Lactancia y medicamentos

Share on FacebookTweet about this on Twitter

¿PASARÁ A LA LECHE?pecho a demanda 4

Noviembre 2015

La leche de pecho es la alimentación específica para el bebé. No es suficiente decir que es la mejor. En realidad toda leche de sustitución debe considerarse nociva dado que aumenta significativamente el riesgo de infecciones y afecta el desarrollo cognitivo.
Afortunadamente se está consiguiendo que cada vez más madres den el pecho en forma exclusiva y continuada durante los primeros 6 meses de vida. Por otra parte en todo el mundo se ha registrado un progresivo aumento en la edad de mujeres que cursan su primer embarazo. Se estima que aproximadamente el 90% de las madres reciben algún tipo de medicamento durante la lactancia. Todos estos fenómenos han llevado a incrementar las consultas relacionadas con el pasaje a la leche de drogas o medicamentos recibidos por la madre.


pasaje a la leche1Lamentablemente la información al respecto no siempre es clara o fácil de obtener. Muchos remedios informan sobre dicho fenómeno y algunas veces han originado la suspensión o abandono del pecho sin motivo científico alguno. Esto es muy importante, en especial en las madres con enfermedades crónicas que requieren de por vida la dosis de alguna droga. Muchas veces la disyuntiva entre abandonar la lactancia o la medicación materna suele crear conflictos e incertidumbres.

En principio hay que saber que la mayor parte de la leche materna se produce en el momento en el que el bebé estimula el pecho, a través de la succión. Esto significa que el pasaje de la medicación a la leche está condicionado a la circulación en sangre durante el momento inmediatamente previo a la alimentación. Por otra parte no sólo hay que considerar la presencia de las drogas en la leche sino la posibilidad de absorción de la misma por el aparato digestivo del bebé. Es el caso de los medicamentos inyectables que pueda recibir la madre y que por tal motivo suelen poseer casi nula absorción por vía digestiva.
Otro punto a tener en cuenta es la distinta velocidad de metabolización y eliminación de la drogas por el bebé. Estos procesos suelen ser más lentos en estos organismos y la posibilidad de acumulación de la droga ingresada por la leche puede ser peligrosa.
No obstante estas observaciones, se puede afirmar que la mayor parte de los medicamentos parecen ser seguros durante la lactancia, incluyendo todos los antibióticos de uso ambulatorio, casi todos los antihipertensivos, (con excepción del atenolol y demás betabloqueantes), los medicamentos para el asma y enfermedades respiratorias, los anticoagulantes y los remedios para la diabetes, incluyendo a la insulina.

                                             pasaje a la leche2                             el-pecho-materno                                               

En el caso del alcohol, si bien la ingesta de grandes cantidades debe ser evitada durante la lactancia, las pequeñas cantidades equivalentes a un vaso de vino o dos de cerveza pueden ser compatibles con la lactancia materna siempre y cuando exista un espacio de al menos dos horas entre su ingesta y el amamantamiento.
Finalmente es el médico, en especial el pediatra, el que puede asesorar sobre los efectos de los distintos medicamentos sobre la leche de pecho. No es conveniente nunca tomar decisiones apresuradas ya sea para suspender tratamientos como para evitar la lactancia materna.
Hay direcciones útiles en Internet que pueden consultarse en caso de duda. Una de ellas es http://www.e-lactancia.org

 

Fuente:García Bournissen F. Medicamentos y lactancia. Programa Nacional de Actualización Pediátrica. S.A.P. Buenos Aires, 2015.