Cocinando para los más chiquitos

Share on FacebookTweet about this on Twitter

cocinarLA COCCIÓN DE LOS ALIMENTOS

Julio 2010

A LA HORA DE SERVIR Siempre a temperatura adecuada. Los alimentos no deben permanecer a temperatura ambiente más de tres horas.
¿CÓMO DEBEN COCINARSE LAS CARNES? Hay que asegurarse que las carnes nunca estén jugosas o rosadas, para evitar el desarrollo de bacterias. Se considera que la carne está bien cocida cuando el suero que libera al cocinarse es transparente. El pollo no debe tener partes rosadas. El pescado cocido debe tener color blanco. Se debe acondicionar un sector de la parrilla cuando se hace asado especial para los niños.
¿ Y LA CARNE PICADA? Cocinar completamente las carnes y las comidas que lleven carne picada: (hamburguesas, albóndigas, etc) hasta que nos queden partes rojas en su interior. Es difícil alcanzar con el calor las capas profundas de la carne picada, por lo que se recomienda reducir las porciones y en el caso de las albóndigas “achatarlas” Exigir que la carne sea picada a nuestra vista. Consumirla dentro de las 48 hs. guardándola siempre en la heladera.
  ¿CÓMO SE COCINAN LOS             HUEVOS? Deben estar siempre bien cocidos. La clara y la yema deben tener consistencia compacta. Siempre lavarlos luego de comprarlos antes de guardarlos en la heladera. No preparar huevos pasados por agua porque en ellos la cocción es incompleta, pudiendo estar contaminados con bacterias.
     ¿Y LAS VERDURAS? A los menores de 12 meses es preferible ofrecer verduras cocidas. Cocinarlas con poca agua, al vapor o al horno para mantener el valor nutritivo. Hacer cocciones rápidas sin hervirlas para que no pierdan sus sales minerales.
    ¿SE PUEDE USAR EL        MICROONDAS? Sí. Tener cuidado con el distinto tiempo de cocción de los distintos alimentos para evitar comidas muy calientes o poco cocidas. Utilizar siempre material de vidrio.
     ¿ Y LAS FRITURAS? Ocasionalmente con las siguientes recomendaciones: Utilizar abundante aceite, introducir el alimento cuando el aceite esté bien caliente y regular la temperatura para que éste no se queme. Al finalizar colocar el alimento sobre papel absorbente. Dar a los niños los primeros alimentos fritos, utilizando el primer aceite. No mezclar diferentes clases de aceites ni reutilizarlos.