El Covid 19 y las fases de la enfermedad

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Coronavirus

covid fases5NO TODO LO HACE EL VIRUS

JULIO 2020

Tratar de comprender cómo se comporta el coronavirus, de qué forma se contagia y cómo desarrolla la enfermedad no sólo son interrogantes del público en general sino también de científicos y expertos en estos temas.

Si bien se van conociendo muchos aspectos en relación al virus y especialmente en su detección precoz, la distinta reacción de los contagiados es motivo de investigaciones con el fin de reconocer el tratamiento más efectivo o adecuado contra la enfermedad.

En principio llamó la atención las distintas formas de presentación de la infección,  dado que casi una mitad de los afectados presentan síntomas leves o incluso ninguno y en el otro extremo, afortunadamente menor, la enfermedad evoluciona en forma grave requiriendo atenciones especializadas y provocando la muerte en  aproximadamente un 2% de los contagiados.

Si bien como en toda infección la aparición de la enfermedad es el resultado de un balance de fuerzas entre las propiedades del microorganismo contra las defensas y debilidades de cada persona, hay características en la evolución de esta enfermedad que siguen llamando la atención y pueden ser la clave para llegar a un tratamiento efectivo. Si bien la llamada “carga viral” es importante, o sea la cantidad de virus presentes en la infección, hay datos cada vez más convincentes sobre la reacción del ser humano frente al mismo, la que podría tener un papel importante en la evolución y el pronóstico de la enfermedad.

covid fases2

Se  conoce que el virus,  ingresando por vía respiratoria, produce una infección alta. El dolor de garganta, la fiebre y la tos son generalmente los síntomas que se producen, llevando a confundir los mismos con un cuadro gripal inespecífico. Incluso, como sabemos, muchas personas transcurren esta etapa sin percibir su enfermedad, siendo este fenómeno clave para comprender la facilidad en el contagio.

covid fases7

Todo lo hasta aquí comentado habla de una actividad viral común a otros microorganismos, únicos responsables de los signos y síntomas comentados. Como siempre, la curación o la progresión de la infección dependerá de las defensas de cada persona y de las enfermedades previas que posea, provocando algunas veces la aparición de cuadros respiratorios más importantes como las neumonías o incluso afectación de otros órganos del cuerpo. Esta descripción correspondería a una primera fase de la enfermedad, que posee habitualmente una duración entre 5 y 7 días, en la cual la gran mayoría de las personas superan el cuadro.

covid fases4

Sin embargo existe otra etapa, a partir de la anterior o en algunos casos casi junto a ella, en la que los síntomas y la evolución de la enfermedad no dependerían directamente del  virus sino también de la reacción exacerbada del organismo frente a él. Es un mecanismo bastante conocido, presente en otras patologías, donde la inflamación generalizada es la gran responsable de la evolución de la enfermedad.

covid fases1

Se sabe que en estos casos hay una gran liberación de sustancias que, llevadas por la sangre, originan inflamación generalizada independientemente de la circulación viral. La llamada “tormenta de citoquinas” representa lo expresado anteriormente y sería una de las principales causas que pueden llevar a una evolución complicada o incluso mortal de la patología. Suelen ser  comunes en estos casos las fiebres prolongadas y muy elevadas desde los primeros días de la enfermedad junto con otros datos de laboratorio que pueden ser útiles en el pronóstico.

Además del reconocimiento de estas dos etapas, no siempre tan delimitadas, la investigación está sirviendo para llegar a encontrar tratamientos efectivos frente a estos estadíos.  Claramente surge la necesidad de hallar drogas antivirales que logren inactivar al microorganismo, el aporte de plasma de recuperados y por otra parte medicamentos que puedan reducir los mecanismos inflamatorios ya descriptos.

covid fases6

A la espera de una vacuna, las experiencias que se siguen acumulando durante la pandemia y el conocimiento cada vez mayor de la enfermedad, llevan a un moderado optimismo en relación al descubrimiento de un tratamiento efectivo, reduciendo los casos graves y la consecuente mortalidad.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *