Pecho y coronavirus

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Poniendo el pecho a la pandemia

pechocovid6LACTANCIA MATERNA Y CORONAVIRUS

Agosto 2020

Los beneficios de la lactancia materna se encuentran ampliamente documentados, incluyendo no sólo al binomio madre-hijo sino también a la familia y al medio ambiente.

Sin embargo circunstancias relacionadas con el recién nacido o la madre pueden intervenir para evitar la puesta al pecho en forma transitoria o definitiva.

Por fortuna, existen muy pocos motivos médicos para que una madre no deba ofrecer pecho a su bebé. Alguno de ellos suelen relacionarse con enfermedades infectocontagiosas que pudieran transmitirse por medio de la leche.

pecho a demanda

La realidad es que en muy pocas ocasiones los beneficios de suspender la lactancia superan a los perjuicios ocasionados por tal determinación. Los aportes nutricionales, inmunológicos y psicológicos entre otros aportados por la lactancia materna son tan importantes en los primeros años de vida que resulta difícil encontrar un cuadro quela justifique.

La posibilidad de contagio de una enfermedad por intermedio de la leche se verifica cuando el agente causal se obtenga de la misma y cuando la transmisión del mismo pueda desarrollarse por vía digestiva.

pecho a demanda 4La aparición del SIDA en la década del 80 se convirtió en una de las indicaciones de suspensión de la lactancia materna, dada la comprobación del agente viral en la leche de madres HIV positivas y la posibilidad del contagio del bebé. No obstante ello, cabe recordar que en estos casos, la prevención comienza con el diagnóstico precoz de la madre y las medidas que se tomen durante el embarazo y especialmente durante la técnica del parto y la recepción del recién nacido.

Hay drogas que consumidas por la madre obligan a la suspensión del pecho. No son tantas como las que uno puede suponer o imaginar y la indicación siempre debe ser médica. Sin embargo, en la actualidad hay sitios de consulta en donde en forma inmediata se informa la inocuidad o el perjuicio de dar pecho consumiendo el medicamento indicado.

pechocovid5La aparición del Covid 19 supuso un nuevo desafío por la posibilidad de que dicha pandemia provocara la suspensión del pecho materno como medida de prevención. Más aún cuando la llegada del virus a todos los rincones de la tierra obligó a modificaciones y costumbres de gran arraigo entre las más variadas sociedades.

Afortunadamente la investigación y la experiencia de las distintas comunidades científicas confirmaron la inexistencia del agente viral en la leche de madres infectadas, resultados que hasta la fecha siguen vigentes.

pechocovid4Como sabemos, en forma general, los grupos de embarazadas, bebés y niños pequeños no son los más afectados por la pandemia.  Los recién nacidos infectados presentaron usualmente cuadros asintomáticos o leves y la causa del contagio señalada es el contacto íntimo del niño con su madre infectada desde el momento del parto, sin haberse encontrado en ninguno de los casos la presencia del virus en la leche materna.

pechocovid2En contrapartida, en leches de madres infectadas se han obtenido anticuerpos contra el virus que podrían promover la inmunidad del niño contra la enfermedad durante un período de tiempo aún no establecido. Estas defensas se sumarían a las que el pecho materno otorga a todo niño amamantado, especialmente durante los primeros seis meses de vida.

Por lo tanto la madre que curse Covid 19 y de a luz no debería suspender la puesta al pecho dado que no sólo no lo contagiaría sino que por intermedio de la leche le estaría aportando defensas.

Algunas veces  el mal estado general de la madre, a causa del coronavirus, obliga a la suspensión temporal del amamantamiento, pudiéndose en estos casos  reemplazarse por la extracción manual y la administración de la leche por medio de otros dispositivos.

pechocovid8

El Covid 19 es ante todo un virus respiratorio, su forma de contagio y primera diseminación requiere de esa vía. Dar pecho es un acto que supera con creces el mero hecho de aportar nutrientes y defensas. El contacto piel a piel del bebé con su madre  y la comunicación visual y verbal exigen la relación física estrecha y cercana.  Durante este vínculo es posible la transmisión viral de la madre hacia su hijo por medio de sus secreciones respiratorias. Ésta suele ser la vía de contagio de los bebés en los primeros meses de vida, más aún si la madre desconoce su enfermedad. En estos casos el uso de tapabocas o barbijos parece ser una medida aconsejable que permita continuar con la tan saludable práctica, minimizando los riesgos de contagio.

pechocovid3

Fuente: Mg Díaz Jéssica. “Leche humana y Covid 19. Resumen de evidencia actual. UMaza digital. Abril 2020.

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *