Archivo de la categoría: ALIMENTACIÓN SALUDABLE

La cultura del yogur

Share on FacebookTweet about this on Twitter

yogurEL EXCESO DE LOS POSTRES LÁCTEOS EN LA ALIMENTACIÓN DE LOS NIÑOS

DICIEMBRE 2011

El profesional le pregunta a la mamá de niño de alrededor de un año de edad – ¿Qué está comiendo su hijo?. Suele suceder que lo primero que se recuerde para responder sea: -Yogur!!.
El yogur y los postres lácteos se han incorporado de tal forma en nuestras vidas adultas que es difícil escapar a la tentación de incluir a nuestros hijos en esa «cultura». Publicitado y vendido como producto beneficioso para la salud del bebé hasta el anciano, el  yogur es un prodigio de la industria láctea, perfeccionándose en forma casi constante la composición, sus sabores, sus presentaciones e indicaciones. La publicidad crece y los envases cada vez atraen más la atención de los más pequeños.

yogurt1El yogur es un derivado de la leche de vaca, compartiendo con ella casi todos sus atributos y sus deficiencias. Por lo tanto no es un sustituto de la leche materna ni un complemento de la misma. No es un alimento completo, dado que su valor calórico no es suficiente en cantidad ni en calidad. No mejora el ritmo evacuatorio de un niño ni tampoco es una eficaz defensa contra las enfermedades.

 

¿Y los probióticos? : los probióticos son micro organismos que se adicionan a algunos yogures o alimentos lácteos y actuarían frente a algunas infecciones intestinales, compitiendo con los gérmenes patógenos. La realidad de su efecto es, a la fecha, cuestionada y discutida y no justificaría su inclusión por ese motivo en la dieta de los niños.

El yogur no es  rico en hierro, a pesar del enriquecimiento que algunos poseen. Por lo tanto no puede convertirse en el alimento fundamental para iniciar la alimentación semisólida. Tampoco constituye un alimento que por sí sólo provea las calorías necesarias de un niño en pleno crecimiento. El yogur no reemplaza a la variedad de alimentos que debemos ofrecerles. Tampoco en calidad.

 

Las frutas que algunos poseen no son las más aconsejables para los niños, dado que el valor vitamínico de las mismas siempre se pierden cuando no son frescas.

 


yogur2Pensar que un niño se está alimentando bien porque come mucho yogur es un error. Lo mismo si reemplaza el almuerzo o la cena por un pote o más del  mismo. Los alimentos a incluir luego de los 6 meses de lactancia materna exclusiva deben ser variados, adaptados al comienzo de la masticación, al aporte de nutrientes que necesite para crecer y a la variedad del sabor y la textura de los mismos. Cereales y hortalizas pisadas, carne de vaca o pollo bien cocida, polenta, maicena, etc.

 

El yogur tampoco debe ser el «rey» de los postres. En los niños pequeños siempre es mejor ofrecer frutas frescas lavadas y peladas. Tampoco la merienda debe estar relacionada con un yogur. Las frutas también pueden estar presente en las mismas.

La leche que consuma un niño desde los 6 meses seguirá siendo aportada por la lactancia materna, de ninguna forma por los yogures.

La mayoría de las características comentadas son compartidas también por productos lácteos similares como los postrecitos lácteos, flancitos, etc.

El yogur requiere adecuada conservación y mantenimiento de cadena de frío. Puede ser fuente de contaminación e infección en caso de no cumplirse con la misma, principalmente en verano cuando más se abusa de su consumo.

¿Qué hacer entonces con el yogur? : El yogur es un alimento lácteo que no debe incluirse entre los primeros a ofrecer cuando se inicia la alimentación complementaria, luego de los 6 meses de edad. Es preferible que el niño lo pruebe a partir del segundo año de vida. Que nunca reemplace a alguna comida y que jamás se constituya como garantía de alimentación adecuada.

 

Estrategias para alimentar bien en la escuela

Share on FacebookTweet about this on Twitter

kioscos saludables4COMEDORES, Y KIOSCOS SALUDABLES

Octubre 2010

La buena alimentación se debe promover desde temprana edad también en las escuelas. No basta con dedicar clases especiales al tema. Es importante también enseñar con el ejemplo. Las comidas que se sirvan en los colegios deben ser adecuadas, tener calidad, cantidad y variedad. En la composición de los menúes deben intervenir siempre nutricionistas que elijan y aprovechen de manera más eficiente las materias primas que adquiera el establecimiento. Del mismo modo dichos profesionales deben responder a los requerimientos especiales que puediera necesitar algún niño y atender las recomendaciones al respecto de padres y médicos que lo atiendan.

kioscos saludables3

Muchos chicos que no comen en los colegios pero que cumplen doble turno suelen llevar viandas. La composición de las mismas supone un desafío de los padres, eligiendo comidas fáciles de preparar, nutritivas, fáciles también de comer y que logren saciar el apetito del niño en períodos relativamente cortos.
¿Qué incluir en una vianda?. En primer término la fruta es un alimento que cumple con la mayoría de las condiciones dependiendo la época del año en su elección. Será importante que la escuela cuente con heladera para mantener la cadena de frío, principalmente para los productos lácteos: quesos y yogures. Del mismo modo se pueden elegir alimentos tan nutritivos como la carne, en variadas formas de preparación: cocida en lonjas, milanesas, pastel de carne y legumbres, siempre y cuando la institución cuente con medios de calentamiento rápido (microondas).
¿Qué no es aconsejable incluir en una vianda?. En general no se aconsejan alimentos muy salados ni demasiado condimentados como lo son las papas fritas, palitos y maicitos. Se deben evitar incluir salchichas o hamburguesas, a excepción de las caseras siempre y cuando sean delgadas para permitir la completa cocción en su interior y de ambos lados. No son tampoco adecuados los fiambres y las ensaladas por la rápida contaminación en épocas de calor, más aún si no hubiese heladeras. Se debe evitar la inclusión de golosinas de cualquier tipo, los jugos y las gaseosas. Todos ellos llevan a que el apetito disminuya a favor de una pobre nutrición. Por otra parte, fuera de la casa, la higiene bucal siempre es más dificultosa, favoreciendo la aparición de caries. La bebida por lo tanto será siempre el agua de fuente segura.
Los kioscos de los colegios deben ser «saludables», poniendo en práctica lo que se enseña en las aulas. No deberían expender comidas o alimentos que pudieran perjudicar la salud de los niños. Un ejemplo lo constituyen los sándwiches de fiambre con gran contenido de pan. Nunca serán aconsejables dado que producen gran saciedad sin alimentar en forma adecuada. Si a eso le sumamos una gaseosa, lo ingerido en un recreo probablemente interferirá en la comida a recibir en la casa durante el mediodía o noche. Los chicos con sobrepeso u obesos no deberían comprar a su antojo cualquier tipo de alimento o golosina. Es responsabilidad de los padres y del colegio cumplir la dieta establecida por el médico. Si bien el kiosco cumple una actividad comercial, debe recibir indicaciones de la Institución para limitar la oferta de alimentos que se consideren poco saludables. Del mismo modo debe identificar a los niños que por algún motivo no puedan ingerir algunas preparaciones: obesos, celíacos, alérgicos, etc.

Cocinando para los más chiquitos

Share on FacebookTweet about this on Twitter

cocinarLA COCCIÓN DE LOS ALIMENTOS

Julio 2010

A LA HORA DE SERVIR Siempre a temperatura adecuada. Los alimentos no deben permanecer a temperatura ambiente más de tres horas.
¿CÓMO DEBEN COCINARSE LAS CARNES? Hay que asegurarse que las carnes nunca estén jugosas o rosadas, para evitar el desarrollo de bacterias. Se considera que la carne está bien cocida cuando el suero que libera al cocinarse es transparente. El pollo no debe tener partes rosadas. El pescado cocido debe tener color blanco. Se debe acondicionar un sector de la parrilla cuando se hace asado especial para los niños.
¿ Y LA CARNE PICADA? Cocinar completamente las carnes y las comidas que lleven carne picada: (hamburguesas, albóndigas, etc) hasta que nos queden partes rojas en su interior. Es difícil alcanzar con el calor las capas profundas de la carne picada, por lo que se recomienda reducir las porciones y en el caso de las albóndigas «achatarlas» Exigir que la carne sea picada a nuestra vista. Consumirla dentro de las 48 hs. guardándola siempre en la heladera.
  ¿CÓMO SE COCINAN LOS             HUEVOS? Deben estar siempre bien cocidos. La clara y la yema deben tener consistencia compacta. Siempre lavarlos luego de comprarlos antes de guardarlos en la heladera. No preparar huevos pasados por agua porque en ellos la cocción es incompleta, pudiendo estar contaminados con bacterias.
     ¿Y LAS VERDURAS? A los menores de 12 meses es preferible ofrecer verduras cocidas. Cocinarlas con poca agua, al vapor o al horno para mantener el valor nutritivo. Hacer cocciones rápidas sin hervirlas para que no pierdan sus sales minerales.
    ¿SE PUEDE USAR EL        MICROONDAS? Sí. Tener cuidado con el distinto tiempo de cocción de los distintos alimentos para evitar comidas muy calientes o poco cocidas. Utilizar siempre material de vidrio.
     ¿ Y LAS FRITURAS? Ocasionalmente con las siguientes recomendaciones: Utilizar abundante aceite, introducir el alimento cuando el aceite esté bien caliente y regular la temperatura para que éste no se queme. Al finalizar colocar el alimento sobre papel absorbente. Dar a los niños los primeros alimentos fritos, utilizando el primer aceite. No mezclar diferentes clases de aceites ni reutilizarlos.
 

6 meses: la edad justa para sumar alimentos

Share on FacebookTweet about this on Twitter

alimentando¿QUÉ PLATOS SE PUEDEN PREPARAR?
Junio 2010
6 MESES

PECHO A DEMANDA
MÁS
UNA COMIDA AL DÍA

 

  • Comenzar con unas cucharaditas de papilla de cereales: arroz bien cocido, polenta, maicena.
  • Agregar hortalizas como papa sin brotes, batata, mandioca, zapallo y zanahoria.
  • No hace falta agregar sal   ni azúcar.
  • Agregar en cada comida  una cucharadita de aceite, manteca o queso crema.
  • Una semana más tarde agregar un pequeño trozo de carne sin grasa (de   vaca o de pollo), bien cocida, a la plancha, a la parrilla o hervida, rallada    o procesada.
  • Como postre se pueden ofrecer purés de pulpas de frutas maduras, manzana, banana, peras, durazno, etc. Bien lavadas y peladas.
     Ejemplos:

  • Polenta con queso crema. Manzana rallada.
  • Papilla de pollo y calabaza. Banana madura y pisada.
  • Bebida: agua hervida fresca o agua mineral.
ENTRE LOS 7 Y 8

MESES

 

  • Papillas que tengan harina de trigo, sémola o fideos chicos finos (ejemplo: cabellos de ángel), avena arrollada, cebada
  • Papillas de otros vegetales triturados, (ejemplo: zapallitos).
  • Yema de huevo dura y isada, agregada a los  purés y otras preparaciones.
  • Papillas de legumbres bien cocidas, tamizadas y sin piel, (lentejas, porotos, garbanzos).
  • Agregar un pequeño trozo de carne de vaca o ave bien cocida, desmenuzada, picada o rallada (2cucharadas). Una vez   por semana se puede reemplazar por hígado   bien cocido y molido.
  • Postres con leche como flanes, cremas de maizena, arroz, polenta con leche y sémola con leche. Puede utilizar la leche materna para prepararlos.
  • Pan ligeramente tostado: bizcochos secos. Vainillas.
  • Agregue quesos cremosos  o tipo fresco en las preparaciones.
  • Dar todos los días una   fruta y una verdura de   color amarillo, anaranjada   o verde.

SE INCORPORAN

 

A PARTIR DE
LOS 7 MESES
 :

 

Yogur, quesos y yema de huevo

 

A PARTIR DE
LOS 8 MESES
:


Trigo, avena, cebada, centeno y todos sus derivados.

 

Ejemplos de preparaciones:

 

  • Puré mixto con carne
  • Polenta con queso. Fruta fresca.
  • Fideos con pollo y salsa blanca
  • Pan de carne con zanahorias
DESDE

LOS 9

MESES

HACIA EL AÑO

 

3 o 4 COMIDAS

AL DÍA

MÁS

PECHO

A DEMANDA

 

  • Incorporar ya todas las frutas, bien lavadas y peladas, en trocitos, (pulpa de mandarina y naranja, frutilla, ciruela, higo, melón, sandía, etc).
  • Verduras (remolacha, brócoli, cebolla, además  de las ya incorporadas)   y cereales en preparaciones como budines con salsa blanca, ricotta en ensaladas cortadas en trozos  chicos.
  • Pulpa de tomates, (sin  piel ni semillas), remolacha, espinacas.
  • Choclo rallado o triturado.
  • Incorporar los pescados teniendo cuidado con las espinas.
  • Huevo entero, bien cocido y picado o en preparaciones como budines, tortillas y rellenos, (dos o tres  veces por semana, en reemplazo de la carne).
  • Pastas rellenas y guisos, poco condimentados.
  • Queso tipo postre y de rallar, (untable, ricotta, portsalut, Mar del Plata, muzzarella)
  • Dulces de batata o membrillo
  • Utilizar una cucharada de aceite para condimentar.
  • No es necesario añadir  sal, agregar poco azúcar.
  • La bebida ideal es el agua potable.

SE INCORPORAN:

A PARTIR DE

LOS 9-10 MESES:

Huevo entero
y pescados

 

A PARTIR DE

LOS 12 MESES:

Leche de vaca entera

 

Ejemplos de preparaciones:

  • Ravioles o canelones de verdura o ricotta
  • Guisos de arroz con pollo.
  • Budín de vegetales y carnes.
  • Ñoquis caseros
  • Verduras revueltas con huevo entero.
  • Polenta con salsa no picante.
  • Zapallitos rellenos, con carne o arroz.
  • Puré de lentejas, calabaza y queso fresco y bolitas de calabaza.

 

ALIMENTOS NO RECOMENDADOS

Fiambres, hamburguesas y salchichas.
Comidas muy condimentadas y/o picantes.
Té de yuyos, (anís estrellado, tilo, manzanilla, payco, yerba de pollo)-
Soja o preparados con soja, (ej. jugos de soja)
Gaseosas, jugos artificiales.
Productos salados: palitos, chizitos, papas fritas, etc.

Alimentación saludable

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Baby Being Fed

6 meses:
la edad justa

A los 6 meses de vida se incorporan los alimentos semisólidos en forma progresiva y paulatina hasta el año de edad.

alimentando

Alimentación perceptiva: ¿Que es?

Percibir es observar, ver, estar atento en un momento tan importante como la comida. 

 

cocinar

Claves en la alimentación

La OMS, Organización Mundial de la Salud estableció 10 reglas de oro que se deben seguir siempre

The kids eat lunch. Yellowstone 7/98

Comidas del verano

Comer en la playa, paseos, campings, etc. son las alternativas que frecuentemente nos ofrece la época estival.

 

seguridad alimentacion1

Día alimentario 

Uno de los recursos más útiles para evaluar la nutrición de un niño es interrogar a la madre o al familiar a cargo sobre la comida del día anterior a la consulta

kioscos saludables3

Kioscos saludables

La buena alimentación se debe promover desde temprana edad también en las escuelas. No basta con dedicar clases especiales al tema.

suh2

Maldita hamburguesa

Escuchamos en forma frecuente casos de niños que habiendo ingerido hamburguesas o productos relacionados con la carne desarrollaron una diarrea o gastroenteritis graves.

vegetariana4

Cocinando para los más chiquitos

La cocción y preparación correcta de los alimentos

yogur

La cultura del yogur

El profesional le pregunta a la mamá de niño de alrededor de un año de edad – ¿Qué está comiendo su hijo?. Suele suceder que lo primero que se recuerde para responder sea: -Yogur!!.

conservacion5

Conservación de alimentos

Evitemos la contaminación respetando la cadena de frío

 

 

vegetariano6

Alimentación vegetariana

La dieta vegetariana no puede contemplarse sólo en términos de nutrición, sino que también conforma una actitud y estilo de vida

agua5

Los niños y la sed

Cuando el organismo requiere agua, la misma siempre es aceptada. Es importante instalar el hábito de beber agua fresca.

 

 

miel

Cuidado con la miel

Lo más importante es que tanto la miel de caña como la de abeja pueden contener esporas de clostridium botulinum, el microrganimo productor de botulismo

 

 

Young Woman Preparing Noodles

10 preguntas, 10 respuestas

Las 10 preguntas más frecuentes sobre alimentación en el consultorio

 

 

yogur2

¿Qué le cocino hoy?

Platos ricos y prácticos para los bebés

 

 

anorexia2

¡Mi hijo no me come! 

La frase se repite en muchos consultas. «¡Mi hijo no me come nada!» «No tiene el menor interés por la comida». «Si por él fuera no comería nunca».

 

comidas1

¡A comer!

La llegada del niño a la mesa familiar

Alimentación perceptiva

Share on FacebookTweet about this on Twitter

alimentando¿QUÉ ES LA ALIMENTACIÓN PERCEPTIVA?

Abril 2008

Practicar la alimentación perceptiva implica:

  1.  Alimentar a los bebés directamente y asistir a los niños mayores cuando comen por sí solos, respondiendo a sus señales de hambre y satisfacción.
  2.  Alimentar despacio y en forma paciente, alentando al niño a comer, pero sin forzarlo.
  3.  Si el niño rechazara varios alimentos, se deberá experimentar con diferentes combinaciones de alimentos, sabores, texturas y métodos para animarlos a comer.
  4.  Reducir las distracciones durante las horas de comida para evitar que el niño pierda interés.
  5.  Recordar que los momentos de la comida son períodos de aprendizaje y amor. Hablar con los niños y mantener el contacto visual.

Perceptiva proviene de percepción.

Percibir es observar, ver, estar atento en un momento tan importante como la comida. Es de una enorme riqueza la observación del comportamiento del bebé durante la alimentación. El niño, al probar cada bocado, realiza una cantidad de experiencias de texturas, viscosidades, consistencias y temperaturas, pero también observa las respuestas de la madre ante cada reclamo, demanda o rechazo.

La cuchara es el símbolo de la comida Representa la oportunidad para realizar también con ella experiencias importantes para promover y motivar.

Las claves en la alimentación

Share on FacebookTweet about this on Twitter

cocinarCÓMO ELEGIR LOS ALIMENTOS, CÓMO COCINARLOS

Diciembre 2007

La OMS, Organización Mundial de la Salud estableció 10 reglas de oro que se deben seguir siempre para asegurar la preparación higiénica de los alimentos.

  1. Elegir alimentos, según los casos tratados con fines higiénicos. Ej. Leche. Siempre pasteurizada.
  2.  Cocinar bien los alimentos. Se debe alcanzar por lo menos los 70ªC en toda la preparación.
  3.  Consumir inmediatamente los alimentos cocinados. Cuanto más se espera, más posibilidad de contaminación.
  4. Guardar cuidadosamente los alimentos cocinados. Bien refrigerados. Nunca meter en la heladera comidas aún calientes En el caso de alimentos para lactantes lo mejor es no guardar.
  5. Recalentar bien los alimentos cocinados. Para destruir a los microorganismos que pudieran haberlos contaminado.
  6. Evitar el contacto entre alimentos crudos y cocinados.
  7. Lavarse bien las manos. Antes de cocinar,si hay interrupciones si se manipularon  alimentos crudos habrá que volver a lavarse para seguir cocinando.
  8.  Mantener escrupulosamente limpias todas las superficies de la cocina.
  9. Mantener los alimentos fuera del alcance de insectos, roedores y otros animales,incluyendo las mascotas.
  10. Utilizar agua pura. No sólo es importante para beber sino para la que se usa en la preparación del alimento.

El calor y los alimentos

Share on FacebookTweet about this on Twitter

comidas3LAS COMIDAS DEL VERANO

Diciembre 2006

Llega el calor y con él se incrementa la aparición de enfermedades gastro- intestinales. Los vómitos y las diarreas se convierten todos los veranos en el motivo de consulta más frecuente en guardias y consultorios. Evidentemente las causas más importantes para la irrupción de estas patologías hay que buscarlas en la preparación y la conservación de los alimentos cuando la temperatura ambiente es elevada. Es bien sabido que cuanto más calor, más rápido se reproducen microbios con particular predilección por el aparato digestivo. Por lo tanto habrá que prevenir con firmeza el ingreso de los mismos. Ante todo las medidas de higiene recomendadas en toda época del año deben profundizarse en el verano. El lavado de manos tanto del que cocina como de los que van a comer es fundamental. El agua potable segura para beber y cocinar, la erradicación de moscas en los ambientes con alimentos y la buena conservación de los mismos.

En este último punto habrá que recordar el mantenimiento de la cadena de frío en productos refrigerados. Esto implica comprar los mismos en comercios responsables adquiriéndolos en último término para que sea menor el tiempo que permanezcan sin frío.

Las carnes deben ser cocinadas en forma completa, evitando el “vuelta y vuelta” o los bifes “jugosos”.

Alimentando bien a los niños

Share on FacebookTweet about this on Twitter

alimentandoNUEVE MENSAJES PARA LA BUENA ALIMENTACIÓN

Agosto 2006

Que los niños crezcan sanos, aprendan y se desarrollen depende en gran medida de una buena alimentación desde los primeros días de vida. Por eso será muy importante anotar y seguir estas sugerencias:

  1.  Alimentar a los bebés nada más que con leche materna durante los primeros 6 meses y continuar amamantándolos hasta los 2 años o más.
  2.  A partir de los 6 meses es necesario complementar la leche materna con otros alimentos, agregándoselos de a poco.
  3.  Es importante tomarse el tiempo para darles de comer bien, ayudándolos, con tranquilidad, para que se acostumbren a lo nuevo.
  4.  A partir del año de vida, los niños pueden compartir la mesa familiar y comer los mismos alimentos que consume el resto de la familia.
  5.  Cuidar la higiene en la preparación de los alimentos y durante la alimentación misma.
  6.  La formación de hábitos alimentarios saludables se empieza desde los primeros años de la vida.
  7.  Cuando los niños se enferman hay que darles comidas pequeñas, sencillas, livianas y más seguidas. ¡No suspender la comida en un niño enfermo!
  8.  En forma periódica controlar el crecimiento y desarrollo del niño, llevándolo al médico.
  9.  Acaricie a sus niños con ternura, demostrando su amor.

 

(Guías alimentarias para la Población infantil.Min.Salud y Amb.Nación)

El día alimentario

Share on FacebookTweet about this on Twitter

comidas4LA FORMA DE SABER SI UN NIÑO COME EN FORMA ADECUADA

Diciembre 2005

Uno de los recursos más útiles para evaluar la nutrición de un niño es interrogar a la madre o al familiar a cargo sobre la comida del día anterior a la consulta. O sea, que nos mencione todo lo que comió el chico durante un día determinado, (generalmente el anterior porque se recuerda mejor). De esa forma quedará expresado la frecuencia de las comidas, las cantidades y los  alimentos que integran la dieta. Esto es muy importante frente a niños con bajo peso, con falta de apetito o con alteraciones en el crecimiento.

De esta forma llegamos a algunas conclusiones que pueden explicar muchas veces el origen de los trastornos. Aquí van algunos ejemplos:

–          Ingesta de bebidas azucaradas en grandes volúmenes.

–          Preparaciones con “texturas” de comida inapropiadas para la edad.

–          La ingesta importante de pan en forma reiterada.

–          Las infusiones, especialmente el mate cocido.

–          Las golosinas.

–          Las carencias de frutas, verduras y hortalizas.

–          Las preparaciones monótonas.

–          La ruptura de la cadena de frío en los alimentos que requieren congelación o refrigeración.

–          Administración de preparaciones que no reemplazan el valor nutricio de una mamada, (en el lactante) o de una ración de leche en el niño más grande.