La vacuna antigripal 2018

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Otoño, invierno, vuelve la gripe

GRIPE2018VACUNACIÓN ANTIGRIPAL 2018

Mayo 2018

Como en los últimos años nos preparamos para enfrentar a la gripe.

Muchas veces subestimada como enfermedad, la influenza ha provocado gran cantidad de decesos y complicaciones, especialmente en niños pequeños, embarazadas y adultos mayores.

La enfermedad puede ser leve, grave o incluso mortal. La hospitalización y la muerte son más frecuentes en grupos de alto riesgo. Se calcula que las epidemias anuales causan 3 a 5 millones de casos graves y 290 000 a 650 000 muertes.

gripe 20164

Hay medidas inespecíficas para reducir su contagio. El lavado frecuente de manos, el uso de pañuelos descartables, evitar ambientes con aire viciado o con humo de cigarrillo. Entre las específicas se encuentra la inmunización antigripal.

gripe2016Hay cuatro tipos de virus de la gripe estacional: A, B, C y D. Los causantes de las epidemias estacionales son los virus gripales de tipo A y B. Los virus de la gripe A se clasifican en subtipos en función de las combinaciones de dos proteínas de su superficie. Los subtipos actualmente circulantes en el ser humano son el A (H1N1) y el A (H3N2). El A (H1N1) también se conoce como A (H1N1) pdm09, pues fue el causante de la pandemia de 2009. Los virus de tipo B no se clasifican en subtipos, pero los circulantes actualmente pueden dividirse en dos linajes B/Yamagata y B/Victoria.

Los virus de tipo C se detectan con menos frecuencia y suelen causar infecciones leves, por lo que carecen de importancia desde el punto de vista de la salud pública.

Los virus de tipo D afectan principalmente al ganado y no parecen ser causa de infección ni enfermedad en el ser humano.

Las vacunas antigripales son más eficaces cuando hay gran coincidencia entre los virus circulantes y los virus vacunales. En función de ello, todos los años un comité de expertos evalúa la composición que debe poseer la vacuna en relación a los casos ocurridos en el hemisferio norte. Es importante aclarar también que en los países tropicales también los virus de la gripe están presentes y se tienen en cuenta para producir una vacuna para la temporada invernal del hemisferio sur.

gripe20164

En los adultos sanos, la vacunación antigripal es protectora, incluso cuando los virus circulantes no coinciden exactamente con los virus vacunales. No obstante, en los ancianos la vacunación puede ser menos eficaz para prevenir la enfermedad, aunque reduce la gravedad de la misma y la incidencia de complicaciones y muertes. La vacunación es especialmente importante en personas con alto riesgo y en quienes las atienden o viven con ellas.

gripe20162

Durante los últimos años en nuestro país el virus de mayor circulación fue el sincicial respiratorio, causante de cuadros de bronquiolitis en lactantes y niños pequeños, superando ampliamente a los virus gripales. Está también en nuestra memoria la epidemia mundial de gripe producida por el A (H1 N1) durante el año 2009 que alcanzó también a nuestro país.

En los próximos meses, en nuestro país, el virus A (H3N2) podría convertirse en el primer involucrado en los casos de gripe, en relación al origen de los casos reportados en el hemisferio norte y el trópico. Si bien la sintomatología que produce es similar, tiene el antecedente de haber provocado epidemias en Australia con decesos y complicaciones frecuentes.

La composición de la vacuna para la presente temporada tiene en cuenta estos antecedentes, incluyendo anticuerpos contra tres tipos de virus. Ellos son el conocido A (H1N1), el mencionado A (H3N2) y un subtipo del virus B.

GRIPE 20182

Es fundamental que la población con mayor probabilidad de enfermar y morir por las complicaciones se vacune:

  • embarazadas en cualquier fase de la gestación;
  • niños de 6 meses a 5 años;
  • mayores de 65 años;
  • pacientes con enfermedades médicas crónicas;
  • profesionales sanitarios.

El resto de la población también puede ser vacunada siempre y cuando la disponibilidad de vacunas no comprometa la inmunización de los que se encuentren con mayor riesgo de enfermar.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *