Volver a la escuela

Share on FacebookTweet about this on Twitter

clases1Inicio de las clases

PUEDE SER MÁS SENCILLO

Marzo 2016

A todos se nos hace difícil comenzar con la actividad luego de un período de vacaciones. Más aún, los niños luego de un receso de casi tres meses suelen sentir en cuerpo y alma el inicio del ciclo escolar.

Es sencillo pensar que se necesita una adecuación progresiva al nuevo ritmo de vida. Sin embargo no todas las familias destinan tiempo para dicha tarea. Los resultados de no tenerlo en cuenta pueden ser poco satisfactorios.

De un día para el otro no puede terminar el hábito de acostarse y levantarse tarde, las comidas en el club o con amigos o todo tipo de actividad lúdica que se venía desarrollando durante las vacaciones. Por el contrario, se recomienda una preparación en la casa, semanas previas modificando costumbres y especialmente ritmos de sueño. Es importante que también los grandes acompañen dichos cambios.

Muchos chicos, generalmente pequeños, preguntan a sus padres por qué deben concurrir a la escuela. Los niños que inician el jardín suelen llorar e incluso los que ya se habían adaptado  el año anterior parecen al inicio retroceder, extrañando a su familia.

adaptacion8

Los padres deben conversar con sus hijos, tranquilizarlos, haciéndoles notar los aspectos positivos de empezar la escuela, entre estos volver a ver a sus amigos, conocer otros nuevos, tal vez conocer una nueva escuela, etc.

bullyng3Los niños más grandes reiniciarán la relación con muchos compañeros, enfrentándose a nuevos desafíos que plantean la convivencia diaria. Será el momento en el que los grupos volverán a integrarse, a aceptar y muchas veces a rechazar el ingreso de algún nuevo  o viejo componente. Se revalidarán liderazgos.

clases mochilaLógicamente la atención de la familia generalmente recae en el niño que comienza algún ciclo, desde el inicio del jardín, el primer grado, la secundaria o incluso la entrada al nivel terciario o universitario. No obstante ello, cualquier escalón educativo merece una adaptación y una comprensión por parte de los demás. La actividad académica de todo niño o joven modifica en muchos aspectos el funcionamiento del organismo y a partir de allí podrán surgir algunos problemas que durante las vacaciones no se notaban. Los problemas en la visión, los auditivos, la mala pronunciación, posiciones viciosas motivadas por la mochila, etc. hacen que las consultas médicas se incrementen durante las primeras semanas de clases.

kioscos saludables3La modificación en los hábitos alimentarios es otro aspecto a considerar. Vuelven las viandas, los kioscos y los comedores escolares. Muchos extrañarán las comidas del verano y esperarán la llegada de la cena para reencontrarse con la cocina de “mamá”. Otros en cambio aprovecharán para comprar alimentos  poco saludables en kioscos o repetirán raciones, incorporando calorías innecesarias en relación al estado nutricional.

dolordepiernas1Las cefaleas, generalmente de origen tensional, los dolores musculares, acompañando a la aparición del “nuevo” docente de educación física con ejercicios “difíciles”, el dolor abdominal cólico que suele acompañar a los nervios del primer día de clase son solo algunos de los señales adaptativas que el organismo acostumbra enviar.

El retorno a la escuela es un buen momento para establecer reglas y hábitos de estudio que seguramente traerán buenos resultados al final del curso. Si en años anteriores no se elaboraron, siempre es bueno iniciarlas.

Cuando los chicos empiezan las clases la familia entra a la escuela con ellos, facilitando la adaptación, modificando o corrigiendo hábitos poco saludables y resolviendo de la mejor forma los problemas que puedan surgir. Es bueno que todos participen. Vale la pena más que sufrirlo, disfrutarlo, como una de las etapas más maravillosas de la vida.

logo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *