Los cambios físicos durante la adolescencia

Share on FacebookTweet about this on Twitter

¡QUÉ MANERA DE CRECER!pubertad2

NOVIEMBRE 2014

La adolescencia se extiende entre los 10 y 20 años de edad. Es un período de desarrollo personal durante el cual se establecen sentimientos de identidad, modificaciones en el esquema corporal y adaptación a capacidades intelectuales más maduras.
La pubertad da inicio a la adolescencia, y está referida específicamente a los cambios físicos que se desarrollan durante la misma. Las modificaciones corporales que experimentan suelen ser consultas habituales expresando no sólo la preocupación de los padres sino también las del adolescente mismo. Es que durante este período hay un incremento significativo de la superficie y masa corporal. Está demostrado que las células no sólo aumentan en número sino también en tamaño.

                                      pubertad3

El crecimiento del adolescente no es armónico ya que no es simultáneo en todos los tejidos. Primero comienzan a ganar peso por el incremento del tejido adiposo, después crecen los huesos y por último la masa muscular. Este crecimiento hace que, generalmente luego de 5 o 6 años de iniciado, se alcance la talla final del adulto. Las niñas suelen comenzar antes con el mencionado empuje, anticipándose también a los varones en su finalización, coincidiendo con la aparición de la primera menstruación, (menarca). Este fenómeno hace que los varones parezcan más bajos que las niñas especialmente durante la primera etapa de la adolescencia. El sexo masculino, si bien comienza un poco más tarde el pico de crecimiento, lo prolonga un poco más, llevándolos a una talla generalmente mayor. Al principio lo que más crecen son los miembros, comenzando por los pies, piernas y muslos; manos, antebrazos y brazos. Luego la columna y el tórax. (Primero van quedando chicos los zapatos, luego los pantalones o polleras y finalmente los sacos) . En esta etapa, las exigencias deportivas exageradas son desaconsejables porque la fuerza muscular, que alcanza niveles máximos alrededor de los 25 años, es insuficiente y pueden producirse desgarros.

                                  pubertad4

Algunos niños y niñas comienzan este crecimiento un poco más tarde. Los padres y los mismos niños se impacientan y suelen consultar por el retraso. La mayoría de las veces se trata de los denominados “maduradores lentos”, chicos que genéticamente se encuentran “programados” para iniciar los cambios un poquito después que el resto. Generalmente se encuentran antecedentes similares en alguno de los padres. No obstante, a su tiempo, la secuencia en los cambios del cuerpo será similar y tarde o temprano todos alcanzarán el desarrollo completo.
El incremento en el tamaño de los testículos es la primera manifestación de la pubertad, sucediendo en promedio a los 11, 5 años. En la mujer, en cambio, la aparición del llamado “botón mamario” acompañado o no de vello pubiano suele iniciar la nueva etapa. En nuestro país dicho fenómeno ocurre en promedio a los 10,8 años. Al principio los cambios son poco perceptibles por la familia, pero suelen ser el punto de partida para el empuje de crecimiento puberal comentado anteriormente. Este fenómeno es el más importante en la vida luego del que acontece durante los primeros doce meses de edad. Nunca se crecerá tanto ni tan rápido. En las niñas dicho empuje tendrá una paulatina desaceleración al aparecer la primera menstruación que en la población argentina ocurre en promedio a los 12,5 años. Mientras tanto ambos sexos seguirán madurando sus genitales, incrementando el tamaño y modificando sus características. Hay estadíos en el desarrollo de los mismos que el pediatra suele utilizar para valorar la evolución de esos cambios.
Es importante que los adolescentes conozcan la evolución que irán experimentando y estar atentos a las dudas y preocupaciones que trae aparejada.
Podemos decir que la pubertad evoluciona entre los 8 y los 17 años, con un promedio entre los 11 y 14 años en las mujeres y de 12 y 15 en los varones. Se debe consultar al médico todo desarrollo genital que aparezca antes de los 8 años en las niñas o 9 años en los varones.

                                          pubertad1

Dijimos anteriormente que sólo el crecimiento durante el primer año de vida supera al que tiene lugar en la adolescencia. Es obvio entonces que dicho proceso debe ir acompañado de una dieta apropiada que aporte los necesarios requerimientos nutricionales. La dieta inapropiada puede llevar a retraso en la maduración sexual y crecimiento lento. Será esencial controlar los hábitos alimentarios que a esta edad suelen consistir en comidas rápidas, fuera del hogar y en horarios cambiantes.

Fuente: Vaucheret Gerardo. Supervisión de la salud del adolescente. Programa Nacional de Actualización Pediátrica. Buenos Aires. 2002