Ictericia y lactancia

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Destruyendo prejuicios

ICTERICIA Y LECHE MATERNAictericia1

Agosto 2019

La ictericia denominada fisiológica es un fenómeno que ocurre en la mayoría de los bebés recién nacidos, tratándose en general de un cuadro benigno. Sin embargo, la toxicidad  potencial de la bilirrubina en sangre hace que su nivel  deba controlarse en forma estricta especialmente durante los primeros días de vida.

Los lactantes amamantados en forma exclusiva experimentan en forma frecuente valores de bilirrubina algo más elevados, que pueden extenderse hasta la tercera o incluso cuarta semana de vida, a diferencia de los niños que sólo reciben biberón con fórmula láctea.

El déficit de la transferencia de leche del pecho al recién nacido, como resultado de dificultades durante la lactancia y la disminución del aporte calórico durante los primeros días de vida incrementa la absorción intestinal de la bilirrubina

Habría además  otro motivo que explicaría el mencionado fenómeno. Se ha demostrado que existe en la leche materna componentes  que favorecerían la absorción intestinal de la bilirrubina previamente eliminada. Por tal motivo los valores de dicho elemento suelen elevarse.

ictericia5

La aparición de la leche madura al terminar la primera semana de vida del bebé provocaría también el incremento del factor aumentando la absorción de bilirrubina para volcarse al torrente sanguíneo del bebé, incrementando o manteniendo el color amarillo de la piel incluso hasta la segunda o tercera semana de vida.

Una vez que el fenómeno desaparece debido a la maduración del metabolismo, la ictericia comienza a ceder sin depender de la administración de leche materna.

ictericia4Independientemente del motivo de su incremento, el control de la bilirrubina no conjugada en sangre, como en este y otros casos, debe ser monitoreada por el neonatólogo o pediatra, dada la potencial toxicidad de la misma para el cerebro y demás estructuras nerviosas del bebé.

Lamentablemente este fenómeno transitorio lleva muchas veces a la suspensión del pecho, el reemplazo por leche de fórmula y la consecuente disminución en la producción láctea  por falta de succión y al abandono final de la lactancia materna.

La principal recomendación en lactantes sanos de término o cercanos al término es la lactancia a libre demanda.

ictericia3La disminución del aporte del pecho materno y la presencia de componentes que favorecen la absorción de bilirrubina pueden contribuir, como vimos, al desarrollo y prolongación de la ictericia en algunos bebés. Sin embargo, el apoyo profesional, la confianza hacia el mismo y el consejo oportuno deben ser los mejores aliados para que estos fenómenos no operen en detrimento de la lactancia materna.

Fuente: Conti R. “Dificultades durante la lactancia”. Programa Nacional de Actualización Pediatrica. S.A.P. 2018

 

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *