas.
Hay patologías que tienen signos y síntomas similares a la torsión de un testículo. Generalmente las dudas quedan despejadas luego del resultado de la ecografía doppler. Es el caso de las llamadas orquiepididimitis, infecciones secundarias a variados gérmenes que suelen desencadenar la misma preocupación y serán motivo, seguramente de un próximo artículo.

Fuente: Escroto agudo. Programa Nacional de Actualización Pediátrica. S.A.P. 2005