El babeo de los bebés

By | 27 noviembre, 2021
Share on FacebookTweet about this on Twitter

EL BABEO

La importancia de la salivababeo6

Diciembre 2021

Todos los bebés babean, algunos mucho más, otros menos, algunos en forma precoz y otros babean por un tiempo más prolongado, todas variantes normales dentro de la maduración que va experimentando el niño.

El babeo se hace evidente entre los 3 y los 6 meses de edad período en el cual las necesidades de satisfacción pasan por la boca. Históricamente se reconocía al babeo como la primera señal de aparición del primer diente, fenómeno que puede acompañarlo pero que no tendría relación directa con el mismo.

El babeo está constituido especialmente por la saliva del bebé. Posee numerosas características beneficiosas que durante este período de la vida cobran mayor importancia.  En principio, ablanda y humedece los alimentos sólidos que forman o formarán parte de la dieta del bebé; mantiene siempre húmeda la boca favoreciendo la acción de tragar, limpia la boca y brinda protección a los dientes.

babeo1

La saliva además contiene ptialina, una sustancia que convierte el almidón en azúcar, facilitando la digestión. Además, constituye por sí misma un antiácido natural, neutralizando los ácidos del estómago y protegiendo contra la caries dental.

En principio, el babeo surge de la acumulación de saliva debido a que los bebés la tragan en mucha menor frecuencia que un adulto. Del mismo modo, la baba retenida en la boca servirá en buena medida para deglutir con mayor facilidad los semisólidos que le ofrezcan. El reconocimiento de las manos y su introducción en la boca de sus dedos obran también como estímulo no sólo de la secreción de saliva sino como experiencia previa a la hora de procesar futuros alimentos. En realidad, el acercamiento al pecho materno y su succión es el primer y más intenso estímulo para su secreción.

babeo5

Entre los 6 y 8 meses suele aparecer la erupción de los primeros dientes y con ellos el dolor en las encías llevando al bebé a morder lo que tenga a su alcance para calmarlo. Todo ello es suficiente estímulo para incrementar la baba que fácilmente caerá por sus carrillos mojando mentón, cuello y ropa.

babeo4

Babear tiende a producir irritaciones cuando la saliva entra en contacto persistente con la piel, más aún durante el frío con cuellos y abrigos de lana. Es importante tener siempre a mano un pañuelo de algodón para secarla y, estando en casa, aprovechar el baño para higienizar la zona. Los baberos no siempre son de utilidad e incluso pueden agravar el problema si retienen la humedad junto con restos de alimentos.

babeo2

Algunas veces es útil la aplicación de alguna crema que a modo de impermeabilizante evite la humedad constante de la región. De esa forma además se podrán evitar infecciones oportunistas de la piel inflamada por el contacto con la saliva.

La persistencia del babeo en niños más grandes puede acompañar a trastornos madurativos o enfermedades neurológicas que requieren siempre la consulta al especialista.

Distinto es el origen del babeo brusco en niños pequeños, acompañado de fiebre, tos perruna y dificultad respiratoria. La laringitis “supraglótica” es la causante de dicho cuadro. De origen generalmente bacteriano produce obstrucción respiratoria por la inflamación de la glotis acompañada de tos de perro y un dolor tan intenso provocando que el niño evite tragar, lo que lleva a la acumulación de saliva que fácilmente escapa de la boca. El cuadro requiere rápida atención para resolver la urgencia respiratoria y actuar sobre la infección.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *