Los desafíos de la época

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Conviviendo con enemigos

DENGUE, CORONAVIRUS Y GRIPEpandemia6

Mayo 2020

Mientras atravesamos la pandemia por el coronavirus estamos también sufriendo uno de los más importantes brotes de dengue, habiendo provocado infinidad de infectados y lamentablemente también de muertes.  Como si esto fuera poco el invierno se acerca y las enfermedades respiratorias estacionales están por iniciar su ciclo. Entre ellas la bronquiolitis en los niños y niñas pequeñas, la gripe y las complicaciones que pueden provocar.

aedes4

En el caso del dengue, el  mosquito que lo transmite mantiene su ciclo vital con temperaturas ambientales entre templadas a cálidas. La prolongación de estos registros hasta casi mediados de año hace que los contagios por dengue continúen, más aún en las regiones habitualmente  cálidas del país.

Todas estas enfermedades provocan síntomas que en sus inicios pueden ser similares, originando temor en los pacientes y dudas en los mismos médicos. Muchas veces el antecedente de contacto con enfermos de covid 19 o Dengue son los que ayudan definitivamente a orientar el diagnóstico antes de los estudios de laboratorio que lo certifiquen.

La fiebre suele estar presente en casi todas ellas, algunas con mayor o menor compromiso del estado general. Debido a ello es muy importante precisar en la consulta el tiempo que lleva con dicho síntoma, los registros de temperatura y la medicación recibida para disminuirla. Del mismo modo si hay familiares o convivientes con un cuadro similar.

fiebre5

El dolor de cabeza suele acompañar a muchos cuadros febriles. El Dengue provoca una cefalea intensa acompañada generalmente de dolor referido por detrás de los ojos. No obstante ello, la enfermedad por coronavirus puede también acompañarse de cefalea habitualmente menos intensa en comparación al cuadro anterior.

El dolor de garganta, denominado “odinofagia”, es también común a muchas enfermedades infectocontagiosas, en especial en sus inicios, características que pueden compartir las anginas a toda edad y el coronavirus en particular.

Las personas con fiebre, independientemente del origen de la misma, suelen sentirse decaídos. El dolorimiento general del cuerpo es también común a todas estas patologías. Sin embargo el dolor intenso de articulaciones asociado a la cefalea es una característica particular del dengue.

epidemias1

La tos y los mocos son frecuentes en los cuadros respiratorios estacionales de  niños y adultos. No obstante ello su presencia  puede ser parte de una enfermedad por Covid 19 o gripe, especialmente si se acompañan de fiebre.

parasitosis5

La aparición de náuseas y vómitos son comunes tanto en estas dos últimas patologías como en el Dengue y obligan tanto al paciente como al médico a buscar otros síntomas o antecedentes para precisar un diagnóstico presuntivo.

dificultad respiratoria2La dificultad respiratoria es un signo de alarma frecuente en niños con bronquiolitis. También a toda edad como parte de cuadros asmáticos o patologías respiratorias en general. La gripe y la enfermedad por Covid 19 pueden presentarse con dicha sintomatología, en especial como complicaciones de las mismas.

La alta incidencia de casos de Coronavirus con escasos síntomas o incluso sin ninguno de ellos obliga a ser cautos en catalogar un catarro o un simple dolor de garganta como cuadros sin importancia. Los niños con frecuentes faringitis o anginas, la mayoría de ellas banales, pueden ser los únicos síntomas del Covid 19 en estas edades, pudiendo convertirse en el origen de contagios, especialmente a adultos mayores quienes suelen manifestar cuadros graves frente a la misma enfermedad.

Hipotiroidismo4

Como conclusión se puede afirmar que en esta época del año se encontrarán coexistiendo tanto el Dengue como el Coronavirus. Pronto se agregarán los cuadros respiratorios de todos los inviernos en niños y adultos. En el caso del Dengue, la disminución en su frecuencia desde ahora dependerá especialmente de la aparición de temperaturas bajas que dificulten el desarrollo del mosquito.  Para la gripe contamos con la vacuna, especialmente indicada en embarazadas, niños  entre 6 meses y 2 años, adultos mayores a partir de los 65 años y enfermedades crónicas. El Coronavirus sigue siendo un enigma. No conocemos mucho sobre él, no hay aún una vacuna o un tratamiento y se presenta como una pandemia nunca antes experimentada.

lavado_de_manos.www.jano.es

Seguir los consejos para prevenir los contagios de cada una de ellas, vacunarse si correspondiera y cuidar de las personas que posean mayor posibilidad de complicaciones son los mejores caminos para superar lo mejor posible los meses que se avecinan.

Seguí también a La Carta del Doctor en logo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *