Lesiones graves en el deporte

By | 27 noviembre, 2021
Share on FacebookTweet about this on Twitter

LA PREVENCIÓN DE LESIONES GRAVES EN EL DEPORTE

¿Qué son los índices de Torg y Pavlov?pavlov7

Diciembre 2021

La actividad física garantiza una mejor calidad de vida y protege a la salud en todas las edades. No obstante, siempre se necesita una supervisión para conocer si las características de los ejercicios o el deporte a practicar son compatibles con determinadas edades, con patologías o enfermedades previas o características constitucionales de cada persona.

Existen deportes de bajo y de alto impacto. La diferencia entre unos y otros está dado en que los primeros tienden a ser más vigorosos e intensos sobre huesos, músculos y articulaciones, pudiendo por lo tanto provocar lesiones si se practican sin el cuidado y la supervisión adecuada. Corresponden a este tipo de actividad la carrera, el baile, el fútbol, rugby, básquet, etc. En general lo son todos los deportes que incluyan movimientos que obligan a despegar los pies del suelo, demanden mucha fuerza y sean de gran intensidad, pues el peso del cuerpo debe ser soportado durante el movimiento.

lesionesdeportivas

En cambio, son de bajo impacto aquellas actividades o movimientos que no involucran una significativa cantidad de fuerza ejercida sobre las articulaciones. Normalmente ambos pies, o al menos uno, permanece en contacto con el suelo la mayoría del tiempo, o el cuerpo tiene un soporte. Ejemplo de ellos son la natación, el ciclismo no competitivo, el yoga, las caminatas, etc. Pueden ser fácilmente adaptadas a todos los niveles y edades. Estas actividades atenúan la cantidad de fuerza que se aplica al cuerpo y, por lo tanto, son menos agresivas para las articulaciones, los huesos y demás tejidos.

deporte4

Hay también deportes denominados de contacto, en relación al contacto físico durante su desarrollo, generalmente contra el cuerpo de otro deportista o el suelo. Si bien habitualmente se incluyen todas las actividades de lucha y defensa: yudo, karate, taekwondo, etc. hay también deportes que por sus características ponen en contacto físico a dos o más personas con el fin de controlar una pelota o balón. Son los casos, entre otros, del fútbol, el basquet y el rugby.

deporte1

Todo deporte, y en especial los de alto impacto y contacto como estos últimos requieren de una supervisión especial, no solo para favorecer el desempeño de los deportistas, sino también para evitar daños al practicarlos. Hay regiones del cuerpo, huesos, articulaciones y músculos que requieren consideración especial en cada uno de ellos.

Un ejemplo claro de esto último lo constituye en el rugby la posibilidad de lesión sobre la médula espinal a nivel dorsal del cuello. Si bien el riesgo no es específico de este deporte, durante el juego y, especialmente en el scrum, puede producirse una flexión casi extrema del cuello seguida de traumatismo, lesionando las vértebras cervicales y la médula espinal contenida dentro de ellas.

pavlov4

La columna vertebral, además de la función de sostén, recubre y protege en casi toda su extensión a la médula espinal de donde parten nervios relacionados con los movimientos y la sensibilidad de todo el cuerpo.

pavlov2

La lesión de la columna cervical es un cuadro catastrófico dado que puede producir cuadriplejía, lo que significa una parálisis de por vida de las 4 extremidades, dado que compromete a la médula espinal con los filetes nerviosos destinados a brazos y piernas, según el nivel del traumatismo.

Sin embargo, se sabe que hay características constitucionales que favorecen la aparición de esta grave lesión y que pueden detectarse, evitando la práctica activa de estos deportes.

En el año 2009, después de que 2 jugadores de rugby se lesionaran la médula espinal, la Unión Argentina de Rugby incorporó, entre los chequeos médicos para ser fichado como jugador, un estudio radiológico para estimar el ancho del canal medular en relación al cuerpo de la vértebra. Si ese canal es estrecho en forma constitucional la persona no puede jugar al rugby dado que el riesgo de sufrir lesiones a ese nivel es significativamente alto.

pavlov1

Muchos adolescentes llegan al consultorio con la solicitud o el resultado del mencionado estudio sin conocer generalmente el motivo del mismo. Por medio de una radiografía de la columna cervical con la tecnología adecuada, se trazan líneas que toman las medidas correspondientes, tanto de las vértebras cervicales como del canal medular, efectuándose un cociente conocido como índices de Torg y Pavlov, habitualmente informados en el estudio.

pavlov3

La confirmación, en caso de detectarse la estrechez por medio de esta técnica, impide la práctica del rugby hasta tanto se confirme el diagnóstico por medios más complejos.

Es comprensible el pesar de un joven cuando se entera por esta técnica que no puede practicar su deporte favorito, particularmente en forma competitiva. Sin embargo, la posibilidad de lesión y sus terribles consecuencias dejan en claro el camino a seguir.

Prevenir riesgos practicando deportes es la mejor forma de poder iniciarlos y continuar desarrollándolos, evitando lesiones que pueden no solo es del deportista sino de la sociedad toda.

Fuente: «Un estudio médico para prevenir accidentes en el Rugby». “Informativo hoy”. Las Grutas. 2018.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *