Aspiración y asfixia por alimentos

Share on FacebookTweet about this on Twitter

asfixia5ASPIRACIÓN DE ALIMENTOS

Sofocaciones y atragantamientos durante las comidas

Noviembre 2017

La aspiración de un cuerpo extraño es un evento que  suele aparecer en forma brusca especialmente durante las comidas o el juego. Es un fenómeno que pone en juego la vida del niño. Dado que puede ser evitado responsabiliza en el hecho al adulto que está a su cuidado. La obstrucción de las vías aéreas es responsable aproximadamente del 7% de las muertes que suceden en menores de 4 años, período en el cual es más frecuente este accidente.

El 60 a 80% de los objetos aspirados son orgánicos y de ellos son los alimentos los principales involucrados, principalmente semillas y frutos secos (semillas de girasol y maníes). Entre los objetos inorgánicos se encuentran en forma más frecuente pequeños juguetes, partes de bolígrafos, etc. Se estima que en Estados Unidos muere un niño cada 5 días producto de la aspiración de algún alimento.

asfixia1

Todos los episodios son dramáticos requiriendo de la serenidad y de la destreza del adulto acompañante para realizar las maniobras que permitan la liberación de la vía aérea. La tos, la sofocación y la dificultad para respirar son los signos que siempre están frecuentes. La mayoría de los episodios de asfixia ocurren bajo la supervisión de adultos, lo que sugiere que los padres y los cuidadores del niño no reconocen adecuadamente situaciones de riesgo y objetos peligrosos.

Como se dijo anteriormente, los niños menores de 4 años son las víctimas prevalentes. Durante estas edades la exploración del ambiente incluye frecuentemente a la boca, poseen una deglución inmadura, una dentadura incompleta y suelen distraerse fácilmente mientras comen.

asfixia4La aspiración no sólo es responsable de muertes. También en los casos que se logra superar el episodio pueden manifestarse posteriormente trastornos residuales que involucran generalmente al sistema nervioso. El período de tiempo durante el cual llegó poco Oxígeno al cerebro motiva dichas consecuencias.

La gravedad de la aspiración de un alimento se relaciona con las características del mismo, especialmente el tamaño, la forma, la consistencia y la textura. Las semillas y los frutos secos son los cuerpos extraños más documentados, así como también los más frecuentemente involucrados en los casos que presentan complicaciones y requieren hospitalización. Sin embargo, los cuerpos extraños más a menudo asociados con resultados fatales son las salchichas, seguidas por los caramelos duros y las uvas.

asfixia2La aspiración de alimentos de origen vegetal suele ocasionar más complicaciones. Por su contenido oleoso provocan una mayor y más rápida reacción inflamatoria en las vías respiratorias. Lo mismo sucede con las semillas que al hidratarse aumentan de tamaño y agravan la obstrucción.

Tanto los alimentos pequeños (frutos secos y semillas) como los grandes (salchichas, trozos de frutas y verduras crudas) son peligrosos. Los primeros pueden llegar a la vía aérea antes de que el niño pueda masticarlos, y los voluminosos (ya sea por estar mal cortados o mal masticados) son difíciles de mover en la boca y pueden detenerse a nivel de la laringe. Los alimentos esféricos y cilíndricos como las aceitunas, uvas y tomates cherry son igualmente peligrosos dado que por sus formas se amoldan rápidamente a la luz de las vías aéreas pudiéndolas obstruir en forma total.

Los alimentos duros como los caramelos, los fibrosos como el apio y los pegajosos como algunas golosinas también presentan alto riesgo.asfixia3

Un capítulo aparte lo constituyen los pequeños huesos y las espinas de pescado con sus bordes y extremos afilados que pueden lacerar los órganos que atraviesan.

Hay alimentos peligrosos que deben modificar su preparación para evitar que puedan ser aspirados. Otros en cambio no admiten dicho proceso y deben ser excluidos de la dieta de los niños hasta una cierta edad.

Es importante educar y concientizar a los padres sobre el riesgo de dar frutos secos y semillas a menores de 4 años, ya que, a esa edad, no son capaces de masticar y deglutir con alto grado de coordinación. También se aconseja evitar a esta edad los caramelos duros o pegajosos, la goma de mascar, los bombones y las pastas espesas (Crema de chocolate, etc.) ya que representan un riesgo de asfixia significativo y no añaden ningún valor nutritivo a la dieta del niño.

Tips para evitar aspiraciones:

  • La alimentación debe ser supervisada por un adulto
  • Los niños deben sentarse en posición vertical mientras comen evitando distracciones.
  • Nunca deben jugar o correr durante las comidas.
  • No hacer reír o llorar a los niños mientras comen
  • Hay que enseñar a los niños a comer lentamente y masticar bien. También hay que enseñarles a comer de uno a uno los frutos secos (no a puñados) y a masticarlos de modo adecuado.
  • No dar alimentos a los niños en un vehículo de transporte.
  • No usar anestésicos tópicos para el alivio del dolor de la dentición antes de la hora de comer, ya que pueden interferir en la masticación.
  • La pechuga de pollo debe ser procesada a mano, dado que es frecuente que los pequeños huesos atraviesen los dientes del aparato.

Las maniobras para desobstruir la vía aérea durante estos episodios deben ser aprendidas por todos. Si bien los niños suelen ser los más afectados la sofocación por aspiración puede ocurrir a cualquier edad.

asfixia6

Fuente: Rodríguez H. y col. “Recomendaciones sobre la prevención de la aspiración de cuerpos extraños orgánicos” Archivos Argentinos de Pediatría. 2017

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *