Nacimiento: momento de derechos

Share on FacebookTweet about this on Twitter



nacimiento2LOS DERECHOS DE LA MAMÁ, EL RECIEN NACIDO Y LA FAMILIA DURANTE LA ESTADÍA EN LA MATERNIDAD.

 

Julio 2013
¡Llegó el día!. La futura mamá se traslada al sanatorio porque comenzó el trabajo de parto. Alegría, angustia, nerviosismo, inquietud, todo se mezcla en esos instantes. La familia conocerá en muy poco tiempo al nuevo integrante. También tendrán contacto con mucha gente que colaborará para que este paso trascendental sea lo más natural posible. El médico obstetra, la obstétrica, las enfermeras y sus ayudantes pasarán a formar parte, generalmente por un par de días, del entorno familiar.
Como toda institución, los sanatorios tienen normas que deben cumplir los pacientes y sus familiares. Las mismas no deben nunca interferir en el desarrollo de un parto y una lactancia natural. Los procedimientos para la asistencia de la madre y el bebé no deberían interferir, en la medida de lo posible, el vínculo establecido entre ambos.
La lactancia materna exclusiva se debe iniciar desde el momento del nacimiento. Es frecuente comprobar que, en función del cumplimiento de supuestas prescripciones, se la deja de lado, separando al bebé de la madre en forma inmediata luego del parto. Se suele también escuchar la invitación de alguna enfermera o asistente ofreciendo la nurserie para el bebé, facilitando el descanso de la reciente madre. Habría que agregar la utilización de leches por medio de biberones para satisfacer el hambre de los niños durante su estadía en esos sectores. Intereses comerciales, en este caso de la industria láctea, se hacen presentes algunas veces, aconsejando el consumo de tal o cual leche como complemento o suplemento del pecho materno.

El bebé debe salir de la maternidad correctamente vacunado, (BCG y hepatitis B). La mamá debe recibir asesoramiento en relación al beneficio de la leche materna, el cuidado del cordón umbilical y los signos de alarma que pueden motivar una consulta de urgencia. Se debe incluir un control del recién nacido luego del alta durante las primeras semanas de vida. Los padres deben ser informados sobre la posición aconsejada para dormir de los bebés.

LA MAMÁ, EL RECIÉN NACIDO Y LA FAMILIA TIENEN DERECHO A:
Durante y después del parto:
  • Estar acompañada por un familiar o amiga.
  • Estar cómoda en la sala de parto y ambientada con una temperatura agradable.
  • Recibir un trato respetuoso y amable.
  • Colocar al bebé en contacto piel a piel enseguida después del parto, si no hubiera impedimento médico para ello.
  • Recibir ayuda para iniciar la lactancia durante la primera hora de vida del bebé.
  • Alimentar al bebé al pecho a libre demanda.
  • Tener al bebé a su lado y recibir la visita del padre sin restricciones horarias.
Antes de salir del hospital:
  • El bebé debe haber recibido las vacunas contra la tuberculosis (BCG) y la hepatitis B.
  • Le deben haber realizado al bebé los estudios obligatorios con sangre del talón para detectar enfermedades graves.
  • La familia debe recibir información sobre los signos y síntomas de alarma de la mamá y del bebé por lo que pueda ser urgente volver al hospital o maternidad.
  • Le deben explicar por qué el bebé debe dormir boca arriba y por qué debe tomar sólo pecho.