Encopresis

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Una preocupación frecuente

¡TODAVÍA SE HACE CACA!encopresis3

Abril 2019

La encopresis es un trastorno por el cual el niño no controla la eliminación de materia fecal en edades en las cuales es habitual hacerlo. Generalmente la continencia intestinal se logra antes que la de la orina. Por ello el diagnóstico de encopresis suele surgir a partir de los 4 años.

Al igual que la enuresis, la encopresis puede ser primaria en el caso de no haber nunca controlado la eliminación de materia fecal o secundaria cuando una vez logrado dicho hábito comienza nuevamente a “hacerse encima”.

encopresis1En el control de la defecación intervienen numerosos factores entre los que se destacan la maduración del sistema nervioso y el armado de la estructura psíquica del niño. Dichos factores hacen que la llegada de materia fecal a la última parte del intestino provoque nuevas sensaciones. Los chicos comienzan a tocarse el pañal, a avisar de alguna forma, yendo hacia algún rincón de la casa o directamente sacándose el pañal.

El aprendizaje del control de esfínteres es para el niño una nueva situación. Es la primera norma social que debe aceptar postergando un placer, (expulsar las heces) o ceder algo propio, como lo constituye esperar el momento y el lugar que la cultura designe. Es importante considerar que dicho logro, si bien puede significar una adquisición cultural para el niño, puede constituirse en la pérdida de algo propio y solo suyo.

encopresis2

El niño que nunca controló la evacuación de las heces, (encopresis primaria), posee seguramente un trastorno madurativo que incluye seguramente la estructuración psíquica. Habría una falla en la represión de la satisfacción en la zona anal y en la aceptación de las normas establecidas.

En el niño que había llegado al control definitivo y comienza a perder materia fecal, (encopresis secundaria), generalmente existe un factor que lleva a la regresión de un logro adquirido. Suele ser un síntoma de algo que aflige al niño y que pone en evidencia su rechazo a dejar de ser pequeño.

constipacion2La constipación constituye una de las principales causas de encopresis. En estos casos el niño se encuentra capacitado para controlar las heces pero por distintos motivos retiene la materia fecal, eliminándola por rebasamiento. Es el niño que suele tener olor en sus ropas producto de ensuciarse por el continuo escurrimiento de sus heces. Algunas veces por dolor pero generalmente por un deseo interno de retener la materia fecal como objeto valioso al que no desea renunciar.

Otros niños pierden materia fecal sin tener registro de ello. Generalmente sufren encopresis primaria, mostrando dificultades madurativas importantes que los llevan frecuentemente a no diferenciar el afuera y el adentro, el yo y el otro, resultando en cuadros psíquicos de diversa consideración.

constipacion4Finalmente están los que habiendo controlado deciden evacuar en su ropa interior eligiendo un momento y un lugar para satisfacer sus ganas de defecar. Estos casos están relacionados generalmente a conductas de oposición, a cambios en la estructura familiar o del mismo hogar. Mudanzas, separaciones, nacimientos, violencia, etc, son ejemplos que pueden originar dicho trastorno.

En relación a todo lo comentado se puede afirmar que en la encopresis la esfera psíquica ocupa un lugar siempre importante. Por tal motivo también su tratamiento debe involucrar generalmente a un especialista que la aborde.

La encopresis como también la enuresis no son enfermedades. Constituyen síntomas de una organización psíquica de extrema complejidad. Generalmente un mecanismo que usan algunos niños para denunciar obstáculos que le dificultan el desarrollo emocional.

Fuente: Alonso F. “Encopresis” Programa Nacional de Actualización Pediátrica. SAP. 2018.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *