Viruela símica

By | 27 septiembre, 2022
Share on FacebookTweet about this on Twitter

VIRUELA DEL MONO

¿Me puedo enfermar?viruela1

Octubre 2022

Todos conocemos la existencia de la viruela símica, llamada popularmente como “viruela del mono”.  Pero la pregunta en cuestión es cuán expuesta puede estar cualquier persona a enfermarse.

Habiendo atravesado la brutal pandemia por Covid y el conocimiento acumulado para su prevención, la viruela del mono se nos presenta como un cuadro aún lejano, a pesar de la alerta internacional lanzado recientemente por la OMS.

Como comentamos en una entrega anterior, esta enfermedad se transmite por un virus muy parecido al de la viruela humana y que suele atacar a los simios, de allí su nombre. Por motivos que aún se desconocen periódicamente aparecen brotes de la enfermedad en humanos que generalmente se concentran en el continente africano. Durante este año comenzaron a observarse casos en Europa para finalmente distribuirse en el resto del mundo. Según la OMS, hacia fines de agosto se habían contabilizado 42.800 casos de viruela símica en 124 países y 12 fallecidos. Nuestro país contaba hasta ese mismo mes con 170 casos, concentrados principalmente en la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia homónima sin haberse presentado ningún caso fatal.

viruela12

La incubación de la enfermedad es de aproximadamente entre 7 y 15 días y se manifiesta especialmente por la presentación de vesículas llenas de líquido que evolucionan en el transcurso de una semana en costras que finalmente se desprenden. La localización de las mismas se encuentra en palmas de manos, plantas de pies, cara, zona genital y anal. Otros síntomas frecuentes son la fiebre, el malestar general, la inflamación de ganglios y los dolores en distintas partes del cuerpo.

Ante la pregunta sobre la posibilidad de contagiarse por esta enfermedad hay que aclarar que la principal vía de transmisión se da de piel a piel y por contacto prolongado con ropa, sábanas o pertenencias íntimas. Del mismo modo, el contacto con sangre, saliva o semen de alguna persona infectada son también vías de contagio.

viruela4

A diferencia de las enfermedades respiratorias, entre ellas el Covid, parece ser poco transmisible por vía respiratoria.  Por lo tanto, el contagio en medios de transporte por dicha vía es poco probable, excepción hecha del contacto con superficies contaminadas con las mencionadas secreciones. Tampoco es necesario el uso de barbijo, salvo encontrarnos en presencia cercana con un caso confirmado.

La población más afectada hasta el momento es la constituida por homosexuales hombres, probablemente por contacto íntimo con varias parejas lo que establecería una mayor posibilidad de contraer la enfermedad. Sin embargo, la viruela símica puede afectar a cualquier persona y es probable que con el transcurso del tiempo la misma pueda extenderse a otras comunidades.

covid mundo3

Por todo lo hasta aquí expuesto, ante la pregunta sobre la posibilidad de enfermar de algún individuo, es importante diferenciar actividades o conductas de riesgo para contraerla. A continuación, se exponen las distintas situaciones al respecto:

  • MÁXIMO RIESGO: Contacto sexual íntimo (con o sin preservativo) con personas con viruela símica. (Recordar que los enfermos contagian antes de presentar lesiones). Contacto directo con lesiones de piel, costras o fluidos corporales de una persona enferma.
  • ALTO RIESGO: Eventos en los cuales haya contacto sexual con múltiples personas. Besar o acariciar a personas con síntomas o diagnóstico confirmado. Compartir la cama, sábanas, toallas o elementos de uso personal. Compartir bebidas o mate con personas con síntomas compatibles.
  • RIESGO BAJO O IMPROBABLE: Utilizar el transporte público. Compartir el espacio laboral. Usar baños públicos. Hacer trámites. Concurrir a consultas médicas. Intervenciones quirúrgicas. Asistir a clases en ambientes cerrados. Ir a la pileta o al gimnasio. Probarse ropa en un comercio. Viajar en avión o transitar en un aeropuerto.

La mejor estrategia para la prevención de contagios es la de evitar riesgos. La viruela símica no constituye la excepción.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación. 2022.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *