Los pies y las consultas

By | 28 septiembre, 2021
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Desde el pie plano al “juanete”

ALTERACIONES EN LA FORMA Y POSICIÓN DE LOS PIESpie4

Octubre 2021

Las alteraciones en el pie o en la marcha de los niños constituyen una consulta bastante frecuente en pediatría. El motivo de la misma generalmente es por alteración en la forma de los pies o en la marcha; también puede ser por la deformación que los padres observan en el calzado o la aparición de callosidades o dolor. La gran mayoría corresponde a procesos normales formando parte del crecimiento del niño, no constituyendo patología.

Las deformidades observadas en los pies suelen ser flexibles durante estas edades, o sea con una maniobra o en una posición la alteración disminuye o desaparece. Es el caso del pie plano. El mismo es una condición normal durante los primeros años de vida y con el crecimiento el arco se va manifestando. En realidad, generalmente se acompaña de un desvío hacia adentro de la parte posterior del pie agregándose la característica de “valgo” a la denominación original. El pie plano en los niños es producto de lo laxo de las articulaciones y la escasa osificación en estas edades. Lo flexible de esta “deformidad” se comprueba generalmente cuando el niño se para en puntas de pie, observándose en esa posición el arco longitudinal, que a simple vista no se podía apreciar. Generalmente no presentan síntomas ni deterioro en la marcha o actividad deportiva.

pie2

Hay algunas patologías que, en relación a la hiperelasticidad que suelen presentar en todo el cuerpo, exacerban las características del pie plano en los niños. Distintos síndromes de transmisión familiar pueden expresar en forma más evidente esta deformidad.

Los niños con pie plano no requieren generalmente tratamiento dado que es una condición que se revertirá con el crecimiento. No obstante, se estima que un 10% de los adultos persistirá con pie plano de distinta magnitud, siendo en su gran mayoría asintomáticos y sin presentar repercusión en la postura.

La indicación más adecuada para estas deformidades leves y flexibles es el uso de un calzado adecuado. Éste otorga protección al pie, proporciona un apoyo más confortable y aporta cierto grado de estabilidad, especialmente en niños pequeños. Desde luego no contribuyen a cambiar la historia natural de las deformidades ni a modificar la anatomía del pie durante el crecimiento. Las conocidas “plantillas” suelen brindar un mejor apoyo y alineación al pie, siempre y cuando se las use con un calzado adecuado. No “curan” al pie plano ni afectan el desarrollo del mismo.

pie6

A diferencia de todo lo comentado hasta aquí, hay deformidades fijas, las cuales no pueden ser corregidas mediante un cambio de posición o maniobra. Muchas son secundarias a traumatismos o enfermedades degenerativas que involucran a casi todo el organismo. Otras son secundarias a mal formaciones óseas que impiden una correcta posición del pie y dificultando por lo tanto el inicio de la marcha.

pie5Hay una deformidad en los pies, algo frecuente en adultos que puede comenzar a manifestarse, especialmente en niñas, durante la segunda infancia. Se denomina Hallux valgus juvenil, siendo “juanete” su nombre más conocido a nivel popular. Es una deformidad progresiva y congénita que produce una desviación del dedo gordo del pie, sin provocar inicialmente síntomas. Puede dificultar el calzado debido al ensanchamiento de la parte anterior del pie, provocando dolor con el avance de la desviación. Habitualmente el tratamiento es conservador, evitando el uso de zapatos que exacerben la deformidad, controlando la aparición de dolor o callosidades sobre la deformidad.

pie7

Para todos los casos, la consulta médica oportuna podrá orientar o alertar sobre la aparición o desarrollo de algunos de los fenómenos comentados hasta aquí.

Fuente: Martínez G. «Deformidades de los pies en niños» . Revista Médica Clínica Las Condes. 2021

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *