La escuela y el cambio de hábitos

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Vida y alimentación saludable

LA ESCUELA PUEDE MODIFICAR HÁBITOS
habitos6

Marzo 2020

 

Mantener un peso saludable es importante durante todo el año.

deporte4Terminan las vacaciones y durante las mismas muchos chicos han modificado sus hábitos alimentarios. Algunos, los que pudieron disfrutar de playas o paseos, habrán incrementado la actividad física a expensas de caminatas, actividades al aire libre o deportes varios. En cambio otros a pesar del turismo seguramente comieron de más y vuelven a sus casas más gorditos o panzones. Ni hablar de los que no pudieron viajar por vacaciones con la familia y por distintos motivos permanecieron en sus hogares, incrementando las horas de TV o de juegos electrónicos. En estos  casos, el sedentarismo, el calor y la ingestión de bebidas gaseosas constituyen serios perjuicios para la salud. En cambio, muchos a pesar de no viajar por vacaciones aprovecharon las mismas para caminar, jugar al aire libre, correr o bailar.

Desde ya que el acompañamiento de la familia es fundamental en la adquisición tanto de los buenos como de los malos hábitos en lo que a salud respecta. Del mismo modo, los distintos períodos en los que transcurre el año van brindando oportunidades para el cambio de conductas de vida. Las vacaciones acercaron algunas y también algunas familias las supieron aprovechar. Alimentos más saludables, vida al aire libre, actividades deportivas, etc. hicieron que chicos y grandes pudiesen dejar de lado la comida chatarra, el sedentarismo, el ocio e incluso el cigarrillo en adolescentes y adultos.

kioscos saludables3Durante estos días se abre otra oportunidad para iniciar prácticas de vida más saludables. Se inicia un año escolar y los temas comedores, viandas y horarios suelen aparecer en la mayoría de los cuadernos de comunicaciones.

A pesar que  la mayoría de las currículas escolares no destinan la cantidad de horas aconsejadas para realizar deporte, muchos niños y niñas poseen en la escuela el único lugar para desarrollar actividad física reglada y supervisada. Por lo tanto es una gran oportunidad que no debe perderse tanto por las instituciones educativas ni por las familias.

Vivimos una verdadera epidemia de niños con sobrepeso y muchos con obesidad. Frente a ella todos tenemos que encarar la prevención y el tratamiento. La familia estimulando la alimentación saludable en caso de transportarse viandas, la escuela garantizando un menú que pueda adaptarse fácilmente a las necesidades de cada niño en función de su estado nutricional, evitando según el mismo la repetición de raciones o adecuando sus tamaños y la instalación de kioscos saludables que promuevan el consumo de frutas como colaciones naturales.

habitos4

Una conducta simple y saludable es concurrir caminando a la escuela, cuando el tiempo y las distancias lo permiten, aprovechando la oportunidad para conversar con mamá o papá, interactuando con el ambiente. Los juegos durante los recreos también deben favorecer la actividad física. Es muy poco saludable que muchos niños y niñas permanezcan sentados en esos horarios a expensas de poder salir al patio, jugar a las escondidas, elástico o rayuela activando músculos y articulaciones.

clases3

Los cumpleaños durante el ciclo lectivo también brindan oportunidades para estimular la actividad física. Además de los alimentos saludables, los regalos deben orientarse a elementos que estimulen la práctica de deportes: pelotas, raquetas, arcos, aros, etc.

Desde ya la familia constituye un pilar fundamental en la transmisión de pautas, costumbres y hábitos. El hogar es la principal escuela. La utilización por los niños de TV o pantallas no debería superar las 2 horas diarias.

Los alimentos saludables se deben también conocer en la casa. Se deben elegir mejor los productos que se compran: frutas y verduras de estación, lácteos descremados para mayores de 2 años, restringir el consumo de: papas fritas, “chizitos”, golosinas, gaseosas de todo tipo, facturas, dulces y chocolates.

habitos3

Siempre tener en cuenta que el sobrepeso y la obesidad pueden provocar en el organismo diabetes, colesterol elevado, presión alta, problemas en las articulaciones y alterar la vida social de niños y adolescentes. Hagamos también escuela y aprendamos a combatir estos 2 flagelos durante todo el año.

Seguí también a La Carta del Doctor en logo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *