Inicio de clases 2019

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Comienzan las clases

UNA NUEVA OPORTUNIDAD

Marzo 2019clases1

El comienzo de las clases generalmente implica la reanudación de rutinas diarias abandonadas generalmente por más de 2 meses. A pesar que los padres no suelen tener vacaciones tan extensas también se ven afectados por el inicio escolar de los chicos. Los turnos médicos para los “famosos aptos” y la compra del material para el colegio suelen llenar las agendas de las familias, sin contar con los cambios de horarios en las comidas y la preparación de las viandas

En los niños, el inicio de clases suele activar diferentes emociones. Alegría por reencontrarse con sus compañeros y maestros, tristeza porque se acabaron las vacaciones y todo el tiempo libre para jugar y disfrutar con sus papás, enojo por volver a acostarse y despertarse temprano, miedo a comenzar un año nuevo y a separarse de sus papás, especialmente en los que recién inician algún ciclo escolar.

Los temores frente al primer grado de la escuela primaria no son sólo exclusividad de los niños. Los padres también suelen experimentar cierto temor por la respuesta del niño frente a la exigencia del colegio. Muchos miedos acumulados durante el ciclo preescolar pueden hacer eclosión durante los días previos al comienzo del primer grado. Ese temor probablemente pueda ser transferido al hijo, siendo este fenómeno el principal motor de la angustia o los nervios de muchos chicos.

escuela6

Es importante hablar con los hijos sobre aquello que les preocupa e inquieta, acompañándolos  para transmitirles seguridad. Frecuentemente, los niños logran en pocos días adaptarse exitosamente al colegio. Sin embargo, un número reducido de chicos pueden desarrollar síntomas físicos de ansiedad frente a esta situación, siendo los más frecuentes, dolor de cabeza y estómago, rabietas continuas, poco apetito, dificultades para dormir, falta de concentración, etc.

padrehijo3

Es muy aconsejable ir acomodando en forma paulatina el “reloj familiar” para que los nuevos horarios no deban ser cumplidos en forma brusca. Se deberán ir  graduando los horarios de descanso. No dormir suficiente hace más difícil mantener el nivel de atención necesario para aprender y conservar el buen humor.

La rutina escolar no debería abolir los buenos hábitos adquiridos durante las vacaciones. Así el deporte, la vida al aire libre y los juegos con amigos y compañeros fuera de la escuela deben continuarse. Incluso pueden afianzar aún más el proceso de socialización generado en la escuela.

clases3

Tampoco la escuela ni la famosa “tarea para el hogar”, deben ser motivo para que los padres no disfruten del juego con sus hijos, de compartir momentos y especialmente de escucharlos. Es importante enseñarles de a poco a administrar los tiempos y a fijarles metas claras para que puedan ser cumplidas cada día.

clases2

El inicio de las clases no significa de ninguna manera que solo la escuela sea la responsable de la formación y educación de los niños. Por mucho que los padres o cuidadores trabajen el deber de acompañarlos, hablarles, y de compartir sus emociones siguen siendo más que importantes.

Cada vez que un niño ingresa a la escuela lo debe hacer con el sostén de sus afectos, instrumentos que le servirán en gran parte de respaldo para afrontar adversidades y celebrar sus logros.

divorcio3

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *